Síguenos

6 Naciones

Gales visita Twickers y Escocia se cruza en el camino de Francia hacia el Grand Chelem

Ntamack celebra un ensayo en el partido ante Italia. / ©INPHO/Billy Stickland

Cuarta jornada del 6 Naciones que no ha podido sortear el problema del coronavirus, lo que ha obligado a suspender el partido entre Irlanda e Italia. Pese a ello la jornada tiene dos partidos de mucho interés y enorme trascendencia para el torneo. Francia, sorprendente líder invicta hasta el momento que persige el sueño del Gran Chelem, se mide a Escocia el domingo a las 16:00 mientras el sábado Inglaterra recibe en Twickers a Gales en el partido del segundo turno (17:45).

Los ingleses han recuperado la senda del triunfo después de la derrota inicial ante los bleus. Eddie Jones sigue utilizando el torneo como un banco de pruebas para dotar al equipo de más recursos y profundidad de banquillo, mientras Gales no termina de implementar el juego que propone Wayne Pivac. Los dragones han caído ante irlandeses y franceses con un juego plano, caótico en ciertos momentos y con errores groseros que le han costado partidos. Pivac apuesta por el volumen de juego y asume riesgos en la línea ante equipos diseñados para rentabilizarlos. Con las dudas instaladas en el equipo se desplazan a Twickenham a medirse a una Inglaterra que no podrá contar con Mako Vunipola, quien en su regreso de Tonga hizo escala en Hong Kong y está aislado de forma preventiva por el coronavirus, aunque él no ha dado positivo en las pruebas. Además se ha pospuesto el partido ente ingleses e italianos de la última jornada por la prevención de la pandemia.

Francia se acerca al Gran Chelem y para ello debe ganar a Escocia. Los de Galthie llegan muy reforzados tras conquistar Gales, donde llevaban diez años sin ganar. Ahora se miden a un rival desestructurado y con problemas internos como los del cardo. Pese a la mejora en los puntos de encuentro, donde han llegado a someter a rivales de la potencia de Irlanda o Inglaterra, los de Townsend no son capaces de transformar ese dominio en ventaja lejos de los agrupamientos. Los errores de Hogg, la ausencia de Russell y otros detalles no menores han provocado que los caledonios hayan caído en la tabla. Sin embargo, después de sacarse de encima el fantasma de la cuchara de madera jugarán sin presión y eso puede convertirles en un rival incómodo para los del gallo.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más 6 Naciones