Síguenos

Highlights

Georgia saca a relucir las carencias de España

©Walter de Girolmo vía FERugby

Los Leones cayeron derrotados de forma contundente ante Georgia en Torrelavega por 3-41 en la última jornada de la fase de grupos del renovado Rugby Europe Champioship. España solo pudo anotar uno de los 3 golpes castigo de los que dispuso durante el primer tiempo y volvió a estar poco resolutivo en las situaciones claras de anotar. Georgia – con el piloto automático en modo mundial – vino a Torrelavega con su ejército Top14 y fue muy superior a los nuestros recordando tiempos pasados. Hasta en 7 ocasiones lograron los Lelos profanar la zona de marca de Los Leones e incluso pudieron ser algunas más de no evitarlo la defensa española en zona de marca, pese a jugar durante muchos minutos – hasta 3 amarillas vieron los de Maisashvili. España termina como segunda el grupo A y tendrá que buscar una plaza en la gran final de Badajoz a domicilio frente al ganador del partido entre Portugal y Rumania que se juega este fin de semana en Lisboa.

Georgia era sin duda un duro hueso que roer. España – en pleno cambio de ciclo – recibía a uno de los equipos más en forma del continente que venía de imponerse a equipos 6 Naciones como Italia o Gales. Además las dudas generadas en los últimos dos partidos generaron una mezcla perfecta para que se produjera lo que pasó en Torrelavega. Georgia fue netamente superior a España y eso que los nuestros tuvieron un poco más de posesión – 52%-48% – y jugaron durante muchos minutos con un hombre más por las 3 amarillas que vieron los Lelos. Otro factor que se viene repitiendo es la falta de contundencia en los metros finales. España no aprovecha sus oportunidades y ayer volvió a fallar ahí. Hasta en 3 ocasiones desperdiciamos saques de lateral a 5 metros. El único bagaje ofensivo de los nuestros se limitó a un golpe castigo anotado desde casi 50 metros, y otros dos que se fueron muy desviados de palos.

Y es que desde el inicio de partido se podía intuir cómo se iba a desarrollar el choque. En apenas 7 minutos Tabutsadze ya había posado dos marcas para los Lelos para poner el 3-10 en el marcador. La anotación de Los Leones la lograba Vinuesa desde el centro del campo. El partido se ponía muy de cara para Georgia desde el inicio y los de Maisashvili pudieron incluso ampliar su renta en torno al minuto 20. El medio de melé georgiano Abzhandadze no lograba posar al sacar rápido un golpe de castigo que le podía haber costado el sin bin a Carmona. No tardarían mucho los georgianos en volver a 22 española y tener opciones de anotar, y tras un buen maul el imponente pilier Gigashvili posaba la tercera conquista visitante para poner el 3-15.

Vinieron entonces los mejores minutos de España en el partido. Los Leones tomaron las riendas del choque y empujaron a Georgia a su 22. Bell buscaba los espacios y nuestra delantera chocaba contra un muro, pero no hubo manera de sobrepasarlo o derribarlo. Todas nuestras opciones se iban al limbo con errores en momentos puntuales. España perdonaba, algo que no haría Georgia. La siguiente ocasión en la que los Lelos pisaron 22 española volvieron a anotar. Una buena combinación por el centro de la defensa española permitió al apertura Abzhandadze posar bajo palos para poner el 3-22 – él mismo completaba la acción con la transformación – para mandar el partido al descanso.

©Walter de Girolmo vía FERugby

La segunda parte siguió el guión de la primera. España tenía una falsa sensación de dominio de la posesión pero fue Georgia el que siempre llevó la batuta y el ritmo del choque. Sería el capitán Sharikadze el autor de la quinta marca georgiana en El Malecón antes de los 10 minutos de juego de la reanudación. España siguió intentando con fe y un placaje alto del talonador Mamukashvili sobre Feta Casteglioni nos permitía jugar en superioridad. De nuevo los errores propios nos privaron de posar. España no aprovechaba el sin bin del delantero rival, y es que además todo lo poco resolutivos que éramos nosotros en 22 contraria lo eran los Lelos en la nuestra. Un impresionante 50-22 de Abzhandadze ponía a Georgia de nuevo con posibilidades para anotar aunque en esta ocasión pudimos detener una melé a 5. Los carruseles de cambios se sucedían y los problemas para España aumentaron cuando Foulds tenía que dejar el partido y el bravo tercera de Cisneros Moretón tenía que dejar el partido con un golpe en la cabeza y en el hombro. Santos ya había hecho la rotación completa delante y nos veíamos obligados a jugar con Alex Alonso como Nº8.

Georgia anotaría dos marcas más hasta el final del partido – el ala Todua y el zaguero Niniashvili – para cerrar el marcador 3-41 pese a perder dos hombres más en el sin bin en los últimos minutos. España se vio superada con amplitud por una gran Georgia que vuelve a agrandar la brecha con España. Un equipo en pleno ritmo mundialista con un equipo renovado que recuerda épocas pasadas. Hacía mucho que España no se veía tan ampliamente sobrepasada por Georgia que supo sacar a relucir nuestras carencias.

Los Leones piensan ya en las semifinales del REC 2023, y deberán ganarse un puesto en la final de Badajoz a domicilio para poder tomarse una posible revancha con Georgia. Hasta ahora España no ha podido contar con sus mejores jugadores: ¿Será posible para las dos citas que restan?

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 20 =

Más Highlights

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad