Síguenos

6 Naciones

Inglaterra a por el tercer título consecutivo

©INPHO/Billy Stickland for 6 Nations

A 18 MESES DEL MUNDIAL, PARTIDA DE PÓKER

Restan 18 meses para la disputa del Mundial de Japón. Eso condiciona enormemente esta edición del Seis Naciones, a partes iguales una partida de póker entre tahúres y un experimento de laboratorio donde probar las últimas ocurrencias. Además, algunos como el seleccionador inglés Eddie Jones, un técnico capaz de atacar y defender un supuesto con el mismo argumento, ya ha comenzado su campaña de concienciación arbitral de cara al Mundial.

Los ingleses, grandes favoritos al título en esta edición, probarán con Marcus Smith una propuesta diferente de juego. Algo más sureño de lo que han planteado hasta ahora. Pelotas vivas, ritmo infernal con la posesión y continuidad hasta vaciar los pulmones de sus delanteros. Extraerá conclusiones relevantes sobre ello, porque ya tiene implantado el juego controlado con doble apertura (Ford-Farrell). Pero eso se antoja escasa propuesta en un partido hipotético a cara de perro con Nueva Zelanda. Inglaterra ya sabe que físicamente, en un duelo cerrado, con mucho trabajo cerca de los agrupamientos y posesión para controlar el juego, puede complicar la vida a los All Blacks. Como hicieron los sudafricanos en las semifinales en Inglaterra 2015. La pregunta es si finalmente incorporarán al banquillo un recurso como el joven Smith para proponer el partido de pie.

Irlanda sigue adaptando a su playbook recursos para lanzarse al desafío mundialista. El descomunal trabajo en el breakdown de su tercera, la fiabilidad en el set piece de su primera en la melé y sus ‘jacobos’ en la touch, el kicking game de Sexton… La asignatura pendiente sigue siendo el poder creativo de su mediocampo, donde sus centros no acaban de asentarse como una unidad de ataque de primer nivel y Sexton tiene un perfil de apertura-pateador muy definido. Rob Kearney, zaguero de enorme riqueza táctica, ofrece unas prestaciones muy solventes atrás, pero toca ver cómo modula Schmidt a sus tres cuartos para ganar esa profundidad que se añora desde los tiempos de D’Arcy-O’Driscoll.

Francia es un tiro al aire. En realidad, con Brunel, lo que no será es un tiro en el pie. Nos vamos a aburrir. Laporte maneja por detrás los hilos de una selección en la que sorprende ( en realidad no sorprende) la ausencia de Picamoles y sobra músculo. Sin Fofana, lesionado, no se atisba un jugador evasivo, más allá del testosteronizado Vakatawa. Mucho choque, Parra al mando, tan pronto pueda, y un ejército de sudorosos jugadores que pondrán en marcha el rugby preventivo de Laporte. Minimizar los errores propios y maximizar los del rival. Mucho ‘smash’ rugby en los centros, mucha patada táctica atrás. Y placar, placar, placar…

Escocia tiene mucho que mostrar. Veremos si Towsend lo quiere enseñar todo. Es, tiene bemoles la cosa, el más sureño de los equipos del norte. Su rugby vertiginoso atrás depende absolutamente del trabajo de su delantera en las abiertas y en las fases estáticas. Tienen malas noticias en las melés, con las bajas irremplazables de tres bastiones, sus piliers WP Nel, el suspendido Simon Berghan y a última hora Zander Fagerson. Eso convierte al pack escocés en batible, algo que con Nel o Fagerson sería más cuestionable. En la touch trabajaban bien las propias, con los Gray, pero deben mejorar sus prestaciones en defensa. Y su tercera está adaptada a su modelo de juego: un back row más ligero que contundente, para robar y acompañar. Towsend tiene un puñado de backs por detrás de Russell que invitan al optimismo porque hay mucho rugby en sus centros y Hogg se suma, siempre. En todos y cada uno de los despliegues de la línea. Divertimento.

Gales da pereza. Es triste decirlo de una selección como la de los dragones, pero es la realidad. Muchas ausencias por lesión (Warburton, Jonathan Davies, Lydiate, Priestland…) y un puñado de tocados convierten en una incógnita al grupo. Hay compromiso, rugby y talento, pero no hay un plan de juego meridiano y eso hace que los galeses circulen por un terreno gris que no está muy claro adonde los llevará.

Italia tiene más jugadores interesantes que expectativas reales. O’Shea sigue teniendo que apuntalar la bisagra, especialmente en el puesto de apertura. A esa incertidumbre se unen las bajas del trío más excitante atrás de los italianos: Leonardo Sarto, Michele Campagnaro y Angelo Esposito. Jugadores dinámicos y evasivos que aportan exuberancia a la selección azzurri. Sin ellos huelen a madera.

Fermín de la Calle, Periodista en EuroSport, El Confidencial, Revista 22
Si hablas de rugby y periodismo en España tienes que hablar de Fermín de la Calle. Desde su etapa en las páginas del diario As, este andaluz llevaba el rugby del V Naciones, con la complicidad de Relaño, a los hogares españoles.

Llegó tarde al rugby que descubrió en Irlanda donde pagó una factura muy cara en forma de fractura de fémur. Desde entonces el veneno entró en su cuerpo y hoy en día sigue jugando – como tercera reconvertido – en su querido CR. Tres Cantos.

Canal+, Eurosport, Cadena Ser, Diario AS, y un amplio abanico de medios generalistas audiovisuales han reconocido en él la voz más autorizada del rugby español. Su blog ‘Patada a Seguir’ – pionero en España – arrancó en 2007 y desde entonces siempre ha estado metiendo el hombro en iniciativas como la Superibérica, con el programa Hemisferio Rugby junto a Michael Robinson o en las páginas de Revista 22 sin fallo en los 86 números que llevamos.

De la Calle, por su manera de entender el periodismo, siempre ha contado con la información más delicada y comprometedora del oval. Querido y odiado, nunca deja a nadie indiferente. Sin embargo, todos acuden a sus informaciones para ver qué se cuece en los fogones del rugby español. Consultado en innumerables ocasiones por empresas patrocinadoras e instituciones sobre la realidad de nuestro deporte, contactos que bien le podrían haber revertido ingresos económicos notables si los hubiera facturado como consultorías. Altruista y solidario es un exponente de los valores del deporte que ama. Como muestra fue uno de los primeros en remangarse para ayudar a las víctimas del tren de Santiago de Compostela organizando un torneo benéfico.

Su influencia se ve aumentada por su posicionamiento en las RR.SS que son uno de los mejores altavoces del Rugby ya que cuenta con casi 25.000 seguidores que interactúan a propósito de sus informaciones y opiniones.

Durante los últimos años ha librado cruzadas con diferentes dirigentes y representantes, velando por sus convicciones y por lo que él entiende que es el bien común del rugby español. En muchas de ellas le acompañamos.

La estirpe De la Calle perdurará y sus hijos ya recorren los campos de Andalucía con un melón bajo el brazo. Ha sido recientemente nombrado embajador de la marca Canterbury en España y este 2017 podréis verle y escucharle en Movistar+ con el 6 Naciones y en Eurosport con la Liga de División de Honor.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más 6 Naciones

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies