Síguenos

Leones

El trabajo de Mar Álvarez, determinante en la victoria de España frente a Rusia

© Cachaphotography.

El rumbo de Los Leones sigue su curso en el intento por buscar plaza en la Copa del Mundo de Francia 2023. El último encuentro ante la selección rusa fue crucial para que el combinado español pueda mantener la lucha clasificatoria sin necesidad de estar mirando de reojo lo que hacen otros equipos. No sólo fue intenso el partido en el Yug Stadion de Sochi; también un viaje de esas características encierra una dificultad añadida cuando son escasas las horas que hay entre la llegada al hotel y el pitido inicial.

La artífice de suavizar estas dificultades y de tratar de que el XV del León llegue lo más en forma posible a duelos como este es Mar Álvarez, la preparadora física que acumula ya casi una década ejercitando a los jugadores de la selección española. Esta jiennense que forma así parte del staff técnico del equipo tiene claro que la organización de un viaje como este precisa de una hoja de ruta concreta que ayude a mitigar el impacto de unos horarios tan agresivos.

Los españoles aterrizaron en Rusia pasadas las 3 de la madrugada, unas coordenadas que exigieron prolongar el sueño más de lo normal en contexto de partido. Esto provocó a su vez que al día siguiente se suprimiera el calentamiento propio del amanecer para ubicarlo en otro espacio de la mañana. Se trató de un entretenimiento breve que estuvo diseñado para que los jugadores no arrastrasen la pesadez del viaje y al mismo tiempo pudieran disponer de un rato de ocio tras el almuerzo.

En vista de los resultados obtenidos contra Rusia (una victoria a la heroica en el último segundo), resulta evidente que la mano de la preparadora física es clave para mantener el ritmo intenso hasta el final. España logra así su cuarto triunfo en las últimas siete jornadas, unas cifras que marcan su escalada hacia el mundial y que sus próximos rivales, Rumanía y Portugal, ya intuyen como una amenaza clara. Ante un escenario como este, es posible hacerse una idea de cuáles serán las probabilidades del conjunto nacional para clasificarse. Lo podemos presentir no sólo viendo su juego desplegado, sino a través de los pronósticos que ya circulan en las casas de apuestas. Y es que si las mejores apuestas deportivas vaticinan una segunda posición en la tabla clasificatoria estaríamos hablando del acceso directo a la Copa Mundial de Rugby. Aunque todo está por ver, España mantiene tres puntos de ventaja sobre el tercer puesto y un estado de forma ascendente que podría ser de gran ayuda en situaciones límite.

Mar Álvarez organizó el viaje a Rusia extremando cada uno de los detalles. La casilla de salida, como viene siendo habitual, estuvo en Guadalajara, desde donde los jugadores se desplazaron hasta el Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez-Madrid Barajas para coger el avión que los llevase hasta la ciudad de Sochi. Para el trayecto, la preparadora física les dio, a través de un vídeo, todas las instrucciones a seguir durante cada etapa del desplazamiento y de las estancias previa y post al partido.

Las pautas fueron muy variadas, integrando sobre todo áreas relativas a la alimentación y al cuidado físico una vez ganado el encuentro. De este modo, Álvarez dispuso la necesidad de incluir en el equipaje una indumentaria lo más cómoda posible que permitiese a los jugadores poder hacer ejercicios de estiramiento en cualquier lugar y en cualquier momento. Otro de las recomendaciones imprescindibles fue la de evitar la cafeína desde las cinco de la tarde en adelante, ya que se persigue respetar al máximo las horas de sueño necesarias para el descanso. Asimismo, los jugadores contaron con una relación de alimentos ordenados en función de la capacidad que estos tienen para que la persona pueda dormir mejor. Algo crucial en momentos de tanta presión.

El vuelo contó con una escala en el aeropuerto de Estambul que obligó a reponer fuerzas antes de volver a subir al avión. En concreto, Álvarez había previsto para la ocasión un kit alimenticio que permitiera cenar de manera nutricionalmente favorable ante la posibilidad de no encontrar en el aeropuerto productos que se ajustasen a las necesidades de los jugadores. Fruta, verdura y proteínas fueron los elementos elegidos.

La preparadora física sabe de sobra que el tema de la alimentación no es el único contratiempo que toca salvar en momentos así. El espacio de los asientos del avión es otro de los obstáculos, y es que el tamaño de los leones no es precisamente pequeño. Esto les obliga a permanecer largo rato en posición incómoda y con las piernas encogidas, por lo que las especificaciones de Álvarez al respecto fueron claras: pequeños paseos durante el trayecto y ejercicios de estiramientos.

Una vez acabado el encuentro contra Rusia, con todo su caudal de agotamiento físico e impactos recibidos, llegó el turno del correspondiente reposo. Mar Álvarez entiende que los 120 minutos siguientes son esenciales para restablecer el equilibrio corporal, así que ya en los vestuarios hubo tiempo para que los jugadores tomasen un baño en agua helada que ayudó a recomponer la musculatura y la circulación de la sangre. Tras esto, una buena dosis de hidratos de carbono funcionó como fuente de energía.

La victoria de España frente a Rusia (37-41) deja claro que el rendimiento físico del equipo ha sido determinante para afrontar una cita de estas dimensiones, donde el trabajo de Álvarez intercede siempre como pieza fundamental. 

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más Leones

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad