Síguenos
< /div>

FER

Carta de los entrenadores aspirantes N3 a Alfonso Feijoo

© PhotoScrum. El presidente de la FER Alfonso Feijoo.

Un grupo de entrenadores de distintas regiones que este verano han cursado el Nivel 3 de la FER han mostrado su deseo a Veintidós de hacer pública una situación que tildan de «nada grata» y nos han hecho llegar la carta que han dirigido al Presidente de la FER: Alfonso Feijoo, que reproducimos íntegramente a continuación:

Estimado Sr, Feijoo:

Nos dirigimos a Vd. en su condición de máximo responsable de la casa que nos acoge a todos, que no es otra que la Federación Española de Rugby, y de la que nos consideramos parte.

A modo de presentación, le anticipamos que somos un grupo de entrenadores de distintas regiones que este verano hemos cursado el Nivel 3 de la FER, curso de mayor nivel y que como bien sabes se accede mediante invitación tras una selección previa de la propia federación y en el que, además de acreditar disponer de niveles previos en cuanto a formación como entrenador, también debemos demostrar experiencia como jugadores y entrenadores durante años. Por tanto, al haber sido seleccionados para asistir al curso, partimos de que la propia FER nos consideraba entrenadores formados y cercanos al mayor estándar posible como entrenadores nacionales. Tras intercambiar correos con el director de desarrollo y todo lo acontecido al finalizar el curso hemos sabido, lamentablemente, que se aceptan candidaturas para rellenar cupo, pero que realmente no nos consideraban aptos desde un principio.

Conforme a nuestras vivencias, le queremos hacer partícipe de la experiencia, nada grata, y de los extractos principales de los distintos escritos que hemos intercambiado con el director de desarrollo de la FER, Cesar Archilla, que nos consta ha trasladado al director del curso, Santiago Santos, para su conocimiento.

Recibimos las notas a finales de noviembre; inicialmente fue una única nota por todo el curso, con un balance desolador de 7 aprobados de 18 matriculados. Varios de nosotros individualmente solicitamos aclaraciones o revisión de la nota, recibiendo contestación, esta vez sí de forma rápida, pero limitándose a una serie de notas numéricas que no concordaban con todos los trabajos solicitados y realizados y sobre todo, sin ningún comentario que pueda facilitar la mejora.

Esto nos llevó a realizar un feedback del curso, ya de forma conjunta, a varios de nosotros con el afán de poner sobre la mesa muchos de los aspectos que creemos que deben mejorar profundamente desde la óptica de entrenadores en activo, ya que nos vemos evaluados cada fin de semana por nuestros propios clubs, consideramos que este curso no puede ser un mero apto o no apto totalmente subjetivo.

En nuestro primer escrito al director de desarrollo, hicimos una serie de observaciones para que las trasladase a quien lo considerase oportuno; acompañamos copia íntegra de ese primer escrito y que como verá, es una crítica respetuosa sobre determinados aspectos del desarrollo del curso, focalizada en temas como el hecho de que apenas se imparten contenidos, la evaluación es relativa a los conocimientos previamente adquiridos por los participantes y no a lo impartido en el curso, criterios de evaluación indefinidos, evaluación totalmente académica y teórica sin guía de seguimiento y muy subjetiva, trato discriminatorio hacia algunos alumnos, exceso de presión en la semana presencial, ausencia de índice de contenidos reales de cada materia, falta de explicación en la materia de análisis, ausencia de criterio ni explicación previa sobre qué es lo que se pretende del examinando en una sesión de campo, subjetividad de los criterios de evaluación, ausencia total de trabajo de defensa o fases estáticas, omisión total al rugby femenino, irregularidades en las calificaciones con algunos trabajos evaluados pese a que de la plataforma se deduce que no han sido visualizados, falta de tutorización y monitorización del curso y la evolución del alumno, etc.

Como puede verse, hay un gran margen de mejora, siendo éstas algunas de las cuestiones que quisimos destacar, sin que fuesen las únicas; como hemos señalado, le acompañamos esta primera comunicación en archivo adjunto rogándole dedique algo de su tiempo a su lectura.

El director de desarrollo nos aclaró, convenientemente, algunos de los puntos expresados y a los que dimos respuesta, la encontrará también en el archivo adjunto, destacamos algunas de ellas:

Los contenidos, evaluación, objetivos, etc… Y ORIENTACIÓN DEL CURSO (entrenadores que van a dirigir DH)… están en la plataforma y los tenéis descritos tanto en la guía como el documento de objetivos.

Nuestra contestación fue la siguiente:

En el segundo punto nos comentas que los contenidos, objetivos y criterios de evaluación están en la plataforma. Efectivamente hay objetivos y contenidos en cada área, los del Boletín Oficial del Estado, que no concuerdan con el desarrollo del curso, nos referíamos a unos objetivos y contenidos reales acordes a la formación que hemos recibido. En cuanto a los criterios de evaluación, no existen, en la parte de evaluación de las orientaciones se enumera lo que hay que entregar, apuntando que hay que obtener una calificación positiva, sin que haya unos indicadores para dicha evaluación lo que da lugar a un margen de discrecionalidad y arbitrariedad impropios de cualquier tipo de proceso evaluador que dé lugar a la expedición de un título. Hemos entregado todo lo exigido, pero sin guía alguna ni antes, ni durante ni después del curso.

No sabemos si eres consciente o no, pero entre los examinandos figuran varios que son profesores en su trabajo habitual, y que por tanto imparten en su día a día enseñanzas regladas siguiendo una programación y unos objetivos adaptados, elaboran materiales y recursos propios, tutorizan a sus alumnos y los evalúan conforme a criterios conocidos y establecidos previamente; así que cuanto menos debemos esperar, cuando no exigir, respeto a estos profesionales y humildad para aprender de los errores; claro está que si no se piensa asumir errores de programación, objetivos, método y evaluación, la situación se torna en bucle y año tras año todo seguirá igual, es importante la autoevaluación y la autocrítica para poder evolucionar y mejorar.

Otro de los puntos destacables y que comenta el Sr. Archilla fue:

“…Tenéis el enlace a la valoración del curso totalmente anónima en la plataforma y cuyo análisis de resultados son muy diferentes a los que expresáis aquí, y tienen mayor valor teniendo en cuenta también que un par de compañeros la ha rellenado una vez conocida su evaluación de no superado el curso.”

A lo que respondimos:

En cuanto al enlace de valoración anónima del curso, ni nos planteamos rellenarlo inicialmente porque creímos más adecuado ir de frente; en cuanto a este tema, nos ha parecido poco apropiado tu comentario “tienen mayor valor; ninguna opinión tiene más valor que otra, independientemente de la vía por la que llegue, y todas han de ser respetadas. Y no te engañes, salvo excepciones, todos/as sacamos las mismas conclusiones del curso, incluso compañeros/as de otras convocatorias con los que estamos en contacto; pero si alguien las expresa puede pasar, por ejemplo, que ya incluso te nieguen la revisión de tus trabajos como ha pasado recientemente; algo que debería sonrojarte (aquí la crítica sí es hacia tu persona directamente).

Como ejemplo, la respuesta, vía email, de César Archilla a un compañero del curso:

“…Creemos que aunque te ampliemos la revisión de tu evaluación, o tengas una tutorización sobre lo realizado no va a servir para mucho, pues tu postura es bastante clara. Por lo que es mejor que lo dejemos como está”

Precisamente una de las quejas fundamentales es la falta de retorno para poder mejorar en nuestra formación. Una vez más “algunos siguen sin entender nada”. Las aclaraciones siguen con algo que destacamos sobre el resto:

“… Exigencia del curso. Está pensando así, pues está orientado a entrenadores que van a dirigir DH (está claro que debemos ser más exigentes con la admisión de las candidaturas presentadas), tanto de la semana presencial como de los trabajos a posteriori, el aprendizaje que se saca de realizar estos trabajos es parte del crecimiento como entrenador, y ha quedado demostrado a través de los feedback de los alumnos de los anteriores cursos.”

Nos hizo abrir los ojos y respondimos de forma más contundente:

Pero lo más impactante, es tu defensa de la exigencia del curso, repites varias veces “entrenadores que van a dirigir DH”, esto sí nos sorprende y da explicación a muchas cosas (incluso las que no explicas) porque confirmas que aceptáis candidatos que no tienen ese perfil para rellenar el cupo y que pueda salir el curso, sin pensar en el esfuerzo tanto económico como personal que supone para los examinandos, advertimos carencia manifiesta de honestidad.

Muchas preguntas se nos plantean, ¿No se puede realizar un curso de formación por el simple hecho de aprender, mejorar, evolucionar, actualizar o reforzar? ¿No se puede superar un curso de formación si no nos vamos a dedicar a entrenar DH? No proclaméis que el curso es exigente porque no es así, no es exigente en contenidos, lo hacéis exigente al meter una presión con los plazos de entrega innecesaria, eso no hace un curso difícil lo hace inútil.

En el correo del director de desarrollo hay un par de frases que le comentamos de la siguiente forma en nuestra respuesta:

Para finalizar, escribes algunas frases que nos hacen suponer que no vamos a ser admitidos en otro curso por expresar nuestras opiniones “está claro que debemos ser más exigentes con la admisión de las candidaturas presentadas” y “no dudéis de que no se va a volver a repetir”, queremos creer que esto no es una sutil amenaza porque confirmaría un entramado actualmente en la formación de la federación.

Tras habernos inscrito en un curso de alto rendimiento, intercambiar opiniones vía email con el director y analizando la situación, nos preguntamos: ¿Por qué no se mencionó en ningún momento nada de defensa, de rugby femenino, de fases estáticas en ataque y defensa, los saques, el juego al pie, etc.? Son muchísimos contenidos importantes que se obviaron durante el curso y que luego evaluaron, únicamente se trabajó el movimiento general de juego en ataque. Para aprender nos tienen que formar, y no exigir lo que no se ha impartido.

Es por todo esto por lo que al principio de nuestra carta expresábamos nuestra experiencia nada grata con este curso, y lo que es peor, muchos antiguos cursillistas entrenadores tienen la misma opinión, también nos consta el malestar de varios alumnos del curso de nivel II al detectar irregularidades en el mismo; creemos que este modo de actuar no favorece para nada el desarrollo y crecimiento de nuestro rugby. Honestamente, es público y notorio que esta Federación tiene un problema en su área de desarrollo y en su manera de proceder, como personas vinculadas a este deporte, nos vemos obligados a denunciar, y a instar algún tipo de reacción por su parte.

Quedamos a su disposición, con la esperanza de que se remueva algo en la formación para que en un futuro los alumnos/as no tengan la sensación de haber perdido el tiempo.

Con consentimiento de DM, FL, PM, FG, y MLL.

Nuestra tribuna está abierta para la réplica de cualquiera de los aludidos.

9 Comentarios

9 Comments

  1. Juan

    15 febrero, 2022 en 11:10 am

    Muchísimo gracias por la información, desde luego no apetece hacer el curso con estos datos y una pena que se limite de esta forma que el rugby nacional mejore.

  2. M.Marina

    15 febrero, 2022 en 12:15 pm

    Lleva años siendo un escandalo lo del los cursos de formación de la F.E.R, y mas en concreto el nivel 3. Empezando porque SÓLO se da en Madrid, y SÓLO lo da Santiago Santos. No hay mas opciones, esto no es ni medio normal. Allí hay gente que no cumple los requisitos para estar en el curso. El trato de Cesar Archilla con el alumnado deja bastante que desear. Muchos ibamos desde la otra punta de España y la sensación era de estar perdiendo el tiempo y de ser engañados. Nos metian horas y horas y horas de preparación fisica y no entendiamos nada, si todos los clubes tenemos preparadores físicos. Y nada de táctica, nada de como entrenar gente de élite. Lo de aprobar o suspender pues ya se sabe, les da igual lo que sepas, aprueban a cuatro amigos, que suelen ser encima jugadores que vienen de la seleccion (es decir jugadores de Santos) o de algun club importante al que le deban algun favor. Los que ibamos desde lejos y dormiamos alli, ni saludarnos los profesores… la verdad que esta gente se tiene que hacer mirar lo de los valores del rugby. Y es increible que todo eso siga en manos de Cesar Archilla.

  3. Pedro

    15 febrero, 2022 en 1:19 pm

    completamente de acuerdo. los cursos estan burocratizados. no hay contenido útil, no merece la pena

  4. Carlos.

    15 febrero, 2022 en 4:15 pm

    Yo hice el l1 world rugby, 40 tios, a 180€ cada uno, 16 horas. Al señor archilla le salió el curso que nos dio a 500 euros la hora poco más o menos.

    Yo soy entrenador Nacional de dos disciplinas diferentes, (una olímpica) y puedo decir que la exigencia en los títulos de monitor comparables a este es infinitamente mayor, y la calidad… Para que vamos a comentarla… No había asignaturas, había un tío vendiendo humo, un título que me capacita para trabajar con niños y sin una asignatura, o al menos una parte de pedagogía.

    Luego ya te enteras de que fuera de España el título world Rugby se obtiene de manera gratuita 🤣🤣🤣🤣.

    Por otro lado si yo en natación curso un título de monitor, es técnico NIVEL I del ministerio y cuesta lo mismo que el world rugby, Que para mí es a día de hoy una BASURA que me da acceso a otra BASURA que me dará acceso a las otras BASURAS de las que se habla en este artículo, y todo para que uno o unos se lo lleven crudo.
    ASI NOS VA.

  5. Enrique

    15 febrero, 2022 en 4:36 pm

    Ya no es solo eso (que ya es bastante) sino que el resto de federaciones serías ya pueden obtener su título de FP por entrenador de basket, fútbol, etc pero en rugby, 20 años después seguimos dando largas…
    Archilla sabrá mucho de rugby, no lo dudo, pero de gestión va flojito…

  6. Alejandro

    16 febrero, 2022 en 12:58 am

    Es como si una universidad dijera a los aspirantes a entrar que no los admite porque la carrera es muy difícil y no es seguro que encuentren trabajo. Incongruencia o incompetencia?.

  7. Ola

    16 febrero, 2022 en 1:01 am

  8. Zaguero

    16 febrero, 2022 en 6:19 pm

    El grado de estrés y presión que se ha sufrido este año ha sido tremendo, y como la carta ha dejado muy claro, todo muy subjetivo, poca formación y mucha evaluación de lo que ya somos, no de lo que esperábamos aprender. Espero que haya cambios por el bien de nuestro deporte.

  9. pedro

    17 febrero, 2022 en 6:19 pm

    no se ven los comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más FER

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad