Síguenos

6 Naciones

Gales retrata a la grosera Francia

North posa su primer ensayo tras el errore de Huguet. / Photo @WolrdRugby

Gales retrató a la grosera Francia. Grosera por su planteamiento, en el que acumuló kilos en la primera parte para hacer sufrir a los galeses en los puntos de contacto y empujar mientras le llegó el resuello para irse al descanso con el partido casi decidido (16-0). Pero tras la reanudación, los gordos del XV del gallo comenzaron a dar señales de agotamiento y su equipo se diluyó bajo la lluvia parisina. No llegaban a los puntos de encuentro a tiempo y los galeses comenzaban a recuperar balones.

Mientras los pulmones de la gigantesca delantera francesa (952 kilos en la báscula finalmente) dieron juego, los locales gobernaron el partido. Pero cuando el fuelle no les llegó, su seleccionador Brunel no supo frenar el partido, guardar la almendra y contemporizar con la enorme renta que habían amasado en la primera parte. Tan groseros como su planteamiento fueron los errores de Huget y Vahaamahina que permitieron a George North posar dos ensayos y convertirse en Man of the Macht. En el primero a Huget se le escapó la pelota por la lluvia, pero cierto es que la línea defensiva francesa estaba pésimamente colocada y la patada a la espalda de su zaga la tuvo que tapar el ala barriendo tarde, lo que ayuda a que se le escape la pelota.

Lo de Vahaamina es un error que comienza a ser recurrente en un equipo descontrolado y desorientado. El segunda recibe un balón de Camille López en una jugada deslabazada y se suelta un pase saltándose a dos compañeros que North lee, más por necesidad (al estar en inferioridad afuera) que por intuición y acaba robando la pelota para anotar el ensayo tras correr 70 metros. Otro partido perdido por errores propios en el tramo final de partido.

Francia sigue acumulando kilos pensando que la receta del éxito es más cuantitativa que cualitativa. El 16-0 al descanso mostraba una Francia sobria que dominaba las fases estáticas y atacaba con decisión y el descaro de Ntamack (mucho mejor que Fofana), cuyo único borrón eran los errores en el pateo de Parra, que empataba en eso con Anscombe. Por lo demás se mostró acertada, incluso con el drop de López que coronó el primer tiempo.

Pero del vestuario salieron los búfalos franceses asfixiados. Ya no llegaba al punto de encuentro a tiempo y dejaban de condicionar las abiertas y la estáticas. Gales sabía que eso terminaría ocurriendo y con una paciencia oriental espero su momento y trabajó con fe en sus posibilidades. Pudo remontar en la primera parte con un ensayo de Liam Williams que el TMO dejó en el limbo, y pudo volver a hacerlo con otro de Moriarty que se sirvió de la pantalla de un compañero.

Cuando North pescó el pase de Vahaamahina y dio la vuelta al marcador, en el minuto 74 (19-24) Gatland ya había puesto en el campo a sus medios más fiables, Gareth Davies y Biggard. Pese al ensayo de Tomos Williams que abrió la remontada, el 9 galés no estuvo fino en las decisiones, y a Anscombe le penalizó el pateo. Pero la resiliencia de este equipo al que Gatland ha enseñado a no bajar los brazos nunca terminó por concederle una victoria de enorme mérito en una fría y lluviosa noche en París en la que Francia exhibió sus groseras lagunas como equipo de rugby.

Fermín de la Calle, Periodista en EuroSport, El Confidencial, Revista 22
Si hablas de rugby y periodismo en España tienes que hablar de Fermín de la Calle. Desde su etapa en las páginas del diario As, este andaluz llevaba el rugby del V Naciones, con la complicidad de Relaño, a los hogares españoles.

Llegó tarde al rugby que descubrió en Irlanda donde pagó una factura muy cara en forma de fractura de fémur. Desde entonces el veneno entró en su cuerpo y hoy en día sigue jugando – como tercera reconvertido – en su querido CR. Tres Cantos.

Canal+, Eurosport, Cadena Ser, Diario AS, y un amplio abanico de medios generalistas audiovisuales han reconocido en él la voz más autorizada del rugby español. Su blog ‘Patada a Seguir’ – pionero en España – arrancó en 2007 y desde entonces siempre ha estado metiendo el hombro en iniciativas como la Superibérica, con el programa Hemisferio Rugby junto a Michael Robinson o en las páginas de Revista 22 sin fallo en los 86 números que llevamos.

De la Calle, por su manera de entender el periodismo, siempre ha contado con la información más delicada y comprometedora del oval. Querido y odiado, nunca deja a nadie indiferente. Sin embargo, todos acuden a sus informaciones para ver qué se cuece en los fogones del rugby español. Consultado en innumerables ocasiones por empresas patrocinadoras e instituciones sobre la realidad de nuestro deporte, contactos que bien le podrían haber revertido ingresos económicos notables si los hubiera facturado como consultorías. Altruista y solidario es un exponente de los valores del deporte que ama. Como muestra fue uno de los primeros en remangarse para ayudar a las víctimas del tren de Santiago de Compostela organizando un torneo benéfico.

Su influencia se ve aumentada por su posicionamiento en las RR.SS que son uno de los mejores altavoces del Rugby ya que cuenta con casi 25.000 seguidores que interactúan a propósito de sus informaciones y opiniones.

Durante los últimos años ha librado cruzadas con diferentes dirigentes y representantes, velando por sus convicciones y por lo que él entiende que es el bien común del rugby español. En muchas de ellas le acompañamos.

La estirpe De la Calle perdurará y sus hijos ya recorren los campos de Andalucía con un melón bajo el brazo. Ha sido recientemente nombrado embajador de la marca Canterbury en España y este 2017 podréis verle y escucharle en Movistar+ con el 6 Naciones y en Eurosport con la Liga de División de Honor.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más 6 Naciones

Anuncios