Síguenos

División de Honor

La Vila un oasis de rugby que vuelve a la élite

© Toni Mingot

El primer fin de semana de julio la localidad alicantina de Villajoyosa se convertirá en el epicentro del rugby español. Los Leones jugarán un trascendental partido de clasificación para la Copa del Mundo de Francia de 2023 ante Rusia en un escenario incomparable. La localidad valenciana ha acogido partidos internacionales de las selecciones nacionales masculina y femenina, y es uno de los referentes para el rugby 7’s con su tradicional torneo: Seven Internacional Costa Blanca. Durante los últimos años es habitual también, ver a selecciones internacionales elegir la ciudad como sede para la preparación de las competiciones más exigentes del panorama mundial. El próximo mes de julio el rugby nacional mirará a Villajoyosa y gracias a HOSBEC: Asociacion Hoteles Benidorm y comarca, podremos disfrutar de un gran fin de semana de deporte, playa, ocio,… La apuesta por el Ayuntamiento de Villajoyosa con el rugby es firme y ahora además lo hará con su equipo en la máxima categoría.

Aprovechando el partido de Los Leones en Villajoyosa os reproducimos la entrevista que hicimos con César Sempere para la edición Nº126 de la edición de papel de Veintidós sobre el ascenso del club de la Marina Baixa.

El CR. La Vila se proclamaba campeón de la categoría de plata del rugby español y lograba recuperar su sitio en la élite dos años después de perder la categoría. El Club alicantino afronta una nueva era con una nueva junta directiva a los mandos que ahora podrá seguir construyendo desde la División de Honor. Quisimos saber cómo se ha vivido el ascenso en el club de la Marina Baixa y estuvimos con uno de los nombres propios del proyecto: César Sempere. 

R22.- Bueno, enhorabuena. Ha sido un año redondo…

C.S.: ¡Muchas gracias! Sí, ha sido un año duro, pero se ha conseguido dar un equilibrio a un club y ciudad que se lo merecía.

R22.- Nueva junta directiva y el club vuelve a la élite del Rugby Español. ¿Teníais previsto el ascenso tan pronto o es algo más inesperado?

C.S.: Efectivamente, junta directiva ampliada, y con una visión reforzada e impulsada gracias al nuevo proyecto que se inició una vez descendimos hace 2 temporadas. El ascenso estaba previsto por muchos motivos, pero el principal es porque se ha trabajado de una forma profesional, alienada y supervisada por profesionales, y la respuesta de la ciudad de Villajoyosa ha estado a la altura de un proyecto lleno de profesionales en todas las áreas.

R22.- Lo cierto es que la final ha sido de infarto. Remontada y ascenso ¿Cómo lo vivisteis desde fuera del campo?

C.S.: Personalmente no lo ví hasta el miércoles en diferido, he pasado a un plano a la sombra y mi labor en la final fue de organizador de un evento, detrás de las gradas, organizando la altura como un partido internacional. Fue una remontada de un equipo que sabía a lo que jugaba, y que ha demostrado gracias a la gestión de los entrenadores que cuando trabajas con las herramientas necesarias y con la respuesta de toda una ciudad, se pueden conseguir lo que te propones.

R22.- Ahora es cuando más trabajo habrá desde la parte ejecutiva. ¿Cuáles son los retos para poder afrontar con garantías el regreso a la División de Honor?

C.S. Aún no hemos tenido tiempo de digerir la realidad, y efectivamente, ya estamos recibiendo llamadas que nos ayudan a saber, qué nos espera, y nos recuerda que la división de honor A, requiere trabajo y con una gestión profesional, que afortunadamente hemos logrado crear.

R22.- En el plano deportivo apostaste porque Ignacio Martín se hiciera cargo del equipo. ¿Qué le ha dado Iggy y el resto del staff al equipo?

C.S.: Desde el primer día que asumí el hermoso riesgo de situar a la Vila en un lugar sostenible y visible, supe que tenía que rodearme de amigos buenos, con experiencia, con ganas de trabajar, y sobre todo con una visión profesional a la que hemos estado sometidos toda nuestra vida como jugadores internacionales, donde tenías que trabajar de forma conjunta 8 horas mínimo al día para conseguir objetivos en común. Iggy fue un acierto, y así lo ha demostrado. Aterrizó con poca experiencia pero con una ambición que le faltaban horas al día para escucharle. Un proyecto empezado, con un sistema de juego ya establecido, jugadores y equipo de trabajo que él no

eligió, pero que supo moldear y adaptar a la situación de cada uno para conseguir un objetivo bonito.

R22.- Os habéis juntado en La Vila – aunque en distintos ámbitos – varios olímpicos: Javi Carrión, Matías Tudela, Iggy Martín y tú,… ¿Habrá sido especial para vosotros culminar la temporada de esta manera?

C.S.: El proyecto, siempre ha tenido nombre y apellidos, y era cuestión de tiempo que la situación llegase a la que a día de hoy tenemos. Siempre he pensado y sentido, que para ser el mejor, tienes que rodearte de los mejores. Javier Carrión, se hizo cargo de la academia, pero también como ayudante de 3/4, y ha conseguido unos objetivos increíbles, una visibilidad y credibilidad olvidada, y ello nos ha hecho crecer en cuanto a cantidad, y sobre todo a cuanto calidad, que es realmente lo que buscamos desde el primer momento. Matías Tudela por otro lado, se sumó al proyecto en Navidad con la idea de reforzar un equipo desde dentro con experiencia y dando equilibrio a unos ¾ con mucha calidad pero algo individuales. Ha sido un acierto contar con la voz de la experiencia con ellos 3, porque hemos sabido dividir el trabajo de forma individual, pero con un objetivo común que ya conocemos. Decir que el equipo de trabajo está compuesto por más personas, y que han ayudado a hacer realidad este ascenso, Iván Agudo ha sido mi mano derecha en todo momento junto a Lina Alacid, que ha sido la jefa del club dándole cariño, personalidad y sobre todo carácter.

Los Olímpicos César Sempere y Matías Tuleda junto a Juan Roig, Presidente de la Fundación Trinidad Alfonso

R22.- Aparte del plano deportivo, ¿Qué otros planes tiene el CR La Vila a nivel social, estructural y deportivo – en cuanto al desarrollo del rugby de base y en la región – para los próximos años?

C.S.: Éramos siempre el club ascensor que “de nuevo” iba a jugar una fase de ascenso, para después por una gestión desequilibrada volver a descender. Afortunadamente, unifique criterios, dándole prioridad a cosas básicas como podía ser la transparencia, el crecimiento social, asumir las deudas históricas, un presupuesto acorde a la realidad sin especulaciones, crear una credibilidad referente con la marca RUGBY LA VILA, crecer despacio y con los mejores, y lo más importante, ser personalmente ejemplo de cómo realizar una gestión profesional y en equipo.

Hemos triplicado licencias en escuela, hemos conseguido darle calidad a la academia

colocándonos entre los mejores de la comunidad y con jugadores/as en la selección valenciana. Hemos creado un equipo femenino con 30 licencias, así como una estabilidad en cuanto asistencia en los entrenamientos seniors.

El proyecto para los próximos años, es ser el club referente de la comarca y provincia de Alicante, y todo ello desde la división de honor A como equipo visible, y con un objetivo claro: ser una familia cada vez más grande que nos ayude a crecer en todas las áreas, pero sobre todo, trabajar la escuela desde los 4 años hasta los 12 años siendo referentes en cuanto a educación y valores. Eso en 4 años nos dará una estabilidad deportiva, social y económica.

R22.- Desde un punto de vista más personal: Has ganado títulos con CRC y con El Salvador en España, pero ¿Lograr algo así en casa sabe diferente?

C.S.: Siempre dije que volvería a jugar en la Vila una vez cerrase el ciclo como jugador, pero llegué a la Vila para salvar una situación difícil, y aunque jugué 2 partidos en DHB, mi lugar ya no estaba dentro del campo. Mi lugar después de hacer balance de situación y localizando las carencias que había en el club, estaba claramente en la gestión de un club histórico que unas deudas cercanas a los 190.000€ había llevado a casi descender a territorial. Me encontré con falta de ideas y de credibilidad en un club histórico, y necesitaba ayudar al club que me ayudó a conocer este precioso deporte.

Así, que conseguir el ascenso ha sido un reto personal, empresarial y profesional, además de ir saldando deudas, creciendo a nivel deportivo y social, devolviendo credibilidad que se llegó a perder, mejorando la imagen y llevando el rugby La Vila donde se merece, consiguiendo nuevos colaboradores, atrayendo jugadores y gestores profesionales. En definitiva, ha sido y será mi labor en este club para las próximas 2 temporadas, poniendo los objetivos bien altos, pero con los pies en la tierra.

R22.- ¿Cómo ves la realidad del rugby en la Marina Baixa, en la Comunidad Valenciana y en España?

C.S.: El rugby en la marina Baixa crece, y en la provincia crece mucho más, e incluso consiguiendo tener nuevos campos en la ciudad de Alicante gracias a grandes clubes como Akra y Alicante.

Somos sin duda un club referente y líder, gracias a la ayuda del Ayuntamiento de Villajoyosa, Fundación Trinidad Alfonso, Diputación, socios, jugadores, y empresas privadas. A nivel Comunidad Valenciana, sin duda es la Federación Valenciana los que han hecho que el Covid nos fuese motivo de conversación, ni parón.. Es una federación referente y profesional, con grandes equipos de trabajo que han hecho que la competición en todas las categorías no parase, albergando concentraciones, campeonatos e incluso quedando campeones/as en 3 categorías. Reflejo del trabajo bien hecho, los clubes nos hemos activado gracias al increíble impulso de la Fundación Trinidad Alfonso, que paralelamente hemos construido CAMPOVAL en Picanya, #DondeViveElRugby que ha despejado también los problemas de ocupación que había en las instalaciones deportivas de la ciudad de Valencia.

Hablando de clubes, es Les Abelles, quienes han dado un golpe sobre la mesa, situándose en el club referente a seguir en cuanto a gestión y ambición. Están un paso por encima del resto de clubes, y así lo han demostrado, invirtiendo en el rugby profesional, social, femenino e inclusivo, todas las áreas cubiertas, y con un proyecto liderado por grandes personas y con una visión envidiable. El resto de clubes como el Cau, forjando un proyecto ambicioso también que seguro que nos sorprenden, así como un Valencia Rugby y Tatami que buscan la fórmula perfecta para

subirse al tren del profesionalismo y estabilidad en la élite. Con suerte también tendremos a San Roque en élite tal y como lo ha hecho el Turia femenino. En conclusión, el rugby valenciano crece de forma sostenible y con grandes proyectos.

R22.- La Comunidad Valenciana tendrá dos equipos en la máxima categoría junto a Les Abelles. Sin duda esa rivalidad territorial y esos derbis serán un plus. ¿Cómo lo ves?

C.S.: Un derbi siempre es apasionante, y tenemos muchas ganas de que lleguen esos momentos, para venderlos de tal forma que sea la insignia del rugby valenciano. Hemos aprendido a que con la ley del mínimo esfuerzo, igual que subes, bajas, y eso no puede suceder porque cuesta mucho ascender y devolver la credibilidad. Tenemos un buen producto que de forma directa e indirecta nos ayudará al rugby valenciano.

R22.- Ahora en julio además vais a ser anfitriones del XV del León, y siempre habéis estado muy implicados en la celebración de eventos internacionales como es el Benidorm 7’s Costa Blanca, con las Leonas,.… ¿Qué pueden aportar al club y al rugby español en general este tipo de eventos? ¿Tenéis previstos nuevos eventos a corto y medio plazo?

C.S.: Solicitamos el partido internacional porque creemos que estamos organizados para asaltar cualquier tipo de evento pequeño y grande. La Vila con un ayuntamiento activo que apoya el rugby, siempre está dispuesto a ayudar, y así ha sido, y será. A día de hoy nos estamos basando en un plan estratétigo en dar pequeños pasos, aunque la ambición sea infinita, pero queremos hacer las cosas bien, demostrando que la Vila ha cambiado, y ascendido para no volver a bajar nunca más.

R22.- Como decíamos antes el CR. La Vila vuelve a la élite del rugby español en el primer año de la nueva directiva del club, pero: ¿Dónde veis al club tras este primer ciclo?

C.S.: El primer ciclo son 4 años, que es la duración del plan presentado, a día de hoy llevamos 2 años, y con unos resultados asombrosos, deportivos, sociales y económicos. La directiva, es una de las patas más importantes de este proyecto, ya que creyó en mí desde el primer día, y aunque ha habido momentos duros, siempre han estado presentes y activos, así como asumiendo la realidad de crecer profesionalmente, invitando a nuevas personas a ayudar compartiendo nuevas

visiones desde cualquier sector de procedencia. Jason Craig como presidente ha hecho una labor muy grande en el club durante varios años, saldando también deudas históricas y ahora, dando paso de forma inteligente y profesional a un equipo más ambicioso con hambre empresarial.

R22.- César os deseamos mucha suerte y bienvenidos de nuevo a la División de Honor.

C.S.: Muchísimas gracias, ya sabéis que la Vila os espera con la playa abierta los 365 días del año y tenéis amigos para cualquier cosa que necesitéis.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más División de Honor