Síguenos

Clubes

Historia de la sección de rugby del FC Barcelona

©JFS-Photo. Imagen de la Final de la Copa del Rey de Rugby de 2019 entre el Barça Rugbi y Alcobendas.

El FC Barcelona es una de las entidades deportivas más importantes del mundo. El club, fundado en 1899, destaca por los triunfos deportivos cosechados a lo largo de su historia. También es conocido, obviamente, por su equipo de fútbol. Una potencia del balompié por donde han pasado los mejores jugadores y futbolistas de todos los tiempos. Otro de los elementos que configuran la idiosincrasia del Barça son las diversas secciones de las que dispone, un factor diferencial que llena de orgullo a sus miles de socios.

En las pistas de la entidad blaugrana se han escuchado todas las expresiones deportivas habidas y por haber. La diversidad que impera en el club a nivel polideportivo es una de sus señas de identidad. Y sea cual sea la modalidad deportiva que se ejecute, siempre se intenta alcanzar de excelencia, ya sea por la metodología aplicada, por la calidad de sus equipos o bien por su escuela de formación, pionera en muchos aspectos. Hoy queremos centrarnos en una sección en concreto, la del rugby. El próximo 2024 cumplirá 100 años de existencia, una cifra mágica que refleja la importancia de este deporte dentro del organigrama deportivo del club. Es el momento de repasar su historia y cuáles han sido los puntos claves de su trayectoria.

La sección de rugby del FC Barcelona encuentra su punto de partida en el 21 de septiembre de 1924. En aquel momento el presidente del club era Joan Gamper, una de las figuras más destacadas -o quizás la que más- de la lista de presidentes que han ostentado las riendas azulgranas. Gamper era una figura muy aficionada al deporte, practicaba una gran cantidad de disciplinas diferentes y era una persona abierta de mente con relación a probar otras nuevas. Bajo este pretexto quiso dotar al club de una personalidad multidisciplinaria.

Su rol fue capital para la creación de la sección, que jugó el primer partido el mencionado día de septiembre de 1924. El rival fue el CADCI, un equipo derivado del Centro de Dependientes del Comercio y de la Industria. El Barça se impuso en el marcador por 9 a 5. El partido tuvo lugar en Sant Boi de Llobregat, un municipio siempre muy identificado también con este deporte. Los pioneros azulgranas que salieron sobre el campo fueron Sabat, Cebrián, Blasco, Rossini, Duffo, Arruaga, Isart, Soler, Albalate I, Villalonga, Albalate II, Davalillo, Esteve, Ruiz y Fontanella. Ese mismo año el Barça celebraba sus 25 años de existencia, lo que en terminología coloquial denominan “bodas de plata”. El club, fundado en 1899, aprovechó la ocasión para disputar varios partidos de exhibición con entidades francesas, como es el caso del Stade Toulousain o el M.S.P de Perpiñán. Los equipos visitaron el campo de Les Corts y realizaron un espectáculo que quedó grabado en la retina de los barceloneses de la época.

El crecimiento de la sección azulgrana fue exponencial e ininterrumpido. De los 150 primeros partidos que disputó, solo perdió cinco; esto posibilitó que el club se colocara entre los equipos más potentes de todo el Estado.

La década de los años 30 fue la de la consolidación del rugby en todo el territorio catalán, lo que posibilitó que se aumentara el nivel de la competición y el Barça se cruzara con equipos de entidad. La sección de rugby ganó el campeonato de Cataluña en 7 ocasiones hasta 1936.

Finalizada la Guerra Civil, el equipo inició una remodelación en profundidad de la sección, hecho que coincide con la creación de la Federación Catalana de Rugby en 1941. Cuatro años más tarde, también encontramos una de las fechas doradas de la historia de la entidad: en 1945, el equipo A y B de la entidad consiguieron coronarse como campeones de Cataluña, un dato que deja entrever que ese era el camino a seguir. La segunda mitad del siglo XX quedó marcada por altibajos constantes, situación generada por la problemática de no disponer de un terreno de juego propio. Con la construcción del Camp Nou en 1970 el club cedió unos terrenos a la sección de rugby para que pudiese disputar los partidos y, gracias a este movimiento, en los años 80 se consiguen la Copa, la Copa Ibérica y la Liga.

Estos son los orígenes de uno de los equipos de rugby más importantes del territorio catalán, una entidad que, bajo el cobijo de la marca FC Barcelona, ha acercado esta disciplina deportiva a parte de la sociedad barcelonesa. Seguro que en 2024 el club celebrará como merece el centenario de una laureada sección que sigue en plena forma.

1 comentario

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Clubes