Síguenos

Leones

La contracrónica: Georgia nos muestra el camino

©Georgia Rugby.

No pudo ser. España se vio ampliamente superada por una Georgia que no guardó nada y que se encargó de dejar bien claro quién manda en el Tier2 Europeo. Es cierto que Los Leones acudían sin presión al último partido del REC, pero también es cierto que el partido de ayer debe servirnos para sacar concusiones de la exigencia que supone estar y competir a este nivel. Y es que durante la primera hora de partido los nuestros estuvieron más que bien y tuvieron una más que notable actuación en el Dynamo Arena bajo unas condiciones atmosféricas muy desfavorables. Georgia dio un puñetazo encima de la mesa, lo hace cuando es necesario y ante el rival que sabe que está al acecho, para mantener su status internacional. 

Los Lelos no iban a permitir que España completara su Grand Slam y pudiera generar dudas en el panorama internacional sobre la supremacía georgiana en el REC y más allá del 6 Naciones. Lo puso todo sobre el terreno de juego. Todo. No guardó nada. Su mejor 23 para jugar contra una España en la que las bajas se notaron mucho. Y ya no en el equipo que bregó con solvencia los primeros 50 minutos sino en una segunda unidad que puso de manifiesto que de esa lista amplia de jugadores que ha integrado el combinado nacional hay un escalón grande en el que hay que trabajar para pegar el salto físico que requieren desafíos como Georgia. 

España tuvo un enemigo adicional: la climatología. Nieve, frío, agua,… España sabía que en el desafío físico con Georgia iba a sufrir. Pero vamos es que en esta faceta del juego sufre cualquiera. El partido de ayer obligaba a mucho contacto, mucho suelo, mucho placaje, mucha melé,… Y ahí los nuestros estuvieron bien. Insisto los primeros 60 minutos. De hecho es sorprendente lo bien que funcionó la melé de Los Leones ante una de las mejores melés del panorama mundial provocando golpes de castigo y hasta ganando por empuje algunas. El maul volvió a funcionar y fue fuente de la que emanaron los puntos y ensayos anotados. 

Pero la derrota de ayer; Demasiado abultada que no es representativa del gap que existe entre ambos equipos, debe servirnos de mucho. Los 50 puntos que encajamos ayer son muy dolorosos pero son un fiel reflejo de la exigencia que tiene el primer nivel internacional y para el que aún no estamos preparados. Tenemos 18 meses por delante para completar una rotación física, táctica, mental, técnicamente,… preparada para ello. Habrá también fondo para ello y una buena cantidad de test exigentes para poner lo en marcha. Debemos ser realistas y detectar nuestras debilidades para trabajar sobre ellas y convertirlas en oportunidades, y por qué no en fortalezas cuando el 9 de septiembre debutemos ante Irlanda en Burdeos. 

El caso es que España fue un títere ante Georgia a partir del minuto 55. En los últimos 25 minutos del partido Los Leones encajaron 4 ensayos y un golpe de castigo. Pero más allá de la hemorragia de puntos fue la incapacidad de proponer nada de juego durante todo ese tiempo. Solo podíamos ponernos delante del tren de mercancías que nos arrollaba una y otra vez. Ellos lo tenían claro. Fueron a hacer sangre. Georgia se siente amenazada – como le ha pasado a Rumania que sigue una y otra vez empeñada en ir contra España a nivel internacional y de los que hablaremos ampliamente en las próximas semanas – y en cuanto ha podido ha querido dejar claro cuál es su sitio y dónde estamos nosotros. 

El REC, la clasificación y las celebraciones se han terminado. Toca trabajar. Toca planificar. Tomar decisiones. Sentarse a la mesa con World Rugby – recuerden quien nos visita esta semana cómo les adelantamos en esta publicación la semana pasada – y escuchar. Saber aceptar los consejos de quien verdadera mente sabe de esto y que vienen a asesorarnos para que no nos bajemos de un lugar al que tanto nos ha costado llegar. No se equivoquen tampoco, desde World Rugby también tienen mucho interés en que nos quedemos. Saben que somos un buen destino para organizar eventos, un mercado en expansión y económicamente interesante para ampliar sus fuentes de ingresos. De hecho somos la única gran economía de la zona Euro – a excepción de Alemania que no tiene el nivel competitivo y que ya lo intentaron – en la que ven potencial para sumarse al circo y a la rueda de generar ingresos. 

Las próximas semanas son cruciales. La cuenta atrás ya ha empezado. Lo sucedido ayer nos muestra el camino de la exigencia de competir en una Copa del Mundo. Ahora depende de nosotros estar preparados para poder competir en todos los niveles. Desde los despachos, hasta el terreno de juego. Lo que está claro también es que pese al resultado de ayer contra Georgia – repito no es representativo de la diferencia entre ambos equipos – ni somos tan malos ahora o éramos tan buenos cuando ganamos 6 seguidos para ir al Mundial. Conocemos el nivel que requiere una Copa del Mundo. Aún no estamos preparados. El camino ha comenzado. Sigamos avanzando. 

Director Editorial & Publicidad de La Revista 22

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más Leones

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad