Síguenos

DH Femenina

Cisneros manda tras la jornada de los empates

©Prensa Corteva Cocos

Hacía tiempo que no veíamos un partido que terminara en tablas en la División de Honor Femenina, pero este domingo dos de los encuentros acabaron con la igualdad en el marcador. Los duelos entre Complutense Cisneros y Eibar, además del restante entre Olímpico de Pozuelo y Corteva Cocos Rugby, deberán esperar a la segunda vuelta para conocer al ganador. Esta circunstancia compacta aún más la parte alta de la general, en la que los clasificados por el momento para los play-offs sólo están separados por 4 puntos.

Todo lo contrario ha sucedido en Elviña y La Guinardera, donde Majadahonda y Sant Cugat respectivamente han conseguido dos victorias muy contundentes y en las que no han dejado dudas de su superioridad ante CRAT Residencia Rialta y Sanse Scrum.

Los dos únicos equipos que han liderado por el momento esta temporada en la Liga Iberdrola de Rugby, Complutense Cisneros y Eibar Rugby Taldea, se enfrentaban en Madrid en un partido con importantes bajas para ambas escuadras, pero no por ello menos importante y emocionante. Las vascas consiguieron adelantarse primero, pero pronto las locales contestaron y cuando el partido parecía cerrado con una victoria para las de azul-azul Maika Brust aparecía para las guipuzcoanas para poner las tablas en el luminoso (17-17). Las cisneras tuvieron una última oportunidad, pero un adelantando en la línea de cinco terminó con el partido en tablas, y por tanto dejando líder una semana más a las defensoras del titulo.

Empate también (14-14) entre otros dos conjuntos decididos a estar en lo alto esta temporada, Olímpico de Pozuelo y Corteva Cocos Rugby. Con el mismo resultado en el luminoso desde el minuto 18, 7-14 arriba para las sevillanas, las locales no se rindieron y consiguieron al borde del final forzar un ensayo de castigo que deja muy abierta la lucha por los puestos de play-offs.

Sin duda mayor impulso en la general de la jornada se lo lleva Majadahonda, gracias a la contundente victoria (7-33) ante CRAT Residencia Rialta. Las madrileñas pasan del sexto al tercer puesto y lo hacen además convenciendo con su juego abierto y expansivo que sumado a su poderosa delantera las convierte en un rival sin duda a tener muy en cuenta.

Partido soñado también para las jugadoras de Sant Cugat, que cosecharon su primera victoria en División de Honor superando a Sanse Scrum por un apabullante 50-0. Las catalanas dan así un golpe sobre la mesa y demuestran que están dispuestas y más que preparadas para dar la sorpresa ante cualquiera en lo que resta de Liga Iberdrola de Rugby.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más DH Femenina