Síguenos

División de Honor

La complicada situación de Jano Cherr

©PhotoScrum. Cherr ante el Ciencias en las semifinales de la Copa del Rey.

El pasado 25 de mayo Jano Cherr fue condenado a cinco años de inhabilitación “de licencia federativa” y a una multa de 3.000 euros atendiendo a la gravedad de los hechos que se le imputaban. En concreto,  el Comité Nacional de Disciplina de Deportiva (CNDD) de la Federación Española de Rugby (FER ) sostiene que el ex jugador de Alcobendas fue uno de los responsables directos de la sanción impuesta a la  selección española y que llevó aparejada su exclusión de la próxima Copa del Mundo. Seis semanas después de que se hiciera público el castigo,  el club vascofrancés de San Juan de Luz, que milita en Federale 2, anunciaba el fichaje del jugador inhabilitado. A partir de entonces surgieron las dudas sobre si Cherr podría enfundarse o no otra camiseta de un equipo que compite fuera de España. Su castigo sigue vigente, ya que la mera presentación de un recurso contra su sanción ante el Comité de Apelación no suspendía su efectividad.  

En el caso de fútbol, hace dos años la Federación Inglesa impuso una sanción de diez semanas de inhabilitación a Kieran Trippier, un lateral derecho del Atlético de Madrid que había sido acusado un año antes de violar las normativas de las apuestas, en concreto las que se referían a un posible contrato con el club colchonero.  Como es sabido, el futbolista procedente del Tottenham acabó recalando en España y llegó a disputar varios partidos con su equipo hasta que el Comité de Apelación de la FIFA desestimó todos los recursos del Atlético de Madrid y el jugador quedó aparatado durante diez semanas de cualquier actividad relacionada con el fútbol, incluida la de asistir a los entrenamientos junto a sus compañeros.  

La reglamentación de World Rugby no deja lugar a dudas en el artículo 4 de su reglamento, que a alude al estado legal de los jugadores. Así, señala que una federación no deberá autorizar la emisión de un transfer a una persona que haya optado por jugar en otro país si está suspendido disciplinariamente, como es el caso de Jano Cherr. Este tipo de situaciones tienen sus excepciones si dicha sanción no supera las cinco semanas y si la federación de destino del jugador, en este caso la francesa, se comprometa “por escrito” a que se cumpla el castigo “por un periodo equivalente a lo que resta de la suspensión”. 

Por tanto, la FER no estaría obligada a remitir el transfer de Cherr si este llegara a pedirlo. Fuentes cercanas al jugador señalan que éste se muestra “sorprendido” por la aparición de informaciones que le relacionan con el equipo de Sam Juan Luz, una cuestión que, por cierto, el propio club se encargó de confirmar a través de sus redes sociales. Las mismas fuentes confirman que Cherr solicitó el transfer a su antiguo club hace más de quince días y que aún no tiene noticias sobre si se ha  llegado a tramitar o no y del mismo modo aseguran que no tiene nada firmado con el equipo vascofrancés porque “lo único que hay es un simple acuerdo verbal”. 

Salvo que Cherr se decida a acudir a la vía judicial si llegado el caso de tener que acudir al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) tampoco le diera la razón, parece que con el actual statu quo no va a poder disputar un partido oficial durante largo tiempo. Ahora bien, existe una posibilidad remota de que pueda hacerlo si el comité de apelación de la Federación Española de Rugby reduce su sanción a un par de meses con lo que el argentino podría estar en disposición de jugar en su nuevo club a la vuelta del verano. Lo tiene complicado porque las otras dos personas que firmaron el documento autoinculpatorio de falsificación de los documentos de Gavin van der Berg (José Ignacio Inchausti y Fernando Díez)  han visto cómo sus recursos eran desestimados este pasado lunes. 

En el caso de Cherr, cabe la posibilidad de que los miembros del comité de apelación sean más indulgentes por la actitud colaboradora del jugador tras la primera resolución de World Rugby. Cabe recordar que la FER, en su recurso de apelación contra la decisión de apartar a España de la próxima Copa del Mundo, dio mucha importancia a la aparición de “nuevas pruebas” que podrían dar un giro al caso. Esas nuevas pruebas habían sido aportadas de forma voluntaria por el propio Cherr. Se trataba de una serie de  pantallazos  de Whatsapp, de fecha 16 de noviembre de 2021, en los que figuraba de una conversación donde el jugador sudafricano y Jano Cherr charlaban sobre la posibilidad de amañar su pasaporte. World Rugby ni siquiera llegó a valorarlas.  

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más División de Honor

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad