Síguenos

Highlights

VRAC, Salvador y UBU – juntos – y Ordizia – en solitario – apuestan por la nueva competición europea de clubes

©JCR. Imagen del partido de competición europea entre Timisoara Saracens y el VRAC en 2015 en Pepe Rojo.

En el pasado Nº123 de la edición impresa de Veintidós os adelantábamos el nuevo proyecto de Rugby Europe para crear una nueva competición profesional continental de clubes a partir de la temporada 2021-2022. La idea es que participen 8 equipos de España, Portugal, Rumania, Georgia, Rusia y Bélgica, más el campeón del Trophy: Países Bajos, y uno más a decidir por Rugby Europe mediante una Wild Card. Según ha podido confirmar Veintidós los clubes españoles miran con buenos ojos a la nueva competición y AMPO Ordizia – en solitario – y una franquicia castellanoleonesa formada por el VRAC Quesos Entrepinares, SilverStorm El Salvador y el UBU-Bajo Cero habrían presentado su candidatura para participar.

Ahora queda por resolver muchas incógnitas. El primer paso que Rugby Europe dé el visto bueno a las propuestas de los clubes españoles y que ésta encaje en el diseño del calendario de la temporada que viene. Esta nueva competición de clubes se pondría en marcha a finales de septiembre con la fase de grupos y la final se jugaría a principios de mayo.

Así sería la nueva competición de clubes profesional europea de Rugby Europe

A finales de año Rugby Europe hacía llegar a la FER y a los clubes españoles un nuevo proyecto de competición profesional de clubes. Desde la institución continental entienden que la puesta en marcha de esta nueva competición es clave para el desarrollo del juego y de su ecosistema en aquellos países en los que aún no se cuenta con una competición profesional de clubes. La intención de Rugby Europe es que la competición naciera en la temporada 2021-2022 con 8 equipos participantes para luego ampliar a 12 y más adelante a 16. En un principio participarían equipos o franquicias de los países que disputan el REC: España, Portugal, Rumania, Georgia, Rusia y Bélgica, más el campeón del Trophy: Países Bajos, más uno más a decidir por Rugby Europe mediante una Wild Card. 

Veintidós ha tenido acceso al documento de presentación de la nueva competición de clubes que Rugby Europe ha propuesto a los países que disputan el Rugby Europe Championship y Trophy, y que la FER ha trasladado a la Asociación de Clubes de División de Honor. 

El objetivo de esta nueva competición es dotar de un marco competitivo a los países que carecen de una competición profesional de clubes que les permita hacer crecer el nivel y el mercado en sus respectivas regiones. 

Objetivos de la competición:

Desarrollo de talento:

  • Desarrollar hábitos y rutinas de entrenamiento más profesionales.
  • Brindar oportunidades de juego de mayor nivel en estos territorios.
  • Crear un grupo más grande de jugadores capaces de reforzar eficientemente a los equipos nacionales.

Desarrollo de Clubes – Franquicias

  • Crear entorno 100% profesional en los clubes y franquicias y generar oportunidades laborales profesionales para jugadores y staff.
  • Crear marcas solidas en torno al Rugby a través de los clubes o franquicias. 

Desarrollo del mercado

  • Desarrollar la marca Rugby Europe y la divulgación del rugby en estos territorios.
  • Crear nuevos aficionados. 
  • Crear nuevo evento con capacidad comercial y generación de ingresos.  

Con la creación de la nueva competición Rugby Europe tiene el convencimiento de entrar en un círculo virtuoso de nuestro deporte que se traduciría en nuevos aficionados, nuevas licencias, crecimiento del nivel competitivo y económico a través de la puesta en marcha de este nuevo producto profesional. 

¿Quién y Cuándo?

La intención de Rugby Europe es que la nueva competición se ponga en marcha en la temporada 2021-2022. Inicialmente disputarían la nueva competición profesional 8 equipos o franquicias. La intención de la federación internacional es la de aumentar progresivamente el número de equipos participantes – primero a 12 – hasta alcanzar los 16 equipos o franquicias. 

Según Rugby Europe participarían en esta primera temporada de la competición internacional clubes o franquicias de las federaciones miembro que compiten en el Rugby Europe Championship: Georgia, Rumania, Bélgica, Rusia, Portugal y España. Completarían la terna de 8 de la primera edición un club de Países Bajos, como campeón del Rugby Europe Trophy, más un último invitado a través de Wild Card que decidiría la propia Rugby Europe. 

Cada club o franquicia participante deberá cumplir una serie de requisitos – que expondremos más adelante – para poder formar parte de la nueva competición profesional. En el caso de no cumplirse Rugby Europe se reserva el derecho de poder adjudicar la plaza a clubes o franquicias de un mismo país. 

Podrían participar clubes existentes o bien Rugby Europe podría autorizar la participación de franquicias siempre y cuando las federaciones nacionales de esos países fueran los propietarios de las franquicias al 100% o como accionistas mayoritarios. 

Una vez aceptada la participación del club o franquicia en la nueva competición profesional Rugby Europe concedería una licencia de 2 años renovable en base a un criterio de rendimiento establecido por el organismo continental. 

Formato de competición

En la temporada inaugural de la nueva competición profesional de clubes se optaría por un formato de dos grupos de 4 equipos que jugarían como local y visitante en la fase de grupos. La fase de grupos se disputaría durante el otoño y el invierno. Cada equipo jugaría un total de 6 encuentros: 3 como local y otros 3 como visitante. Un total de 24 partidos en la fase de grupos. 

Tras la fase de grupos los dos primeros clasificados de cada grupo jugarían el play-off de semifinales. El factor campo lo determinaría la clasificación de los grupos jugando como local el campeón de cada grupo. Los ganadores de las semifinales jugarían la gran final siendo local el equipo con mejor clasificación en la fase de grupos. Los play-off al título se disputarían en primavera. No se disputaría partido por el tercer puesto. 

El calendario de la primera edición podría ser: 

  • Fase de Grupos J 1: 18-19 Septiembre 2021 
  • Fase de Grupos J 2: 25-26 Septiembre 2021 
  • Fase de Grupos J 3: 23-24 Octubre 2021 
  • Fase de Grupos J 4: 30-31 Octubre 2021 
  • Fase de Grupos J 5: 4-5 Diciembre 2021
  • Fase de Grupos J 6: 11-12 Diciembre 2021 
  • Semifinales: 16-17 Abril 2022 
  • Final : 8 Mayo 2022 

El calendario cambiaría en las próximas ediciones teniendo en cuenta el número de equipo participantes en futuras ediciones. 

¿Quién paga la fiesta?

Una de las principales preocupaciones cómo se financiaría la nueva competición profesional de clubes y el papel qué jugaría Rugby Europe en cuanto a las ayudas directas a los clubes y franquicias a través de las Federaciones Nacionales. El apoyo financiero proporcionado por Rugby Europe para el año inaugural seguiría las mismas reglas que los partidos del REC actuales.

Los equipos que actúen como visitantes recibirían ayudas por parte de Rugby Europe teniendo en cuenta el coste de los viajes de ida y vuelta desde las ciudades donde se disputen los encuentros. Es decir, los clubes o franquicias – adjudicatarios de las ayudas de Rugby Europe – deben costear sus viajes cuando actúen como visitantes y además deberán asumir los costes de transporte interno – trayectos desde hotel a campo – del equipo visitante desde el día previo a la disputa de los encuentros. Los gastos derivados de los árbitros serán asumidos por Rugby Europe a excepción de los desplazamientos internos, alojamiento y manutención que lo harían las Federaciones Nacionales. 

La aportación de Rugby Europe para esta primera edición – tal y como se aprobó en la Junta Directiva celebrada el pasado mes de mayo de 2020 – ascendería a unos 300.000€ para sufragar los gastos derivados de viajes y de árbitros y demás personal. La cantidad invertida por parte de Rugby Europe se incrementaría en los años venideros en función de cómo se incrementen los ingresos comerciales generados de la puesta en marcha de la nueva competición tanto como premios a los participantes como en ayudas. 

Política comercial, medios y marketing

El modelo comercial centraliza todo en Rugby Europe. Es cierto que los clubes o franquicias participantes podrían generar importantes oportunidades para generar ingresos comerciales derivados de la venta de entradas, patrocinios locales o acciones como fan zones u hospitallities.

Los derechos de televisión o streeming serán 100% exclusivos de Rugby Europe tanto a nivel doméstico en cada país participante como a nivel internacional. Rugby Europe se comprometería a la producción televisiva o de streeming con al menos 6 cámaras garantizando altos estándares de calidad. 

Los derechos de patrocinio de la competición también serán exclusivos de Rugby Europe. La publicidad en la equipación de los jugadores está exenta de esta exclusividad y sigue siendo un derecho de cada equipo participante, salvo la ubicación de la manga derecha. 

Dentro de esa exclusividad se encuentra la del patrocinio que diera nombre a la competición. Así pues – teniendo en cuenta que el proveedor técnico de balones sería Rhino y de los árbitros Errea – Rugby Europe podría centralizar el patrocinio de como máximo 3 patrocinadores oficiales y otros 3 colaboradores. Tendrá también la potestad de vender los derechos de patrocinio con exclusividad a determinados sectores de actividad (Automoción, seguros, bebidas,…) haciendo inviable que las Federaciones puedan vender la competición a patrocinadores de sectores bloqueados por la exclusividad de Rugby Europe. La exclusividad de Rugby Europe estará vigente para las ventas realizadas antes del 31 de julio anterior al inicio de la nueva competición. 

A nivel mediático la web de Rugby Europe sería la web oficial de la competición y tendrá el derecho de poder crear una aplicación móvil y centralizar la actividad en redes sociales a través de sus canales. Los equipos participantes si podrán alimentar sus webs y perfiles de redes sociales con  información de la competición. Además podrán vender espacios publicitario respetando los derechos de los patrocinadores exclusivos. 

Además Rugby Europe se reserva el derecho de 100 entradas de primera categoría además de 50 pases de acceso al hospitality, además de poder tener acceso preferente a la compra de más entradas y pases de acceso al hospitality. 

Rugby Europe tendría derecho a: 

  • Nombre de la competición y manga derecha de las equiparaciones de los equipos participantes.
  • Equipaciones de los árbitros.  
  • Balón oficial del partido. 
  • Publicidad sobre el campo: Centro del campo y zonas de marca.  
  • Protectores de palos
  • Vanderines de Touche. 
  • Cartel de cambios. 
  • 50% de la U televisiva.
  • 50% del photocall en sala de prensa y en las flash interview.
  • 50% de las páginas de publicidad del folleto del partido. 
  • 50% de los anuncios en el marcador 

El equipo local deberá además proveer las instalación con paneles LED de la U Televisiva. Los socios comerciales de Rugby Europe se reservan además el derecho de hacer acciones de activación de sus patrocinios en los partidos de la competición. 

Los protocolos además para medios de comunicación son tan exigentes como los de las competiciones de la EPCR como la Champions o la Challenge Cup. 

River Media Partners / Sports Media Ventures bajo la supervisión de Nick Chesworth y Floris Weisz serán los responsables de la comercialización de la nueva competición. El objetivo marcado para este primer año de competición es la de lograr ingresar al menos 500.000€.

Condiciones para participar

Los clubes o franquicias que quieran participar en la nueva competición profesional propuesta por Rugby Europe deberán cumplir un riguroso pliego de condiciones que los participantes deben cumplir escrupulosamente. Os enumeramos las más importantes:

A nivel interno es fundamental que el club que solicite participar tenga buena salud financiera, presentar el presupuesto para la próxima temporada y una auditoría de los tres últimos ejercicios. En el caso que fuera una franquicia ya decíamos anteriormente que serían las Federaciones Nacionales quienes deben poseer el 100% de las acciones o al menos ser el socio mayoritario y actuar como garante ante la federación internacional. Igualmente deberían presentar su presupuesto a Rugby Europe para revisión. 

El pliego indica que el club o franquicia participante debe tener una estructura y organigrama robusta, con un mínimo de cinco empleados a tiempo completo o parcial excluyendo a los jugadores, dedicados a la administración, promoción y gestión eficiente del Club / Franquicia. Entre esos cargos deben estar incluidos: el CEO, Director Financiero, Entrenador, Director Comercial y Jefe de Prensa / Medios.

Es fundamental que el club que se postule a disputar la nueva competición tenga una base sólida y amplia de aficionados para la explotación comercial. En el caso de ser una franquicia la sede de la misma debe ubicarse en una población con un potencial claro de desarrollo. 

Respecto a los clubes o franquicias – Rugby Europe exige – deben ser de ciudades importantes dentro del país con acceso a un aeropuerto con conexiones europeas. Las sedes con aeropuertos regionales deberán ser aprobadas por la propia organización. Entre otras exigencias: el estadio, el aeropuerto y los hoteles propuestos (mínimo 3/4 estrellas) deben ser fácilmente accesibles a través de una red de rutas modernas, seguras y convenientes y, si es posible, ubicarse cerca unos de otros.

Respecto a los campos las exigencias de Rugby Europe también son ambiciosas. El pliego marca que el estadio debe ser moderno con marcador electrónico, sistema de megafonía, iluminación con reflectores, instalaciones para la retransmisión (incluidas las posiciones de cámara adecuadas para un plan de transmisión de 7 cámaras y espacio de estacionamiento para camiones de TV), palcos de entrenadores, palcos VIP, áreas de medios y servicios, servicios de hospitallity, y sobre todo una capacidad mínima de 5.000 asientos y una pantalla gigante. El club / franquicia debe proporcionar un diseño detallado de la sede a Rugby Europe. Además cumplir con la normativa de campos de World Rugby. 

En el plano meramente deportivo si no es el campeón el que concurre en la competición, el club debe ser uno de los equipo punteros del campeonato nacional. En el caso de ser una franquicia, ésta deberá demostrar la relación contractual con los jugadores y los acuerdos con los socios que ceden a los jugadores para la disputa de la competición. 

Para Rugby Europe es requisito que el equipo participantes tenga un equipo Sub20 o Sub23 que en el caso de ser necesario pueda abastecer de jugadores al primer equipo en caso de lesiones. Este punto – entienden – ofrece una visión a largo plazo para que esos jugadores jóvenes puedan evolucionar en la nueva competición. 

El club o franquicia debe proporcionar a Rugby Europe, al menos dos meses antes del inicio de la competición, una lista de 36 jugadores de los que al menos 9 deben ser primeras líneas. Además 25 de ellos deberán ser seleccionables y al menos 10 deben ser Sub23 y también seleccionables. Una apuesta clara por los jugadores selecionables aunque la normativa de la competición establece que puedes formar con hasta 7 jugadores no seleccionables en la competición. 

¿Cuándo?

La idea de la nueva competición profesional se fraguó en marzo de 2020 en pleno apogeo de la pandemia del Covid-19. A finales de noviembre se presentó el proyecto a las diferentes Federaciones Nacionales y a finales de diciembre las Federaciones debían responder a Rugby Europe con una declaración de intenciones. 

El impacto del Coronavirus ha podido trastocar los planes y la hoja de ruta de Rugby Europe que en principio esperaba recibir las candidaturas de las Federaciones a finales de este mes de enero. Una vez que la federación internacional recibiera los pliegos de los interesados en participar se abriría en febrero una ronda de consultas y diálogo entre los actores: Rugby Europe, Federación y Club. En marzo se debería tomar la decisión final sobre qué 8 equipos formarían la nueva competición de clubes en la temporada 21-22 y se firmarían los acuerdos entre las partes. 

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Highlights