Síguenos

Copa del Mundo

Sudáfrica rompe a Italia (49-3)

©Francois Nel - World Rugby/World Rugby via Getty Images. Lodewyk De Jager ante Jayden Hayward

Los Springbocks se veían las caras ante Italia con el temor de una derrota que los mandara a casa antes de lo previsto. Nunca antes los de verde y oro habían perdido dos partidos en una fase de grupos de una copa del mundo y en esta ocasión no iba a suceder. Sudáfrica se impuso con solvencia gracias a su superioridad física a Italia por 49-3 en un encuentro que estuvo marcado por la disputa con melés pactadas. Italia se quedó sin pilieres derechos en apenas 10 minutos de partido que impidió la disputa normal de la fase estática durante el resto del encuentro. Además al inicio del segundo tiempo Lovotti veía la roja por una acción peligrosa sobre el octavo sudafricano. Los de Erasmus suman 5 puntos y se colocan primeros de grupo – con permiso de los All Blacks que aún no han jugado su tercer partido – perfilando cómo quedará el grupo B.

Y es que el partido duró exactamente lo que los pilieres derechos de Italia se mantuvieron sanos sobre el césped del Shizuoka Stadium Ecopa. En la primera melé al minuto de juego Ferrari se rompía en los isquios y dejaba su lugar a Riccioni. El jugador italiano sufría una conmoción que le obligaba a salir del terreno de juego y a que durante todo el partido no se disputaran las melés. Algo realmente asombroso a este nivel pero que por seguridad era necesario.

Para cuando todo esto había sucedido Kolbe ya había posado un ensayo – pasado por Pollard – y Allan había transformado un golpe para el 7-3 en el marcador. Lo cierto es que Italia aguantó muy bien el primer tiempo. Con una defensa muy seria fueron capaces de parar las acometidas de los Springbocks que siendo netamente superiores físicamente no podían utilizar su fuerza de melé para hacer daño al rival. Si no lo hacían con la melé, lo harían con el maul. Primero Pollard pasaba un golpe y luego el talonador Mbonambi culminaba una buena jugada de sus compañeros para poner el 17-3 con el que se llegaría al descanso.

Tras la reanudación Italia salió muy bien al campo y enlazó una jugada fantástica protagonizada por el tercera de origen sudafricano Braam Steyn que moría a pocos metros de linea de marca. Sus compañeros llegaban al apoyo a limpiar pero los pilieres Quaglio y Lovotti levantaban de forma muy peligrosa al octavo Vermeulen para clavarlo en el suelo. La acción le supuso la roja directa a Lovotti.

Wayne Barnes mostró la roja al italiano Lovotti por una jugada peligrosa sobre el Nº8 Vermaulen. Warren Little – World Rugby via Getty Images

Con 14 hombres en el campo y con mucho más espacio los Springbocks se hicieron aún más con el mando del partido y uno a uno fueron llegando los puntos. Primero Pollard ponía al pie el 20-3 pero los de Erasmus empezarían a castigar con ensayos los errores Azzurri. Hasta 5 marcas lograron los sudafricanos – mas otra anulada por el árbitro por pantalla de Kolisi – en los últimos 30 minutos de partido: Kolbe – que hizo doblete y pudo anotar alguno más – Am, Mapimpi, Snyman y Marx, más los puntos al pie del apertura africano completaban el 49-3 final.

El grupo B se perfila con Nueva Zelanda y Sudáfrica en cabeza e Italia que tendrá que traer jugadores de primera línea para medirse a los All Blacks logrará el billete directo para Francia como tercero.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Copa del Mundo