Síguenos

Copa del Mundo

Los All Blacks pasan a semis y dejan fuera a Irlanda

©World Rugby

El primer gran duelo de favoritos en las eliminatorias se lo llevaron los All Blacks. Nueva Zelanda se impuso a Irlanda por 28-24 en un partido épico en París. Y es que a falta de 15 minutos para el final el marcador estaba 24-25 tras el ensayo de castigo concedido a Irlanda. Un golpe de castigo de Jordie Barrett le dio la victoria final a los neozelandeses. Irlanda buscó la remontada hasta el final y pese a enlazar hasta casi 40 fases de juego no logró anotar. Los del trébol vuelven a caer en cuartos y siguen sin jugar una semifinal. Uno de los grandes favoritos se va para casa.

©All Blacks

Irlanda llegaba como el gran favorito a París para pasar a semifinales y romper definitivamente la barrera de cuartos de final. Sin embargo se encontraron con el equipo que mejor compite bajo presión de la historia del oval: Nueva Zelanda. Los All Blacks supieron cómo hacerle daño a los de Farrell y pronto se colocaron con un 0-13 a favor gracias a dos golpes de Richie Mo’unga y un ensayo de Leicester Fainga’anuku. Irlanda había tardado en entrar al partido pero poco a poco fue ganando terreno y dominando. Johnny Sexton abría el marcador de los irlandeses con un golpe y Bundee Aki posaba el primer ensayo de los del trébol rozando la media hora de juego para poner el 10-13. Las hostilidades se habían abierto y Ardie Savea – primero para Nueva Zelanda – y Jamison Gibson-Park – después para Irlanda – intercambiaban ensayos para mandar el partido al descanso 17-18. Además los All Blacks jugaban con un hombre menos por el Sin Bin de Aaron Smith en la recta final del primer tiempo.

©World Rugby

El primer tiempo entre Irlanda y Nueva Zelanda fue épico. En el segundo la tensión imperó. Will Jordan Volvía a perforar la defensa irlandesa para anotar y los All Blacks tomaban ventaja tras la patada de Jordie Barrett. Sexton pudo recortar al pie pero falló. No fallaría el maul irlandés cuando lograba avanzar tras una touche a 5 metros y Codie Taylor lo derrumbaba. Wayne Barnes concedía ensayo de castigo para Irlanda y mandaba al sin bin al talonador kiwi. El partido estaba en un punto, quedaba un cuarto de hora por jugarse y Nueva Zelanda estaba con uno menos. Dos errores de disciplina de los irlandeses le dieron a Jordie Barrett la posibilidad de anotar. La primera la desaprovechaba, pero no la segunda. Nueva Zelanda mandaba 24-28 y quedaban aún 10 minutos por delante. Irlanda lo buscó. Encadenó fase tras fase en busca del ensayo de la victoria, pero no llegaría.

El Nº1 del mundo se iba a casa y perdía una test match tras una racha de 17 victorias seguidas. Nueva Zelanda no falla a su cita de semifinales – solo en Francia 2007 se quedó fuera – y jugarán ante Los Pumas por un puesto en el partido que les puede dar su cuarta Webb Ellis.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 12 =

Más Copa del Mundo

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad