Síguenos

7's

Cara y cruz para España 7’s en el europeo de Lisboa

©Diego Dolan vía FERugby

Las selecciones masculina y femenina de 7’s comenzaban en Lisboa este fin de semana el camino para estar en la Copa del Mundo de Ciudad El Cabo con la disputa de la primera de las dos series del campeonato Europa. Los Leones de Pablo Feijoo terminaron segundos en el torneo mientras que las pupilas de Pedro de Matías lo hicieron sextas.

La Selección española masculina de seven se tuvo que conformar con la medalla de plata tras verse superada por Alemania (7-21) en la finalísima de la primera Serie del Campeonato de Europa de la modalidad olímpica del rugby, que se ha disputado durante este fin de semana en el Centro de Alto Rendimiento de Jamor, en Lisboa. LosLeones7s, que habían batido por la mañana con claridad a Portugal (31-12), resultado que les aseguraba el liderato del Grupo A y, por ende, jugarse el título, no dieron con la fórmula para romper la fortísima defensa germana, cediendo de ese modo su primer y único partido en el torneo lisboeta. Sea como fuere, los pupilos de Pablo Feijoo tendrán la oportunidad de sacarse esa espinita la próxima semana en Cracovia (Polonia), con motivo de la disputa de la segunda y definitiva Serie del torneo continental, y tratar de retener la corona continental lograda hace un año en Moscú.

La final arrancó torcida para el combinado nacional de 7s, que a los dos minutos veía cómo Alemania lograba romper su disciplina defensiva con una rápida penetración del poderoso Tim Lichtenberg. Obligada a remar contra corriente desde los compases iniciales, Españabuscó dar movilidad al oval a lo largo de la línea con el objeto de crear alguna superioridad con la que abrir camino hasta la línea de marca germana, pero el impecable trabajo de zapa de su rival y su extraordinaria disciplina para placar, una y otra vez, a los pupilos de Feijoo, apenas le  permitió cobrarse un ensayo en todo el encuentro, el logrado por Edu López al borde del descanso, cuando los hombres dirigidos por Clemens von Grumbkowmandaban ya en el luminoso por 14-0.

El acto final fue un intento permanente de los Leones7s de echar abajo la tupida maraña defensiva de los centroeuropeos, con largas posesiones haciendo oscilar la pelota a la caza y captura de ese resquicio que les permitiera equilibrar la balanza y encarar el tramo decisivo con las espadas en todo lo alto. Ni siquiera el carrusel de cambios, dando entrada a hombres de refresco potentes y rápidos como Tobi Sainz-Trápaga o Tiago Romero, surtió el efecto deseado y Alemania se mantuvo firme en sus posiciones, sin ceder un metro más del necesario, aguardando su oportunidad para sentenciar. Esta llegó a dos minutos de la conclusión con una patada a seguir que pilló desprevenido al 7s hispano, ya volcado con todo al ataque, dando pábulo a la carrera larga de Koch, quien posó el oval tras la línea de marca del vigente campeón europeo, asegurando el oro para los teutones (7-21).

Pese a lo que pueda reflejar el marcador final, España tuvo que trabajarse y mucho su triunfo matinal frente al combinado anfitrión, sobre todo a raíz del primer posado de Portugal, logrado al filo del descanso para poner el contrapunto a un primer acto que los Leones7s dominaron de cabo a rabo, tanto en sobre el verde, como en el luminoso. Tres ensayos de Edu López, Tobías Sáinz-Trápaga y Javi de Juan, con una conversión por parte de Juan Ramos, plasmaban la nítida superioridad hispana en un derbi ibérico que, sin embargo, se complicaría tras el paso por vestuarios.

El siete luso, conducido desde el banquillo por Federico Sousa, ejerció de salida una defensa presionante sobre España que acabaría dando sus frutos en forma de ensayo y conversión, que lograban su objetivo de meter en dificultad a los nuestros (17-12). Con apenas una marca de distancia, los chicos de Feijoo se esforzaron en no cometer ninguna indisciplina, al tiempo que trataron de retomar esas rápidas transiciones con las que habían hecho añicos a Os Lobos en el acto inicial. Precisamente, de una situación comprometida sobre la propia línea de marca, el combinado nacional de 7s articuló una brillante jugada, con Pol Pla rompiendo como un cohete la línea de presión local, para acabar sirviendo el oval a Edu López, que firmaba un ensayo con sabor a final. La sentencia definitiva la pondría Nico Nieto, ya sobre la bocina, a la salida de una melé y tras hacer bueno el servicio a la corta de Juan Ramos (31-12).

©Diego Dolan via FERugby

La Selección española femenina de seven afrontó la primera manga del Campeonato de Europa planteando la experiencia lisboeta como una preparación perfecta para el clasificatorio al Mundial de mediados de julio.

Con dos victorias, ante Rumanía y Alemania, un empate, ante Escocia, y una derrota, contra Irlanda, las españolas terminaron terceras del Grupo B, y ya en la final por el quinto puesto no pudieron con República Checa, ante las que cayeron por 14-12.

Las Leonas7s, capitaneadas por primera vez por Beatriz Domínguez, cayeron por 14-21en el primero de los encuentros ante Irlanda, un conjunto muy en forma que brillado entre los mejores del mundo en las últimas HSBC World Rugby Seven Series. A pesar de todo, las españolas dejaron muy buenas sensaciones, con una segunda parte fantástica en la que rozaron la remontada con dos ensayos de María García y María Calvo.

En el segundo encuentro, ante Rumanía, las de Pedro de Matías sí brillaron, con una Bea Domínguez espléndida que en la primera mitad anotó un hat-trick, para que luego, en la segunda, Bruna Elías y Olivia Fresneda remataran el trabajo haciéndose con su primera victoria por un contundente 33-5.

Por último, en el partido que ponía el punto y seguido a la competición del sábado, las Leonas7s empataron 14-14 ante Escocia. El partido estuvo marcado por la igualdad, tanto que al descanso ninguno de los dos conjuntos había conseguido mover el marcador. En la segunda parte el cansancio comenzó a hacer mella y Escocia anotó dos ensayos, pero a pesar de que restaban menos de tres minutos, las españolas no dejaron de creer y consiguieron forzar el empate con dos marcas de Bruna Elías.

Para concluir la fase de grupos, las españolas ofrecieron un festival de ensayos ante Rumanía a las que superaron 52-7. Marta Cantabrana hizo triplete, Amaia Erbina y Amalia Argudo firmaron sendos dobletes e Iciar Pozo terminó de poner la puntilla al encuentro.

En la final por el quinto puesto, la República Checa supo aprovechar mejor sus oportunidades y superó a las Leonas por 14-12 a pesar de las dos marcas que posó María García. El próximo fin de semana, las españolas tendrán la oportunidad de intentar mejorar su clasificación en la general en la segunda y última manga del Europeo, que se celebrará en Cracovia.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más 7's

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad