Síguenos

División de Honor

Ya hay protocolo, ahora falta poner fecha

Tras el intenso día de negociaciones de ayer, ministro de deportes mediante y con la impagable presencia del presidente del COE D. Alejandro Blanco como abanderado de las federaciones deportivas, se consiguió encauzar una situación límite para el deporte amateur. Las presiones surgieron efecto y el CSD tuvo que recular de su postura de ponerse de lado y volver a buscar la fórmula de que hubiera deporte en España más allá de la LFP y la ACB, más las ligas femeninas de fútbol y baloncesto.

El primer paso se daba a última hora con ese “acuerdo histórico” que denominaba el propio CSD después de haber dado la espalda al deporte no profesional y de que tuviera que intervenir el propio ministro: José Manuel Rodríguez Uribes. Hoy ya tenemos nuevo protocolo que solventa los principales escollos de acuerdo que existía en el anterior y que dinamitó las negociaciones.

El nuevo protocolo en su punto 8, relativo a los reconocimientos médicos previos de la competición, recoge una recomendación y no una imposición de realizar una prueba específica COVID 19, al iniciar los entrenamientos pre-temporada o en su defecto 72 horas antes del inicio de las competiciones, cuya finalidad será conocer la situación de los y las deportistas y miembros de los equipos técnicos inscritos, y la eventual detección temprana de posibles positivos o brotes. 

Primero no obliga y tampoco determina qué tipo de test hay que hacer. Ahora se podría optar por un test serológico o bien por un test rápido o de saliva que reduce en mucho el coste respecto a los PCR. Además está el compromiso de todos de arrimar el hombro para asumir el coste de los mismos. Un coste que era una sentencia de muerte económica para el deporte no profesional.

Otro de los puntos “calientes” de las negociaciones de ayer era el acceso de público a los eventos deportivos. El CSD imponía fotos limitados para los eventos celebrados al aire libre o bajo techo y ahora: “En caso de que una Comunidad Autónoma decidiera aprobar la presencia de público, el Consejo Superior de Deportes  recomienda que el número máximo de público asistente fijado será de 500 personas para las instalaciones cubiertas y de 1.000 personas para las instalaciones al aire libre, con respeto siempre a los requisitos de carácter general establecidos por las autoridades competentes e incorporando las recomendaciones a los aforos que se acuerden en la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Las fases o grupos “autonómicos de las competiciones de ámbito estatal se regirán en este aspecto por las disposiciones de la Comunidad Autónoma. 

El primer paso para la vuelta a la competición está dado. Ahora el balón está en el tejado del rugby. Ahora mismo – jueves 10 por la tarde –  se desarrolla una reunión de la mesa de trabajo para empezar a despejar incógnitas de la complicada ecuación de resolver cuándo podríamos volver a la competición. La FER ha convocado de manera telemática la asamblea – que debe aprobar el calendario de la temporada 20-21 – para el próximo 2 de octubre de forma telemática. Recordemos además que las recomendaciones médicas hablan de 6 semanas de preparación previas a la competición lo que plantearía un posible inicio de competición para el 15 de noviembre – fecha que está marcada en rojo y en la que nos enfrentaremos a Os Lobos – aunque no se descarta que pudiera ser incluso antes. Una semana antes la Comisión Delegada – sobre el 25 de septiembre -valoraría las propuestas de calendario de los clubes junto con las que ya ha propuesto el seleccionador Santiago Santos y su equipo de trabajo para que la asamblea – soberana – decida qué competición tendremos.

Lo que parece claro es que se optará por un formato reducido de liga, quizás Liga a una vuelta más play-off. Unas 15 jornadas. Habrá que decidir qué pasa con la Copa y con la Final pendiente entre Salvador y Alcobendas; si se sigue optando porque sea el primer partido de este año. El modelo de competición deberá además convivir con la planificación del XV del León que afronta el inicio del camino para Francia 2023. Se rumorea que tras Portugal podrían visitarnos – de nuevo – Los Teros una vez que Japón descartó venir a Euorpa y jugar el 8 Naciones.

La buena noticia es que la vuelta del rugby está ahora más cerca. Solo falta poner fechas y buscar el mejor de los escenarios para un año muy complicado para todos.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más División de Honor