Síguenos

Highlights

Encajar los partidos de Rusia y Países Bajos podría alterar la ventana de otoño de Los Leones donde jugaríamos con Italia, Fiji, Japón y Samoa

©Joao Peleteiro para Veintidós.

La Covid sigue golpeando al mundo del deporte y a nuestro rugby. Tras no poder jugarse el partido del REC2021 ante Rusia por los positivos en la delegación rusa, ahora el coronavirus ha vuelto a aparecer para dejarnos sin el duelo que Los Leones debían jugar ante Países Bajos este sábado. 3 positivos en el equipo y uno más en el staff han provocado que Rugby Europe haya tomado la decisión de posponer el trascendental partido ante los neerlandeses en el camino de los nuestros hacia la Copa del Mundo de Francia 2023. A las dificultades deportivas derivadas de los resultados obtenidos se suman ahora las complicaciones de planificación e incertidumbres sobre cómo reagendar los dos encuentros que debemos disputar en un calendario saturado y que podrían tener gran impacto en la gran ventana de otoño que España tiene prevista y en la que nos enfrentaríamos a Italia, Fiji, Japón y Samoa. Tras anunciarse el aplazamiento del partido contra Países Bajos pudimos repasar la actualidad de Los Leones con su máximo responsable: Santiago Santos. 

La incidencia acumulada de la Covid en España sigue disparada. De hecho en los últimos días se registraban hasta 26.000 nuevos contagios diarios y nuestra selección no ha podido evitar que el virus entre en su burbuja pese a las escrupulosas medidas de seguridad con las que conviven. Tras la semana de trabajo en La Vila el equipo volvía a juntarse el pasado domingo. Desde ese momento hasta que saltan los positivos todos los miembros de la expedición se realizaron al menos 4 pruebas – 2 PCR y 2 de antígenos – para controlar la situación. A día de hoy hay 3 jugadores que han dado positivo – 2 asitomáticos y otro sin síntomas – más un miembro del staff. Estaba previsto también una nueva prueba de control antes de la disputa del encuentro el sábado. 

Los primeros test realizados arrojaron un 100% de negativos a la llegada de la selección. Es en los segundos test del lunes cuando aparecen los dos primeros positivos en la concentración española. Esos test se repiten y ahí aparece un nuevo caso dudoso que al no arrojar un resultado concluyente se toman las medidas como si fuera un nuevo positivo pese a que todo indicaba que era negativo. En esa nueva prueba aparece también el positivo de uno de los miembros del staff de la selección. “El virus está circulando. Estamos convencidos que lo hemos cogido en nuestras casas. Esperemos que no salgan más casos porque el virus está circulando y ha entrado en nuestra burbuja”, nos resaltaba Santiago Santos. 

El rugby no sigue ajeno al impacto del Covid y hemos podido ver cómo selecciones como Georgia, Sudáfrica o Colombia – que se estaba jugando las plazas de la Copa del Mundo en Sudamérica – han tenido que cancelar sus partidos. De hecho el propio seleccionaddr de Los Lelos Levan Maisashvili continua hospitalizado en Sudáfrica en la UVI. 

El Coronavirus nos ha impactado en un momento complicado. La pregunta del millón ahora es: ¿Cómo nos afecta todo esto tanto deportiva como en los aspectos de planificación? En un principio – según informaciones que habíamos recibido – se podrían reagendar los partidos a finales del mes de octubre, pero tal y como nos confirmaba el seleccionador: “No creo que se juegue ningún partido en octubre”. 

El técnico de Los Leones nos decía: “Nos quedamos con ganas de jugar. No hemos preparado muy bien. Los jugadores han hecho un trabajo enorme. Era muy complicado poder ponerse en forma para jugar en julio y eso no es tarea fácil. Han hecho un gran esfuerzo y muchos sacrificios. Nos vamos con la sensación de que todo ese esfuerzo que hemos hecho para estar en forma fuera de temporada al final no va a servir para nada. La verdad es que hemos trabajado muy bien. Tanto en Valladolid como en La Vila. Los jugadores habían hecho un gran trabajo individual y a nivel de forma física el equipo estaba muy bien. Estos días en Guadalajara también han sido productivos”.

“Ahora falta por decidir cuándo jugamos. El escenario sigue siendo el mismo: Hay que ganar. Tengo confianza en el grupo y en el equipo. Estoy convencido de que si hubiéramos jugado, hubiéramos ganado. Pero esto no sirve de nada. Ahora habrá que ver cuándo jugamos. Nunca sabes lo que pasará con el Covid, Qué equipo vamos a tener nosotros y qué equipo va a tener el rival. Las lesiones, los problemas de los clubes,… mil circunstancias diferentes. Estábamos preparados para jugar ahora. ¿Estaremos mejor preparados cuando se juegue? No lo sé” explicaba Santos.

La ventana de julio y estos dos partidos para los nuestros se agendaron no sin polémica para favorecer las ventanas de equipos como Rumania o Georgia en verano. Lo que está claro es que el cambio de fechas y jugar en julio no era el escenario propicio para España por los ciclos físicos de nuestros jugadores y sus periodos de descanso.  “Para nosotros el mes de julio no es el ideal para jugar. Ni para los que juegan en Francia pero tampoco para los que lo hacen en España. Estar en forma en el mes de julio era muy complicado y lo habíamos conseguido. Creo que no vamos a jugar en octubre. Si jugamos en noviembre o diciembre vamos a estar mejor de forma. A nivel de lógica del rugby y de las temporadas vamos a estar mejor” decía el seleccionador. 

En la ventana de otoño encadenaríamos 4 test matches de primer nivel en la que jugaríamos por este orden con: Italia, Fiji, Japón y Samoa

Aquí radica un segundo problema. España está en disposición de tener la mejor ventana de noviembre que recordamos. En la ventana de otoño encadenaríamos 4 test matches de primer nivel en la que jugaríamos por este orden con: Italia, Fiji, Japón y Samoa. Ahora si se tienen que priorizar los partidos de clasificación para la Copa del Mundo esa ventana tan ambiciosa podría verse alterada. 

“Tenemos que buscar la mejor solución. Aquí hay varios actores implicados y tenemos que hablar con Rugby Europe, World Rugby, con Rusia, con Países Bajos,… Nuestro objetivo es clasificarnos para el Mundial y es la prioridad número uno. Todo lo demás es accesorio. De hecho esa ventana puede ayudarnos a prepararnos mejor. No podemos perder de vista el objetivo prioritarios. Vamos a hacer todo lo posible para mantener la ventana. Teníamos bastante avanzadas las conversaciones con Italia, Fiji, Japón y Samoa y vamos a hacer todo lo posible por mantenerla. Pero la prioridad Nº1 es la que es: Francia 2023. Tenemos que encajar todas las piezas si se puede” explicaba al respecto el Santiago Santos. 

El segundo problema en este puzzle es cómo encajan los partidos con el calendario de la próxima temporada aprobado por la Asamblea en la que – aparte de la competición nacional – se jugará la nueva competición de clubes de Rugby Europe. “No es fácil encajar el calendario. Eso es evidente. Llevamos 18 meses complicados marcados por el Covid, y sigue siendo complicado. No sé aún cómo vamos a encajar todo. Trabajaremos para buscar soluciones pero hay que encajar bastantes piezas. Con Rugby Europe, Rusia y Países Bajos por un lado para el REC, pero también con World Rugby para los test internacionales” argumentaba el entrenador español. 

Sería prioritario por tanto para World Rugby que el proceso de clasificación para Francia 2023 en esta primera vuelta del REC2021 se complete antes de final de año. World Rugby sigue en su empeño de crear una nueva competición internacional para los Tier2 que también hay que encajar en un calendario ya de por si sobrecargado. “World Rugby está pendiente de lanzar una competición mundial en julio de 2022 para los Tier2. Si no está cerrada la clasificación para el mundial complica mucho su puesta en marcha. ¿Cómo se encaja? No lo sé”, explicaba Santos. 

Desde Veintidós habíamos recibido informaciones que los partidos podrían reagendarse a finales del octubre. El seleccionador nacional nos desmentía dicha información y nos apuntaba: “No me consta que vayamos a jugar en octubre. Lo más lógico sería jugar en noviembre o diciembre, pero hay que armar muchas piezas”. 

Con todos los problemas de encaje de calendario hay otro problema: el plano deportivo. ¿Cómo encajamos una planificación adecuada sin certezas? “Deberíamos tener todo claro en septiembre. En las próximas 6 semanas debería estar cerrado. El escenario es incierto” decía el entrenador del XV del León.

Si nos metemos en noviembre – siendo ventana internacional World Rugby – nuestros jugadores podrían estar más liberados. ¿Nos habrían favorecido por tanto los cambios de calendario para la disputa de los dos partidos que nos determinarán si mantenemos o no opciones de clasificación? Deportivamente Rusia estaría encarando el final de sus competiciones y podrían llegar en una situación parecida a la que nosotros podríamos haber tenido este mes de julio. “Jugaríamos con ellos en una situación como la que nos encontraríamos nosotros en junio o julio. Al final de su temporada. Pero Rusia va a seguir con competición hasta agosto y septiembre.” nos explicaba Santos. 

Algunos podemos pensar que el cambio nos puede favorecer. Por disponibilidad de efectivos, por estado de forma, por cansancio,… Lo que es cierto es que Los Leones habían hecho un esfuerzo titánico para afrontar esta ventana de verano en las mejores condiciones posibles en dos partidos a vida o muerte. “Lo primero es definir el cuando. El momento. Veremos qué jugadores están disponibles. Ahora teníamos un grupo muy bueno. La delantera estaba muy potente. Atrás nos podía faltar a lo mejor alguna pieza, pero delante estábamos espectacular. ¿Tendremos esa delantera en noviembre? No lo sé. ¿Vamos a recuperar alguno de los que no teníamos? Espero que sí. Son situaciones siempre muy complicadas. Hay que buscar la fecha que mejor nos venga a todos los niveles. Una vez tengamos la fecha nos prepararemos lo mejor posible. Lógicamente la gestión de buscar la fecha y esa pelea en los despachos es importante. La pelea en los despachos previa no ha sido beneficiosa para nuestros intereses con el cambio el orden de los partidos, como con la planificación de la ventana de julio. No estábamos satisfechos con aquello y ahora, en el que ningún escenario es bueno y todo es incertidumbre en pandemia, tendremos que adaptarnos lo mejor posible” aseguraba Santos. 

Entre tanto Portugal sigue dando buenas sensaciones y sacó 5 puntos de su visita a Ámsterdam. Unos puntos muy valiosos que puede que nos obliguen a tener que lograr algo más que una victoria ante los neerlandeses. “Portugal es un equipo muy competitivo. Tienen un gran equipo. Lo he dicho desde el principio. En esta competición Georgia está un punto por encima y Países Bajos un punto por abajo. Los otros 4: Rumania – que hizo un resultado increíble con Argentina y solemos minusvalorar a los rivales , Rusia, Portugal y nosotros somos equipos muy serios. España tiene un equipo muy serio. Los partidos entre estos 4 van a ser muy igualados. Portugal jugó muy bien contra Holanda. Su medio de melé es muy bueno, tiene unos tres cuartos muy buenos y tienen – sobre todo – un front five ProD2 que nosotros no tenemos. Yo estoy muy contento con nuestros jugadores, tenemos algunos jugadores que juegan a ese nivel, pero también en Federale o aquí. Debemos tener el respeto que nuestros rivales merecen. Muchas veces con el deseo de alabar a España tendemos a minusvalorar al adversario. Portugal, Rumania y Rusia son equipos muy serios” decía el seleccionador.

©Dennis Van de Sande

Estamos 4 equipos compitiendo por la plaza directa y la repesca

Lo que parece claro y tal como se está poniendo el campeonato y con los síntomas que ha dado Países Bajos, es que entre esos 4 equipos se jugarán la plaza directa que queda – Georgia la damos como clasificada – y la plaza de repesca. Habrá que tirar de calculadora y ver cómo afectan los bonus en la clasificación final por la lucha por las plazas mundialistas. El bonus de Portugal en Ámsterdam es importante, pero no definitivo: “No nos obliga a sacar el bonus allí. Si lo sacamos mejor, pero no lo veo determinante. Mi lectura es que todo lo que es sumar es bueno. Tenemos dos bonus que son importantes. El que sacamos con Georgia y el que sacamos en Rumania. Georgia va a tener la primera plaza, y con todo el respeto para Holanda no va a competir. Estamos 4 equipos compitiendo por la plaza directa y la repesca. Ahí lo más importante – por supuesto los bonus lo serán – es el balance entre partidos ganados en casa y fuera. En esa cuenta el único que va ganando es Rumania. Ellos ganaron a Portugal en Lisboa. El único que va perdiendo es Portugal. Rusia ganó a Rumania en casa, nosotros perdimos en Rumanía y Portugal. Nosotros vamos neutros. Nos tienen que devolver visita. Podría pasar – y no lo descarto con esta igualdad – que todos ganemos 3 partidos y perdamos otros 3. O un balance 4-2,… Ahí los bonus van a ser importantes y pueden deshacer empates. Lo importante van a ser las victorias directas entre nosotros. Es una liguilla entre esos 4. Además aún no sabemos realmente dónde estamos cada uno porque no hemos jugado el mismo número de partidos todos con el cambio de calendario. Yo creo que el que quede primero de esos 4 va a ganar 4 partidos. Hay que ganar los 3 de casa y uno fuera. A lo mejor hasta con 3 victorias en casa y los bonus, puede valer”.

Una vez conozcamos las fechas habrá que ponerse con la planificación. España volverá a trabajar en el mes de septiembre. “Tenemos programada una concentración en septiembre, pero como el escenario cambia constantemente debemos adaptarnos. No tiene sentido planificar porque estamos constantemente readaptándonos a las circunstancias. Vamos a ver cuándo se juega y ahí hay que poner el máximo foco. Lo que espero es que mantengan el argumento – que yo no estaba de acuerdo con él – que se dio para cambiar el calendario del REC para favorecer las ventanas de verano de Georgia y Rumania. No tendría sentido que ese mismo argumento no se usase para nosotros de cara a noviembre. Este argumento se ha usado para hacer cambios importantes en el calendario del REC en febrero y marzo. No tendría sentido que no se mantuviera ese mismo criterio. Pero tampoco me atrevo a decir que vaya a ser así”, concluía Santiago Santos.   

Director Editorial & Publicidad de La Revista 22

1 comentario

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Highlights