Síguenos

Challenge Cup

Montpellier campeón de la Challenge Cup en una final dramática ante Leicester Tigers

©INPHO/Dan Sheridan. Montpellier conquista su segunda Challenge Cup.

Los equipos del Top14 monopolizarán los títulos continentales. Montpellier se proclamaba campeón de la Challenge Cup tras imponerse en una disputadísima final a Leicester Tigers por 17-18. Los galos suman su segundo título de la competición gracias al ensayo de Johan Goosen mediado el segundo tiempo. Montpellier supo sufrir y gestionar sus inferioridades numéricas: Becognee – en la recta final del primer tiempo – y Guirado, en el inicio del segundo, para conquistar el título.

©INPHO/James Crombie. Gabriel Ngandebe es placado por  el argentino Matias Moroni y en apoyo Benoit Paillaugue.

Los de Philippe Saint-André se llevaron un partido jugado de poder a poder en el que ambos tuvieron opciones hasta el final. El apertura internacional inglés George Ford había adelantado a los Tigers nada más comenzar con un golpe de castigo, pero los franceses respondían antes del cuarto de hora de juego con un ensayo del ala Vincent Rattez más una transformación y un golpe del medio de melé Benoit Paillaugue para poner el 3-10. El partido era muy exigente y ambos equipos tenían bajas por lesión. En el cuadro inglés tenían que salir del partido Porter y Brink, mientras que Ouedraogo tenía que dejar el campo en el lado galo. Leicester subió el ritmo con su delantera y se metió en campo contrario en la recta final del primer tiempo. Las indisciplinas de los franceses mandaban al sin bin a Becognee a la media hora de juego. Con uno más en el campo los de Steve Borthwick encontraban el premio del ensayo para lograr el empate. Wells completaba las cargas de la delantera de los ingleses y Ford pasaba la patada para poner el 10-10 con el que se llegaba al descanso.

©INPHO/Dan Sheridan. No fie ensayo de Nadolo. 

En la segunda mitad Leicester siguió presionando y Nadolo pudo anotar pero el TMO mandó la marca al limbo. Sin embargo las indisciplinas constantes de los franceses terminaban con el capitán Guirado en el Sin Bin. De nuevo en superioridad los de Borthwick explotaba la fortaleza de su delantera para que en un buen maul Wiese logara anotar. Ford acertó de nuevo con los palos dando la delantera a los Tigers 17-10. Montpellier necesitaba reaccionar y lo haría para llevarse el título. Primero Benoit Paillaugue aprovechaba una infracción del rival para convertir un castigo y apretar el marcador. La final se resolvería en el ecuador del segundo tiempo cuando Johan Goosen culminaba una gran ruptura de Gabriel N’Gandebe a pase de Anthony Bouthier para anotar. El medio de melé galo no lograba transformar pero Montpellier tomaba la delantera 17-18 lo que a la postre le valdría el título. Ford tuvo la opción de pasar un golpe para recuperar el mando en el marcador, pero falló. Tampoco acertaría con los palos el sudafricano Handre Pollard con una patada muy lejana. Pero el marcador ya no se movería y Montpellier se llevaba su segunda Challenge Cup.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Challenge Cup