Síguenos

Leones

La otra España (y 2)

Primera línea de los leones ante Namibia. / Cachaphotography

Por Enrique Moscat.

En la primera parte de este artículo (https://www.revista22.es/2020/12/la-otra-espana-i/) diseccionamos, posición por posición, cuáles serán los jugadores del equipo tipo que pondrá en liza España cuando los de Santos se estén jugando las habichuelas. También citamos a los que, en un principio, parten en la retaguardia, a la espera de ser llamados a filas en caso de bajas en el 23 de gala.

Pero todavía hay un “tercer equipo”: el de los que pueden irrumpir en algún momento del largo camino para la Rugby World Cup que se inicia en 2021.

Y es que, aunque todos sabemos que Santiago Santos no es demasiado amigo de los cambios -y menos para hacerlos debutar directamente en partido oficial- casi podríamos formar otro equipo con la cantidad de nombres (aproximadamente una veintena) que pueden ir entrando durante la liguilla de clasificación. De estos, habrá algunos que empiecen a consolidarse o quienes vuelvan a la selección, quienes debuten en algún momento del campeonato y algunos que no lo hagan nunca. Pero este que tienen a continuación es el grupo de jugadores que, de una forma u otra, están llamando a la puerta del equipo nacional. Forman lo que podríamos denominar “la otra España” de Santos. ¿Les echamos una ojeada?

PILARES

Aitor Kitutu (Nevers, 22 años)
1,78 m / 108 kg
Aitor es la encarnación del pilier moderno: duro, fuerte pero atlético y muy móvil. Su juventud -todavía está en edad espoir- no ha sido obstáculo para que se haya hecho con un puesto en la rotación de Nevers, algo que seguro Santos tiene muy en cuenta. Y es que con Kitutu el futuro empieza en el presente.

Jean Baptiste Custoja (Céret, 27 años)
1,83 m / 115 kg
Tras estar más de dos años lastrado por las lesiones y pasar de jugar en un equipo puntero de ProD2 (USAP) a hacerlo en uno modesto de Fédérale 1, Custoja había vuelto a jugar con regularidad en esta temporada. Lástima del parón en el rugby no profesional francés. Veremos cómo llega a febrero.

Lucas Santamaría (Biarritz, 19 años)
1,86 m / 112 kg
En los espoirs de BO, donde se ha hecho titular pese a tener dos o tres años menos que sus compañeros, juega de 1 y de 3 indistintamente. Su progreso es tan bueno como evidente y no hay duda de que llegará al primer equipo del histórico club vascofrancés y a la selección española. Solo falta saber cuándo.

Francisco Javier Prieto (Biarritz, 21 años)
1,81 m / 115 kg
Prieto, internacional español en categorías inferiores, apuntaba mucho hasta los veinte años. Tanto que, tras debutar en la pretemporada 19/20 con el primer equipo de Biarritz, su entorno le aconsejó que, aprovechando que tiene la doble nacionalidad, esperase una hipotética llamada de Francia que nunca llegó. Ahora, con 21 años y todavía sin minutos en la exigente ProD2, puede haberle llegado el momento de aparcar el bleu y apostarlo todo al rojo.

TALONADORES

Lucas Rey (Section Paloise, 23 años)
1,75 m / 95 kg
Pese a su juventud, el compañero de club de Charly Malié, ya es todo un clásico en el Top 14. Sus 66 partidos en la mejor Liga de Europa hablan a las claras de que estamos ante un 2 de primer nivel. Su factible debut en 2021 paliará la probable retirada de Beñat Auzqui. Habemus complemento de Marco Pinto.
Y de las máximas garantías.

Julian Heaven (Lyon, 20 años)
Tras debutar en Top 14 al inicio de la presente temporada, Heaven declaró que su ilusión era jugar con la selección australiana. Sin embargo, la extrema dificultad de que esto suceda (recordemos que los wallabies no convocan a los aussies que juegan en Europa) ha hecho recapacitar al hispanoaustraliano y parece que está dispuesto a aceptar la llamada de Santos. Mucho futuro.

 

SEGUNDAS

Gorbei Allende (Biarritz, 19 años)
1,95 m / 108 kg
Después de varios años en Biarritz, una de las mejores canteras de Francia, Gorbei empieza a estar en la órbita de la primera plantilla, hasta el punto de que es posible que en algún momento de la temporada debute en Pro D2. Cuando esto ocurra, todo hace indicar que en 3, 2, 1… estará en la selección. Y más si tenemos en cuenta el poco fondo de armario del que Santos dispone en la segunda línea.

Álex Gimeno (Céret, 23 años)
1,98 m / 124 kg
Finiquitada su etapa espoir, el primo de Álvar Gimeno había empezado con buen pie su carrera senior en Fédérale 1 (titular indiscutible con Céret). Habrá que seguir de cerca su evolución a partir de que se reanude esta competición.

Joel Merkler (Stade Toulousain, 19 años)
1,94 m / 113 kg
A caballo entre la primera y la segunda línea, Joel sigue desarrollándose y quemando etapas en las categorías inferiores de uno de los mejores clubes europeos. De momento ya ha debutado con la selección absoluta (durante los tests ante Uruguay del mes pasado) y demostró buenas maneras. Su gran físico y su amplio margen de mejora le auguran un futuro muy prometedor.

TERCERAS

Matheo Triki (Nevers, 19 años)
1,91 m / 95 kg
Tras un arranque fulgurante en las categorías inferiores del Stade Rochelais (la FFR le nombró en 2019 entre los mejores “crabos” del rugby galo), el madrileño fue cedido a un club de Fédérale 3 (RC Puilboreau). Sin embargo, el rugby tosco, feo y de mucho barro de esa categoría se le atragantó y acabó regresando a su club de origen, donde no tuvo demasiadas oportunidades. En busca de mejor suerte, este pasado verano cambió el Atlántico de La Rochelle por el Loira de Nevers. Esperemos que en USON acabe siendo ese jugador que apuntaba tan alto.

Simón Zubizarreta (Cognac, 22 años)
1,80 m / 95 kg
Otro hispanofrancés habitual de nuestras selecciones inferiores. Este año está jugando bastante en la Nationale gala (hasta el parón había intervenido en los cinco partidos disputados por su club) y puede jugar en los tres puestos de la tercera línea. Si sigue evolucionando como hasta ahora será cuestión de tiempo que debute con el XV del León.

Mario Pichardie (London Wasps, 19 años)
1,92 m / 95 kg
Mario es uno de esos jugadores que, desde que son chiquillos, se sabe que van a ser diferentes, especiales. BUENOS, en definitiva. Y eso en Londres también lo saben: los Wasps, ante la epidemia de lesiones que sufren, lo han vuelto a reclutar tras haber sido cedido hacía unas semanas al Alcobendas. Es de esperar que Pichardie, que ha sido internacional español en todas las categorías inferiores -pero que también es seleccionable por Francia e Inglaterra- sea tanteado por Santos de cara a sumarse a los Leones. Ochos como él no se salen todos los días.

MEDIOS

Ike Irusta (Cisneros, 19 años)
1,74 m / 82 kg
Rouet, Rubio, los Munilla, Aurrekoetxea… No lo tendrá nada fácil el joven Ike para hacerse un hueco entre los medios de melé del equipo nacional. Quizás el periodo 2024-2027 sea una opción mucho más realista para el 9 colegial.

Joris Segonds (Stade Français, 23 años)
1,80 m / 91 kg
Al igual que su extraordinario momento en el Top 14 (8 titularidades en diez partidos jugados, cuatro drops y 121 puntos) le ha alejado un poco de vestir la camiseta de España, los aperturas Jalibert, Carbonel y, sobre todo, Ntamack le acercan a la piel de toro. Todo hace indicar que si en 2021 no debuta en el Seis Naciones con la Francia de Galthié cambiará el Gallo por el León.
Sea como fuere, haciendo caso omiso a su apellido, si decide finalmente representar al XV del León, Segonds será el primero de nuestros aperturas.

CENTROS

Gonzalo López (Brive, 20 años)
1,81 m / 94 kg
Miembro perenne de las selecciones españolas en categorías inferiores y todavía por debutar en el Top 14, López-Bontempo presenta una disyuntiva similar a la de otros de los integrantes de este listado: comprometerse con el país que han representado desde siempre o, aprovechando su doble nacionalidad, esperar la llamada de otra selección más potente (en su caso, la de Argentina).

Alejandro Alonso (VRAC, 22 años)
1,84 m / 85 kg
Tras un tiempo jugando las World Rugby Seven Series, donde se convirtió en uno de los jugadores más destacados, Alonso -seguramente motivado por la paralización de las mismas- ha vuelto al rugby a XV. Y que lo haya hecho es una buena noticia, pues el hermano del ala de La Rochelle podría ser un buen complemento para Gimeno y Perrin en los centros de los de Santi Santos. Eso sí, todo condicionado a que no vuelva a enrolarse en los Sevens cuando se reanuden las WSS.

Rudy Derrieux (Nevers, 27 años)
1,80 m / 88 kg
El centro de USON lleva apuntando al equipo nacional desde hace varios años y todavía sigue sin debutar con los de Santos. Y, pese a que está en un gran momento de forma con su club, cada vez parece más difícil que vaya a hacerlo por el overbooking que empieza a haber en su posición (Gimeno, Perrin, Rábago, Nueno, ¿Gonzalo López?, ¿Alonso?). Aún así, su calidad nos impide descartarle por completo.

BACK THREE

Jordi Jorba (Barcelona, 23 años)
1,85 m / 80 kg
Pocos jugadores han tenido tan mala suerte como Jorba pero menos aún tienen la determinación que tiene el ala catalán por triunfar en el rugby. Cualquier otro habría pensado en la retirada tras haber jugado apenas veinte partidos, lastrado por las lesiones, en casi tres años y tras haber pasado de ser una de las perlas del histórico USAP y de la selección española sub20 -con la que fue subcampeón del World Trophy- a militar en el Céret de Fédérale 1 (hoy cuarta categoría del rugby galo). Ya de vuelta desde hace unas semanas a la División de Honor, se espera que Jordi resurja por fin en la nueva oportunidad que se ha concedido a sí mismo. De momento, ya ha estado en la última concentración que ha hecho Santos y es seguro que irá acudiendo a las sucesivas que se vayan produciendo.

Hugo Alonso (Chambéry, 27 años)
1,83 m / 85 kg
Alonso, que debutó con la selección española de Seven en 2017 y dos años después con la de XV, es un fiable utility back que en su carrera profesional ha jugado siempre mucho y bien: 86 partidos (todos ellos en la categoría de bronce del rugby francés) con 82 titularidades y la friolera de 34 ensayos.

Samuel Ezeala (Clermont, 21 años)
1,87 m / 94 kg
Creo que sobre Ezeala se ha dicho mucho. Quizás demasiado. Por ello, tal vez sea el momento de que hable él. La decisión es suya: esperar que llegue la llamada de Francia (algo complicado a día de hoy después de estar lesionado un año y del buen nivel mostrado por los Rattez, Thomas, Vilière o Raka en la Autumn Nations Cup) o aceptar la convocatoria de España. Teniendo en cuenta que, en estos momentos, Samu puede ser considerado como la séptima-octava opción de Galthié en las alas, podría darse el hecho de que el seleccionador francés le convocara circunstancialmente para algún partido en 2021 o 2022 y que no volviera a contar con él. De darse este caso, Ezeala perdería la oportunidad de jugar el Mundial 2023 y, lo que es peor, habría cambiado la posibilidad de pasar a la historia como uno de los mejores jugadores de la selección española (quién sabe, quizás el mejor) por una o dos caps con Francia. ¿Le merecería la pena?

 

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Leones

-->