Síguenos

FER

La Asamblea General de la FER trae importantes cambios

La Asamblea General de la Real Federación Española de Rugby celebrada hoy en el Estadio Metropolitano de Madrid, ha refrendado el trabajo realizado por la directiva presidida por Juan Carlos Martín ‘Hansen’. El máximo organismo de representación del rugby español ha sentado las bases del marco regulatorio, deportivo y de gestión para transformar el rugby en España.

Tal y como se comprometió la nueva directiva, con la aprobación de la circular de contratación de jugadores y la ratificación de la nueva reglamentación para el cupo de jugadores y sus distintas categorías, se cierra una etapa y, de forma prácticamente unánime, se pone el foco en un futuro ilusionante para el rugby nacional.

Abrió la Asamblea su presidente, haciendo balance de sus primeros 11 meses en el cargo y anunciando la propuesta formal realizada a Pablo Bouza para convertirse en el nuevo seleccionador nacional masculino de rugby XV. Así mismo, alabó los esfuerzos de la Federación durante este tiempo para llevar a cabo todas las promesas de su programa y trasladó a los miembros de la Asamblea la responsabilidad de construir conjuntamente el camino que lleve a España a convertirse en el próximo Tier 1.

A continuación, tomaron la palabra los distintos miembros del Comité Ejecutivo que detallaron su área de gestión, empezando por el Tesorero de la Federación, Ramón Blanco, que presentó las cuentas del ejercicio 2022, anunciando que registrarán una pérdida de 374.000€, rebajándolo a menos de 400.000 como se comprometieron en la anterior Asamblea General Extraordinaria de noviembre. Detalló la evolución de los ingresos para las próximas temporadas, previstos en un aumento del 40%, y detalló las principales líneas de ingresos presupuestarios hasta 2024.

Tras ello, Gabriel Sáez, como vicepresidente del área deportiva, planificación y estrategia, desarrolló el plan estratégico para el área de gestión y la estructura deportiva confirmando que el nuevo enfoque se produce gracias al apoyo creciente del Consejo Superior de Deportes y, en especial, por la apuesta firme y decidida de World Rugby materializada en el programa Accelerate y en la elección de Madrid como una de las sedes de las Series Mundiales de Seven durante los próximos 3 años. La apuesta por el desarrollo, así como la creación por primera vez de un completo sistema de alto rendimiento con estructura y una propuesta holística para Los Leones y Las Leonas, son las claves del programa que presentó el área deportiva.

Eugenio Martínez Bravo, vicepresidente de Marketing, Comunicación y Patrocinio, presentó los resultados área, destacando el crecimiento en todos los KPIs de comunicación, poniendo énfasis en el hito de volver a la televisión semanalmente, y la creación del departamento de Marketing y Patrocinio, consiguiendo la renovación de todos los patrocinadores y acercando a nuevas marcas como sponsors al rugby. A continuación, José Antonio Garrote, vicepresidente del área Legal, repasó los distintos procedimientos legales en los que está inmerso la Federación y las líneas de actuación sobre ellos.

Juan Guitard, vicepresidente del área de gobierno, control y auditoría, detalló posteriormente la reconfiguración de los órganos de gobierno y control y repasó todos los procedimientos que se han llevado a cabo en estos 11 meses en relación a la elegibilidad de los jugadores. También incidió sobre los acuerdos alcanzados con el Alcobendas Rugby, refrendado por el Consejo Superior de Deportes, dentro del plan de redención acordado, que se basa en 4 propuestas: un festival de Rugby Inclusivo, la utilización de sus instalaciones para actuaciones con sponsors de la FER, actuaciones vinculadas con el centenario y la utilización de sus instalaciones para la recepción de selecciones extranjeras, como ahora Japón o en marzo, Canadá. Para todas ellas, aseveró, se ha contado con la valoración positiva del área deportiva, que ha confirmado que eran actividades novedosas y valiosas para el rugby español, y del área económica, que ha valorado cada una de ellas para asegurarse de que, al menos, se llega al importe final de la multa.

Tras el informe de cada área, se procedió a aprobar por amplia mayoría las diferentes votaciones: 

  • Gestión deportiva y Memoria Anual Deportiva de la FER.
  • Gestión económica del año anterior.
  • Programa Deportivo y Calendario de Competiciones de la FER, para la temporada 2023/24, entre los cuales cabe destacar la aprobación de la nueva reglamentación para el cupo de jugadores en las distintas categorías nacionales, sustituyendo la reglamentación de las Fs, y la circular de contratación de jugadores.
  • Presupuesto para el ejercicio 2024.

Nueva reglamentación sobre jugadores

Reglas aplicables en la temporada 2023/24 a la competición de DH masculina.

A.- CATEGORIAS.

a.- Categoría A. Son jugadores de la categoría A aquéllos que hasta los 21 años 1hayan tenido licencia federativa con cualquier club afiliado a la FER o a alguna federación autonómica integrada en ella, durante al menos tres temporadas consecutivas o cuatro alternas. En el caso de jugadores en que se de esa circunstancia, se computarán también las temporadas dedicadas por el jugador al rugby, hasta los 16 años, al amparo del Decreto 125/2008, que regula el Deporte Escolar en el País Vasco. Asimismo, son jugadores de la categoría A los que hayan participado en al menos dos Campeonatos de España de Selecciones Autonómicas (CESA) de rugby XV o 7 en categoría sub 14, sub 16 o sub 18.

Igualmente se incluyen en la categoría A los jugadores de rugby que antes de los 21 años, y durante tres temporadas consecutivas o cuatro alternas, hayan tenido licencia federativa con cualquier club afiliado a cualquier otra federación deportiva española o a alguna federación autonómica integrada en cualquiera de ellas.

b.- Categoría B. Son jugadores de la categoría B aquéllos que (i) hayan estado inscritos2, durante al menos dos años consecutivos o tres alternos, con equipos participantes en competición nacional senior de la FER; o (ii) hayan jugado al menos dos partidos oficiales con cualquier selección nacional española M18 o superior de rugby XV, o en al menos dos torneos oficiales de rugby 7 de categoría M18 o superior con la correspondiente selección nacional española, y sigan siendo seleccionables. Un jugador de la categoría A que también cumpla los requisitos de la B, se considera perteneciente a la categoría A.

Debe tenerse en cuenta, además, lo previsto en la regla D posterior.

c.- Categoría C. Pertenecen a esta categoría todos los jugadores que no son de ninguna de las otras dos.

B. NUMEROS MAXIMOS Y MINIMOS. FORMA DE COMPUTARLOS.
a.- Máximos y mínimos.
En el conjunto de jugadores convocados a cualquier partido deberá haber3:

– Un mínimo de 11 jugadores de la categoría A.

1 Se usa la expresión “hasta los 21 años” en vez de mencionar competiciones concretas para evitar dudas respecto a competiciones existentes en el pasado, pero ya desaparecidas.
2 Se toma como requisito el haber estado inscrito y no el haber jugado un número determinado de partidos por ser mucho más sencillo el control y, previsiblemente, muy limitados los casos que capturaría la otra redacción, mucho más compleja de aplicar.

3 Se pretende llegar progresivamente a 15 A mínimo, 8 B máximo, 3 C máximo, y extender, en temporadas sucesivas, esta normativa, con las adaptaciones que sean necesarias, al resto de las competiciones estatales senior.

  • –  Un máximo de 12 jugadores de la categoría B.
  • –  Un máximo de 3 jugadores de la categoría C.

    b.- Computo.

    El control del cumplimiento del número mínimo de jugadores de la categoría A, y de los números máximos de jugadores de las categorías B y C, se hará sobre el número máximo de jugadores que pueden convocarse a un partido, aunque los realmente convocados sean menos, y utilizando los datos existentes en el sistema utilizado por la FER para la gestión de los partidos. Dichos datos se reflejarán en el acta (en la que debe figurar, por tanto, la condición A, B o C de cada jugador).

    Al inscribir a cada jugador debe hacerse constar su condición de A, B o C. Para ello, el Club que lo inscriba deberá rellenar un formulario en el que explique los datos que acreditan su condición (p.e., explicar, para la categoría A, en qué clubes y bajo qué federación autonómica tuvo ficha en la edad exigida, o campeonatos CESA en que intervino, y, en el caso del País Vasco, explicar las temporadas y clubs en que se jugó al amparo de la normativa de Deporte Escolar hasta los 16 años; o, para la categoría B, temporadas en que se contó con la inscripción requerida) y aportar los datos que no estén disponibles para la FER, en particular cuando se trate de un jugador con categoría A proveniente de otros deportes federados, aportar la documentación que acredite esa condición de federado en otros deportes en las temporadas exigidas, que podrá ser comprobada por la FER contactando con dichas federaciones. En el caso de temporadas computables en Deporte Escolar a jugadores del País Vasco, deberán aportar la documentación justificativa, en particular el listado oficial remitido anualmente a la Diputación Foral respectiva por el club el que conste el jugador.

    C.- REGLAS ESPECIALES.

    a.- Convocatorias para selecciones nacionales y lesiones jugando con España.

    En los casos en que un club tenga jugadores de la categoría A que no puede utilizar por estar convocados para selecciones nacionales o en una franquicia patrocinada por la FER, en los partidos en que se de esa circunstancia podrá utilizar un jugador concreto de las categorías B o C como si fueran de la categoría A (en adelante, Jugador de Sustitución) por cada jugador de la categoría A convocado para las selecciones o franquicia que no pueda utilizar. Cada Jugador de Sustitución deberá poder ser identificado (tanto en este caso como en el otro tratado más abajo) como tal en el sistema de gestión de partidos de la FER, para asegurar su computo como de la categoría A mientras lo sea.

    En los casos en que un club tenga jugadores de la categoría A con baja médica cuya lesión causante de la baja se haya producido jugando con una selección nacional o franquicia patrocinada por la FER, y así lo acrediten los servicios médicos de la FER, en los partidos en que exista esa circunstancia podrá utilizar un Jugador de Sustitución de las categorías B o C como si fueran de la categoría A por cada jugador de la categoría A en el que concurra aquella.

    Si la lesión padecida por un jugador de la categoría A jugando con España o la franquicia citada es de larga duración, y así lo certifican los servicios médicos de la FER, de tal manera que, al criterio de dichos servicios, ello le impide terminar la temporada, sólo podrá acudirse al sistema de Jugador de Sustitución en un máximo de cuatro ocasiones. El club afectado podrá, desde el

momento de la lesión y antes o después de haberse agotado las cuatro utilizaciones máximas del Jugador de Sustitución, fichar otro jugador de la categoría A, dando de baja al lesionado. Estos fichajes de jugadores de categoría A para sustituir a un jugador de categoría A lesionado de larga duración con la selección o franquicia no se consideran medical joker y no están sujetos a límite temporal, ni a límite cuantitativo.

En las mismas circunstancias, la lesión de larga duración que impida terminar la temporada a un jugador de categoría B, producida con alguna de las selecciones o franquicias citadas, permitirá al club el fichaje de un nuevo jugador de categoría A o B para sustituir al lesionado, sin límite temporal ni cuantitativo, y sin considerarse medical joker.

b.- Medical joker.

En el número de partidos exigidos para poder sustituir un jugador, lesionado con su club, con la figura del medical joker, se computarán los jugados con el club, los jugados con alguna selección M18 o superior, XV o 7, o con una franquicia patrocinada por la FER, y los que pudo haber jugado con su club (uno por jornada en la que participe) si no pudo hacerlo por estar convocado con alguna de las selecciones o franquicia citadas y finalmente no jugó con la misma.

D.- Movilidad entre clubes de jugadores de categoría A.

Si un jugador de categoría A, que haya jugado en un mismo club durante cuatro temporadas seguidas o cinco alternas hasta los 21 años, sale de ese club con destino a otro club nacional, durante la primera temporada que juegue en el club de destino, a los efectos de esta normativa, computará en ese club como jugador de categoría B. Todo ello salvo que el club de origen acepte expresamente por escrito que dicho jugador pueda ser inscrito desde la primera temporada en el club de destino como de categoría A.

E.- Vigencia de las categorías durante la temporada.

Cuando un jugador sea inscrito como A, B, o C, aunque durante la temporada en curso se cumplieran los requisitos para pasar a otra categoría, en particular, de C a B (por ejemplo, por haber jugado con alguna selección), o de B a A (por ejemplo, por no haber acreditado documentalmente antes de la inscripción su condición y pretender hacerlo más tarde), se mantendrá en la categoría original hasta el final de la temporada, salvo lo previsto para los Jugadores de Sustitución.

DISPOSICIÓN ADICIONAL.

A los efectos de la definición de la categoría A, se considerarán como si fueran clubs afiliados a la FER los que lo estén a la Federación de Rugby del Principado de Andorra.

CIRCULAR SOBRE LOS REQUISITOS QUE HAN DE CUMPLIR LOS CLUBES DE DH MASCULINA PARA INSCRIBIRSE EN LAS COMPETICIONES 2023/24 

Consultar aquí

REGLAS APLICABLES EN LA TEMPORADA 2023/24 PARA TODAS LAS CATEGORÍAS ESTATALES EXCEPTO DH MASCULINA

En la Circular con los requisitos generales y en el de cada una de esas competiciones, incluir:

Durante todo el tiempo que dure cada encuentro de cualquier competición nacional sénior (DHF, DHBM y DHBF con excepción de la DH Masculina y CN M23) deberán estar disputando por cada equipo, al menos, nueve (9) jugadores considerados “de formación”. En el caso de la CN M23 el mínimo de jugadores considerados “de formación” que deberán estar sobre el terreno de juego disputando el encuentro será de doce (12). En cada circular concreta de competición se especificará este punto, teniendo en cuenta las circunstancias que se pueden presentar en caso concretos de reemplazos de jugadores y expulsiones temporales o definitivas.

A estos efectos se considerarán jugadores “de formación” aquellos que en el período comprendido entre los 14 y los 22 años, ambos inclusive, hayan tenido licencia federativa por cualquier Club afiliado a la FER o Federación Autonómica integrada en ella, durante al menos cuatro (4) temporadas, sean consecutivas o no. En todo caso, para que se compute como una temporada, con los efectos antes expuestos, la licencia federativa habrá debido mantenerse con el Club durante al menos seis meses consecutivos. En el caso de que el jugador, en el transcurso de la misma temporada, obtuviese licencia por más de un Club, estando todos ellos afiliado a la FER o Federación Autonómica integrada en ella, será sumado el tiempo de permanencia en todos ellos a los efectos del cómputo del periodo de seis meses.

Los jugadores que reúnan los requisitos necesarios para ser seleccionables con la Selección Española (Equipo Nacional de España) serán asimilados a los jugadores “de formación”, a los efectos previstos en este apartado. Para ello se tendrán en cuenta todos los criterios y requisitos exigidos por World Rugby en su Regulación 8 acerca de la Elegibilidad de jugadores. Los Clubes, bajo la responsabilidad de su presidente, deberán remitir a la FER la documentación pertinente de todos aquellos jugadores extranjeros o que no hayan nacido en España y que no puedan ser considerados “de formación” en base a lo descrito en el párrafo anterior para que se le acredite la condición de seleccionable y puedan marcarlos como tal en el acta de sus partidos.

PROPUESTA A LA ASAMBLEA GENERAL DE LA FER DEL 8 DE JULIO DE 2023 Liga Nacional M23 Temporada 23/24
Propuesta del Club de Rugby Complutense Cisneros

Tras la reunión mantenida el jueves 11 de mayo con los clubes participantes en la competición M23, las conclusiones de la misma fueron:

  • –  Satisfacción generalizada por esta competición. Todos los clubes que participaron en dicha reunión concluyeron que la Liga Nacional M23 es buena y necesaria para el rugby español, porque facilita la continuidad de los jugadores jóvenes cuando pasan de S18 a categoría sénior, y potencia la formación de jugadores jóvenes en un entorno menos hostil.
  • –  Necesidad de mantener la competición. Todos los clubes participantes manifestaron estar de acuerdo en que esta competición se consolide y se mantenga durante los próximos años.
  • –  Mantener la obligatoriedad para los equipos participantes en la División de Honor. Se debatió si la Liga Nacional M23 debería seguir siendo obligatoria para los clubes participantes en la DH, y por mayoría se decidió mantener esta obligatoriedad con el argumento de evitar que uno o dos años esta competición desaparezca.
  • –  Bondades de la M23 en cuanto a la formación de jugadores jóvenes. No todos los jugadores jóvenes pueden competir en sus primeros equipos cuando cumplen los 18 años. Muchos de ellos siguen una lenta evolución y desarrollo, y mantener una competición M23 que les permita jugar con jugadores de su misms edad, favorece la evolución y desarrollo de muchos deportistas que tras dos o tres años en esta competición, pasan a formar parte de las primeras plantillas de sus equipos.
  • –  La retención de jugadores en el tránsito entre S18 y categoría sénior. Muchos son los jugadores que todos los clubes perdemos cada año en el tránsito entre las etapas de academia (S18) y la categoría sénior, y mantener una competición de jugadores M23 permite a los jugadores mantener los grupos sociales formados en las etapas de cantera, así como les permite jugar en un entorno físico mas equilibrado. Todo ello redunda en que hay más jugadores jóvenes que siguen jugando.
  • –  Mejorar la Competitividad. En esta reunión se comentó la necesidad de incrementar la competitividad de la competición lo que obligaría a competir en grupos por resultado, y no por localización geográfica. Competir con equipos de nivel deportivo similar redundará en partidos más igualados y por tanto en la mejora y evolución de los deportistas que juegan esos partidos. Los resultados abultados en ambos grupos durante las últimas temporadas se traducen en minutos de juego que no aportan valor, ni para los jugadores y equipos que ganan por esas grandes diferencias, ni para los que pierden. Por tanto, se acordó buscar formas de mejorar la competitividad de la competición.
  • –  Buscar formatos que permitan ahorros en viajes. También se comentó en esa reunión la necesidad de no encarecer el formato actual de dos grupos geográficos, y buscar formatos que abaraten la competición. Se habló de realizar una primera fase incluso más zonal para reducir los gastos en viajes.

    Con todos estos puntos tratados en la reunión, desde el Complutense Cisneros se traslada a la Asamblea General la siguiente propuesta:

    Propuesta para la Liga Nacional M23 para la temporada 23/24

  • –  La competición M23 de la Temporada 23/24 estará condicionada por los equipos participantes. Si los equipos que se inscriban son menos de los que han competido en la temporada 22/23 (menos de 18), la competición deberá mantener dos grupos geográficos a ida y vuelta, con play off sólo para los 4 primeros clasificados (semifinal y final) a jugar siempre en campo del mejor clasificado.

– Si se mantiene o incrementa el número de equipos a los que han competido en la temporada 22/23 (18 equipos o más), se plantea una primera fase a doble vuelta divididos en 3 grupos zonales similar a la propuesta de la UES. Los grupos serían:
o GRUPO A.- Sector Atlántico: Las federaciones territoriales de Galicia, Asturias, Cantabria, Euskadi, La Rioja y Navarra; más las provincias de León, Zamora, Palencia y Burgos.
o GRUPO B.- Sector Mediterráneo: Las Federaciones de Andorra, Aragón, Cataluña, Islas Baleares y Valenciana.
o GRUPO C.- Sector Central: Las Federaciones de Castilla y La Mancha, Extremadura, Andalucía, Murcia, Madrid y las provincias de Salamanca, Segovia, Avila, Valladolid y Soria.
o Los grupos los configuran, sin excepción, todos los equipos de División de Honor A, así como todos aquellos que deseen participar de División de Honor B y que cumplan con los requisitos propios a la competición M-23. Queda también abierto a la participación de otros clubes que cumpliendo los requisitos deseen participar. Los grupos tendrán un máximo de 10 clubes que atienden a esta prioridad:
a) primero los obligados (12 clubes DHA)
b) segundo los de División de Honor B
c) en tercer lugar el resto por orden de registro de solicitud con ingreso de fianza a establecer por JD FER

  • –  La segunda fase sería por nivel competitivo, dividiendo la competición en dos grupos según ranking. Al Grupo A irían los tres primeros clasificados de cada grupo, y al Grupo B irían los 3 clasificados en último lugar de cada grupo. Esta segunda fase se jugaría en 9 jornadas con 8 partidos cada equipo, 4 en casa y 4 fuera a decidir por sorteo.
  • –  Play Off o fase final. La jugarán sólo los 4 equipos clasificados el 1o al 4o, y jugarán una semifinal a partido único en el campo del mejor clasificado atendiendo al emparejamiento 1o Vs 4o y 2o Vs 3o, y la final a jugar en el campo del mejor clasificado entre los dos finalistas.

    Con esta propuesta se mantienen los 18 partidos de la temporada pasada, y sólo mantienen los 2 partidos extra de play off final los 2 equipos finalistas. 20 partidos jugarán los dos finalistas; 19 partidos jugarán los otros dos semifinalistas; y el resto de equipos jugarán 18 parttidos.

Con esta propuesta se cumplirían todos los puntos comentados en la reunión de equipos M23:

  • –  Ahorro: una primera fase de 10 partidos por grupos aún más zonales
  • –  Competitividad: la segunda fse permite jugar partidos entre los mejores equipos, y entre los

    equipos con jugadores más en formación.

  • –  Formación de jugadores. Jugar entre 18 y 20 partidos en una temporada para los jugadores

    M23 permite ofrecerles un escenario óptimo para elevar sus prestaciones técnicas y mejorar su

    desempeño táctico.

  • –  Retención de jugadores. Es una liga atractiva con suficientes partidos, más equilibrada a nivel

    competitivo, pero a la vez menos viajes (o más cortos).

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 13 =

Más FER

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad