Síguenos

6 Naciones

El champagne francés tumba a Irlanda y hace campeona del 6 Naciones a Inglaterra

Ntamack anota el tercer ensayo francés. / Photo FFR

Inglaterra ganó el Seis Naciones. Y lo hizo porque Irlanda se empeñó en no ganar un partido en el que cometió errores demasiado groseros y porque los de verde se midieron a una Francia que descorchó el champagne en ataque y mostró una actitud intachable en defensa. Los galos se adelantaron con una buena maniobra de Fickou, que se encontró en el ala cerrado a un pilar rival al que dribló para servir a Dupont el primer ensayo francés. Healy igualó las fuerzas con una carga de la delantera irlandesa aprovechando un sin bin del zaguero francés.

Pero Stockdale hizo otro regalo y los franceses lo aprovecharon en una jugada que terminó con penalty try por un placaje sin balón cuando iba a producirse un ensayo. Francia se mostraba muy agresiva, pero también muy indisciplinada, lo que permitió a Irlanda mantenerse en el partido pasando los muchos golpes que hacían. Mal Murray, que en medio del caos de la defensa francesa no supo templar y organizar a sus delanteros, a los que en muchas ocasiones dejaba solos y parados ante los feroces defensores franceses. Al descanso se llegaba con un 17-13 que ya anunciaba una mala noche para los de verde.

La segunda parte fue más de lo mismo. Errores de los irlandeses, con patadas sin sentido de Sexton y Stockdale de las que Dupont, Ntamack y Fickou sacaban petróleo. El ensayo del apertura, tras patada corta del ala recogida por el medio melé, alejaba a los irlandeses. Pero la diferencia es que en esta segunda parte los de Galthie no cometieron tantos golpes.

Una cabalgada de Henshaw terminó con ensayo del centro que metió a Irlanda en el partido otra vez dejando el marcador en 28-20 para los galos. Quedaban 15 minutos de partido, Irlanda necesitaba anotar 15 puntos y el equipo estaba fundido. Nadie perseguía las patadas a la cajas, en el breakdown solo CJ Stander estaba a la altura y Andy Farrell retiró a Sexton, que se marchaba molesto por el cambio.

Y entonces Ntamack descorchó el champagne, que corría ya por Roma a manos de los ingleses. Tiró un sombrero y superó toda la cortina defensiva irlandesa y fijó al último defensor para regalar el ensayo a Vakatawa. El torneo estaba sentenciado. El esnayo final de Stockdale no sirvió para nada. 35-27. Los franceses le hacían el favor a Inglaterra y de paso confirmaban las dudas que despierta esta Irlanda de Farrell.

Francia tiene una línea de creación muy talentosa con sus majestuosos medios (Dupont y Ntamack) y un Fickou que se sumó a la fiesta. Pero presumía Galthie que su Francia sería agresiva y no le preocupaba mucho que eso significase que cometían golpes. En la primera parte regalaron mucho en defensa, en la segunda fueron más disciplinados e infringieron una concluyente derrota a los irlandeses. Se acabó el Seis Naciones 2020. Un torneo raro, como todo lo que nos rodea últimamente.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más 6 Naciones