Síguenos

Highlights

Los Leones cargan contra World Rugby y la FER: «Nos han abandonado»

Imagen de los Leones en el partido ante los Classic All Blacks. / Photoscrum

Los miembros de la Selección Española de rugby, los Leones, han hecho público un comunicado que nos han hecho llegar para mostrar sus sensaciones tras todo lo ocurrido. A continuación os dejamos el comunicado:

«Una vez que han transcurrido unos días desde que se comunicó la decisión del Comité de Apelación, y con la cabeza más fría, parece necesario trasladar al mundo del rugby, a nuestros aficionados y, en definitiva, a todos los españoles, por los que íbamos a competir, nuestro sentir respecto a la misma.

Estamos decepcionados. Muy decepcionados. Nosotros siempre hemos creído en los valores que definen al rugby: pasión, solidaridad, disciplina y respeto. Y los hemos defendido en todas las circunstancias, dentro y fuera del campo.

No obstante, quien debería ser el mayor garante de estos valores, esto es, World Rugby, en esta ocasión, los ha obviado de manera absoluta. No hay pasión cuando lo que se gana en el campo, se pierde en los despachos.

No hay solidaridad cuando se hace cargar a los jugadores con las consecuencias de unas acciones que les son en todo ajenas. Ninguno de nosotros, los que hoy conformamos la XV del León, hemos intervenido ni siquiera mínimamente en los acontecimientos que han dado lugar a la reducción de puntuación, pero somos nosotros los que lo vamos a sufrir. Adiós a una ilusión por la que hemos luchado sin descanso, sacrificando, incluso, nuestra vida familiar.

No hay disciplina cuando se utilizan distintas varas de medir. Duele especialmente la certeza de que nunca se habrían retirado diez puntos a otros equipos nacionales, pero basta con comprobar antecedentes para poder afirmarlo (London Welsh, Grannygate, Gales en la RWC de 2003).

Por último, no hay respeto, ni el más mínimo, cuando no se le permite a un país defenderse. Todas las pruebas aportadas en fase de apelación fueron inadmitidas por el Comité de Apelación, cuando la realidad es que las mismas no pudieron obtenerse antes y demostraban, sin lugar a dudas, cómo se habría fraguado la supuesta falsificación de la copia del pasaporte de un jugador, cómo el jugador había mentido, incluso a World Rugby.

Todas esas pruebas fueron conocidas por los miembros del Comité de Apelación, por todos ellos, y decidieron mirar para otro lado, y no considerarlas. Era mucho más fácil actuar así que aplicar justicia, que asumir que ellos se habían equivocado también, que el jugador les había engañado, y que en pro de la justicia tenían que revocar la decisión inicial y devolver a España su plaza en la Copa del Mundo.

Pero no solamente esto. Con fecha 30 de junio de 2022 hemos sido conocedores de que World Rugby ha decidido no atender la denuncia interpuesta por la Federación Española de Rugby en un posible caso de alineación indebida, como consecuencia de la posible no elegibilidad del jugador neozelandés Jason Tomane. Tanto los hechos, como el procedimiento seguido y los indicios obtenidos son similares a los que, en su día, sirvieron para iniciar el procedimiento contra España por la alineación de Gavin Van Den Berg. Sin embargo, ya vemos que las consecuencias son totalmente distintas. Lo que sirve para Rumanía no sirve para España.

Estamos perplejos. Absoluta y completamente perplejos. La doble (o triple o cuádruple) vara de medir que aplica World Rugby es total. Se desprende una especial inquina contra España, o contra los dirigentes de su Federación o contra nosotros, los jugadores. La realidad es que desconocemos contra quién y porqué, pero, desde luego, su forma de actual queda muy lejos de la equidad y confianza que debería ofrecer una federación internacional.

A la vista de lo anterior, el primer cambio debe venir directamente de World Rugby. Queremos creer en ellos. Los necesitamos. Pero lo que necesitamos por encima de todo es pasión, solidaridad, disciplina y respecto en su gestión. E igualdad. Su normativa y regulación es deficiente y discriminatoria, y en modo alguno garantiza la independencia y la justicia en la aplicación de las normas. Y a los hechos nos remitimos.

Hablamos del primer cambio, pero no debe ser el único. Debe haber, igualmente, un cambio radical, generalizado e inmediato en la Federación Española de Rugby. Ya no sirven las viejas fórmulas ni los antiguos procedimientos, los cuales han dado lugar, ni más ni menos, que a dos expulsiones consecutivas de Copas del Mundo.

Merecíamos más respeto. Así como nosotros dimos todo en cada partido, la Federación Española de Rugby, en su configuración actual, debió darlo todo desde el primer momento en el que pudo defenderse de las acusaciones de alineación indebida. Debió, ya en esa fase inicial, buscar pruebas y testigos, como sí que se hicimos, aunque ya tarde, en fase de apelación. Nunca debió dejarse nada a la suerte.

Los jugadores no nos sentimos cuidados. Nos han abandonado y eso duele. Se ha acabado nuestro gran sueño, el que nos llevó años construir. Años de lucha y sacrificio, tanto en lo laboral como en lo personal y que, como consecuencia de un “descuido”, han acabado en nada. Pero nosotros no nos rendimos. Vamos a seguir luchando por el rugby español y jugaremos el partido contra Canadá. No por la Federación Española de Rugby, no por la mayoría de nosotros, que sin duda nos plantaríamos, sino por todos los aficionados y nuestros compañeros más jóvenes, que aún guardan la ilusión que muchos hemos perdido.

El relevo generacional en la Federación Española de Rugby debe ser absoluto, acompañado, cómo no, de un cambio organizativo. Nuestra intención es potenciarlo desde dentro y luchar, de verdad, por los activos del rugby español, es decir, por los jugadores, entrenadores, clubs y aficionados, sin más intrigas y sin mayor interés que defenderlos y hacer crecer este deporte.

Muchos de los jugadores que hoy conformamos la XV del León no tendremos la oportunidad de acudir a otra Copa del Mundo. El sueño acaba aquí. Logramos la clasificación en el campo para la Copa del Mundo de 2019 y volvimos a lograrla para la Copa del Mundo de 2023. Pero, por una cuestión de edad, no tendremos otra oportunidad. El daño es irreversible. Y doloroso.

Esperamos ser testigos del renacimiento de España en el rugby y estaremos ahí para festejarlo con todos, pero sólo seremos eso, testigos. Ya no seremos partícipes de nuestro propio sueño.

Por último y, desgraciadamente, no podemos dejar de acordarnos de todas aquellas personas que participaron activa o pasivamente en la manipulación de la copia del pasaporte que nos ha traído aquí. A quienes, por acción, por inacción, por negligencia o por desidia, dejaron que esto sucediera. Eran, o creíamos que eran, gente de rugby, amigos, compañeros, jugadores y entrenadores, en quienes confiábamos ciegamente y que nos vendieron de la forma más cruel. Deshonrasteis a la selección, mancillasteis su camiseta, insultasteis al deporte español, y habéis traicionado a todos los españoles. Confiamos en la justicia y esperamos que los culpables de esta situación paguen por ello.

Dicho todo lo anterior, solamente nos queda agradecer a los aficionados y los medios de comunicación el gran apoyo que nos han dado durante este proceso. Seguiremos luchando por ellos día a día, llevando con orgullo una camiseta, la de la Selección, que por nuestra parte ha merecido y merece todos los sacrificios.

3 Comentarios

3 Comments

  1. Francisco Hernández Carrascosa

    1 julio, 2022 en 2:27 pm

    Amen y muchas gracias por todo lo nos dais que como aficionado he disfrutado, disfruto y disfrutare.
    Cambiar todo para que nada cambie ya no sirve, hya cambiar todo de verdad
    , sin rastro de lo anterior , sino seguiremos igual siempre.

  2. Jose

    1 julio, 2022 en 4:05 pm

    Vosotros los jugadores sois los que más habéis perdido, sin lugar a dudas. No os merecéis todo lo que ha pasado desde el brillante partido ante Portugal. El tiempo es el único juez que da y quita razones. Agradecido a todos los componentes del XV del León y al cuerpo técnico.

  3. Fernando

    1 julio, 2022 en 7:54 pm

    Si nos desprecian, pues salimos de la world rugby. Parece que hay una Cábala contra España, tendrán miedo de una nación con gran potencial ???
    De todas maneras, su fuerzas oscuras nos bloquean, a que sirve persistir en ella ?
    Desarrollamos nuestro campeonato, Leones para partidos de gala y ya esta
    Adiós world rugby chorizos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más Highlights

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad