Síguenos

Highlights

Positivo y Negativo en tiempos de Coronavirus

© Marcos Harispe.

Por Enrique Moscat @enriquemoscat

La semana pasada finalizó la serie americana de la selección española con sensaciones agridulces y un balance de una victoria (20-32) y una derrota (19-10) ante la mundialista Uruguay. El juego de España en la tierra de Benedetti, Jorge Drexler y Galeano no fue precisamente poesía para los sentidos y ni siquiera nos queda el consuelo de, al menos, saber dónde nos encontramos de cara al próximo Seis Naciones B, fundamentalmente porque en el XV del León ni estuvieron todos los que son ni mucho menos todos los que estarán. De hecho, podríamos afirmar, casi sin temor a equivocarnos, que no más de 5 o 6 jugadores de los que se alinearon ante los Teros volverán a enfundarse la roja en 2021 cuando comience el camino hacia la Rugby World Cup. Es por ello que, más allá de plantearnos la más que discutible utilidad de estos dos partidos, no se pueden extraer demasiadas conclusiones.

Sin embargo, hay varios aspectos positivos que conviene señalar. Como, por ejemplo, el hecho de que los hombres de Santos mantuvieron el buen nivel defensivo (una de las señas de identidad de la etapa del técnico madrileño), volviendo a demostrar que saben sufrir y que no se arrugan cuando el rival está en nuestra línea de 22. A esto habría que añadir que algunos jóvenes -Gonzalo Vinuesa, Joel Merkler, Kerman Aurrekoetxea o Daniel Barranco- sumaron minutos y experiencia y que nuestro touch-maul continúa gozando de buena salud. Precisamente en el juego originado en el saque de lateral confluye lo mejor y lo más negativo del XV del León. Todos coincidimos en que de la mano de nuestro talonador nace la mayor de las virtudes del equipo nacional pero, de su abuso, también el mayor de nuestros defectos. Por lo que observamos en el Charrúa -y, en general, en los últimos tiempos- el maul, en demasiadas ocasiones, acaba siendo la única táctica de ataque de la selección. Está muy bien dominar y confiar ciegamente en una estrategia ofensiva; estaría aún mejor tener más alternativas. Y es que si no hay plan B (ni C), el ataque español será previsible y, por ende, menos dañino para sus principales rivales. ¿Alguien piensa que podremos ganar a Georgia solo a base de touch-maul? Yo no y estoy seguro de que Santi Santos tampoco. Además del magro repertorio ofensivo, la cara negativa de los Leones en Montevideo se completaría con la catarata de indisciplinas (en el segundo match fuimos castigados con 3 amarillas y 20 golpes), la poca fluidez de nuestros tres cuartos y los problemas en la melé.

Con este panorama, la selección española ha cerrado el año en el decimoséptimo puesto del World Rugby Ranking, que es la segunda mejor posición de su historia (el 2 de noviembre llegó a ser decimosexta). Este dato, pese a las luces y sombras de este 2020, es un chute de optimismo ante el inicio de la fase de clasificación para el Mundial de Francia. Ahí ya estarán arrimando el hombro los Malié, Rouet, Pinto, Feuteu, Gimeno o Perrin en busca de culminar el sueño de clasificarse para la Copa del Mundo y, con ello, compartir veinticuatro años después, la etiqueta de héroes con los Malo, Oriol Ripol o Fran Puertas. Pero para que se empiece a escribir lo que esperemos sea la página más bella de nuestro rugby aún queda tiempo y el camino será largo y duro. Eso sí, de momento, la selección de Santos ya cuenta con la primera victoria: la de haber podido volver a jugar. Y eso, en tiempos de coronavirus, es mucho…

© Diego Battiste-El Observador

LA EXPEDICIÓN QUE FUE A URUGUAY: ASÍ JUGARON

PILIERES

José Díaz – VRAC (Madrid, 22/6/98) 

Díaz salió como titular en el primer partido -donde no pasó de una discreta actuación- y no tuvo minutos en el segundo. Este hecho, sumado al buen rendimiento de López, a la vuelta de Feuteu y a su propia bisoñez hacen muy difícil que el pilier quesero tenga minutos en la exigente fase de clasificación para el Mundial de Francia.

Nota: Suficiente

Fernando López – Stado Tarbes Pyrenées (Buenos Aires, Argentina, 14/3/86)

El capitán, que se incorporó a última hora a la concentración, volvió a demostrar su ineludible compromiso con la selección. Seguro y fiable en el juego abierto, seguirá siendo un hombre importante en el XV del León. Eso sí, la posible incorporación de Kitutu (Nevers) y la segura de Feuteu -totalmente integrado en la rotación de Carcassonne- le permitirá, en parte, descargar sus minutos, algo que sin duda agradecerán sus casi 35 años.

Nota: Bien

Leandro Nicolás Wozniak – Universidad de Burgos Bajo Cero (Mar del Plata, Argentina, 10/8/91)

Wozniak debutó por fin tras estar en varias concentraciones previas. No obstante, y pese a que cumplió en la burbuja de Montevideo, su presencia en futuras convocatorias de cara a los partidos de clasificación significaría una auténtica sorpresa. Resumiendo: Leandro estuvo pero no estará.

Nota: Insuficiente

Andrés Orlando Alvarado – CR. El Salvador (Argentina, 12/10/89)

Otro hispanoargentino, otro debutante. Y otro que, salvo hecatombe en el puesto de 3 (uno de los que están mejor cubiertos en delantera), no llevará el león en el pecho para medirse a los pilares georgianos, rumanos, rusos o portugueses peleando por una plaza en el Mundial.

Nota: Insuficiente

Joel Merkel Pérez – Stade Toulousain (Mataró, Barcelona, 25/10/01)

Pese a que se le vieron maneras, sobre todo en el juego abierto, el caso de Merkler es muy similar al de Alvarado. Solo con un importante matiz: Joel acaba de cumplir 19 años y tiene una larga carrera como rugbier profesional y como León en el horizonte. Eso sí, a día de hoy, no está preparado para el tremendo desafío que le espera a España a partir de 2021.

Nota: Suficiente

TALONADORES

Vicente del Hoyo – CR. El Salvador (L ́Eliana, Valencia, 15/2/96)

El valenciano, que incluso consiguió un ensayo en el primer encuentro, fue de los más destacados en Sudamérica. De su mano vinieron los momentos más brillantes en ataque -casi los únicos- y dejó patente que sigue mejorando partido a partido. A falta de saber qué pasa en los próximos meses con Heaven, todo apunta a que, salvo que Aguirre se saque de la chistera a algún francés (¿Clement Martínez?, ¿Lucas Rey?), Del Hoyo acabará por comerle la tostada al veteranísimo Auzqui en la pelea por ser el “otro dos” que acompañe al indiscutible Marco Pinto.

Nota: Notable

Steve Barnes – Les Abelles (Inglaterra, 18/12/85)

Pese a que sabemos que Santos tiene cierta predilección por los veteranos (especialmente en delantera), resultó sorprendente y, por qué no decirlo, algo decepcionante la presencia de Barnes en la burbuja. Y no porque el inglés haya tenido un mal rendimiento o porque le faltase pedigrí para estar en esta selección que ha ido a Uruguay, sino porque se esperaba que en esta gira el seleccionador hubiera probado a algún nuevo jugador o, al menos, hubiese dado la oportunidad a alguien más joven y con más recorrido que el exjugador del VRAC, muy en el ocaso de su carrera.

Nota: Suficiente

SEGUNDAS LÍNEAS

Manu Mora – Rugby Olympique Agathois (Santander, 8/3/85)

Pese a que el cántabro volvió a demostrar que se puede contar con él y realizó dos partidos más que correctos (con el único lunar de la amarilla en el segundo test), su presencia en el inicio del premundial se antoja muy complicada. Su elevada edad y el que milite en un club de Fédérale 2 (competición amateur actualmente suspendida) juegan en su contra. Pero tratándose de Mora nunca se sabe…

Nota: Bien

Michael Walker-Fitton – CR. El Salvador (Inglaterra, 2/10/86)

Las 13 caps de Walker-Fitton nos dicen dos cosas: que cumple cada vez que juega (como ha hecho en los partidos ante los Teros) pero también que la segunda línea es una de las posiciones que más necesita de algún refuerzo de calidad. Guillaume, Peters, (Barrera) y después un abismo…

Nota: Suficiente

Víctor Sánchez – CR. El Salvador (Salamanca, 20/6/87)

En condiciones normales, Víctor Sánchez es la cuarta-quinta opción entre los segundas. Por circunstancias diversas, fundamentalmente por su disponibilidad, suele tener más protagonismo con la selección en los partidos que los Leones juegan en América del Sur. Y en esta temporada no se ha roto la tónica: el salmantino ha sido titular en ambos partidos y, pese a algunos errores puntuales (como el que le costó la amarilla en el segundo test), ha vuelto a ser uno de los más destacados.

Nota: Bien

TERCERAS LÍNEAS

Matthew Foulds – Alcobendas Rugby (Inglaterra, 27/4/91)

Salió de titular en ambos partidos y, en líneas generales, cumplió sin demasiados alardes (como es habitual en él). El jugadir de Alcobendas se perfila como tercera-cuarta opción en el flanker cerrado.

Nota Suficiente

Oier Goia – AMPO Ordizia (Idiazábal, Gipuzkoa, 16/8/95)

En los pocos minutos que jugó, el pequeño de los Goia evidenció su dureza en los contactos, su valentía y su capacidad defensiva. Tres virtudes que le hacen ser un jugador útil y convocable en caso de que hayan bajas en la tercera línea.

Nota Suficiente

Michael Hogg – Barça Rugbi (Bristol, Inglaterra, 10/7/94)

Los regresos de Guillaume, Gibouin y Usárraga, los pocos minutos que ha tenido y su discreto rendimiento en el único partido que ha disputado hablan por sí solos del papel que Hogg tendrá, salvo giro de 180 grados, en la fase de clasificación para el Mundial: verla por televisión.

Nota: Insuficiente

Fred Quercy – USON Nevers (Francia, 6/7/91)

Ya era el jugador con más enjundia en la lista de Santos y lo ha demostrado en la burbuja uruguaya. El flanker hispanofrancés se mostró muy incisivo e hizo casi de todo en el Charrúa: anotó un trabajado ensayo, repartió dosis de potencia e intensidad, placó todo lo placable y ayudó en los rucks y en el maul. Puede completar con Usárraga y Gibouin una línea de muchos kilates. Imprescindible.

Nota: Sobresaliente

Afa Tauli – U.E. Santboiana (Palmerston North, Nueva Zelanda, 29/4/90)

El guión vivido en los dos partidos dio para una perfecta sinopsis de lo que es el juego de Tauli: imponente físico que le permite casi siempre ganar metros con el oval y que le hacen ser un arma ofensiva de alto nivel y, por otro lado, flaquezas en defensa tan importantes como su juego de ataque. Por lo primero está en la selección; por lo segundo nunca ha pasado de División de Honor.

Nota: Bien

MEDIOS DE MELÉ Y APERTURAS

Kerman Aurrekoetxea – Biarritz Olympique PB (Getxo, Bizkaia, 4/5/00)

En el juego de Aurrekoetxea la calidad y la frescura, la insultante juventud, las imprecisiones y la precipitación comparten espacio. Y esta irregularidad se vio en Montevideo, donde el vasco combinó fases de gran dinamismo y fluidez en la dirección con malas decisiones y algunos errores importantes. Eso sí, Kerman es una perla por pulir y Biarritz es la mejor plaza para ello. Se le augura un gran futuro.

Facundo Munilla – Olympique Marcquois (Buenos Aires, Argentina, 16/5/95)

El mayor de los Munilla estuvo gris, sin mordiente y sin chispa. Y eso en un medio melé es un pecado capital. Si a esto unimos que está por detrás de Rouet, Rubio, su hermano Tomás e incluso de Kerman, difícilmente se le volverá a ver de rojo en futuros compromisos.

David Melé – (Narbonne, Francia, 22/10/85)

Irregular en el pateo, indisciplinado y sin rastro de aquel genio que sentó cátedra en 2019 en el mismo escenario y ante el mismo rival. Mélé no guardará un lugar especial en su memoria para estos partidos. Ya lo cantó Joaquín Sabina en la magnífica Con la frente marchita: “al lugar en el que fuiste feliz no debieras tratar de volver”…

Nota: Insuficiente

Gonzalo Vinuesa – Complutense Cisneros (Madrid, 13/1/01) 

Voluntarioso y cada vez más adulto pero desdibujado y perdido como primer centro, en Uruguay quedó claro que Vinuesa o es apertura o no será. No cabe otra. Eso sí, si decide apostar por el rugby y hacerse profesional, habemus diez para muchos años.

Nota: Suficiente

Bautista Güemes – Barça Rugbi (Buenos Aires, Argentina, 12/5/90)

En su debut con España le pasó lo mismo que a Vinuesa -actuó fuera de su posición natural- y su actuación fue, como la del crack de Cisneros, bastante discreta. Güemes solo mostró su calidad a cuentagotas, en algunas buenas patadas. Tendrá una nueva oportunidad y, esperemos, con el diez a la espalda.

Nota: Suficiente

CENTROS

Andrea Rábago – Stade Dijonnais (Francia, 13/5/96)

Uno de los mejores de la gira y, pese a jugar en uno de los puestos con más (y mejores) candidatos, se postula a seguir contando en los planes del seleccionador. Habrá que ver si Andrea encuentra su sitio entre Gimeno, Perrin, Nueno y las posibles incorporaciones de Gonzalo López o Alejandro Alonso.

Nota: Notable

Diego Periel – CRC Pozuelo 

No jugó.

Nota: Sin calificar

Daniel Barranco – Barça Rugbi (Sant Cugat del Vallés, Barcelona,12/1/99)

Muy dinámico y entregado en el rato que jugó, Barranco abrió su catálogo de virtudes a Santos y demostró que, en un futuro, se podría contar con él para el XV del Léon. Eso sí, todo parece indicar que, en todo caso, su Mundial sería en 2027 y que lo veamos muy a menudo con la selección de Seven.

Nota: Bien

ALAS y ZAGUEROS

Pablo Ortíz – Barça Rugbi (Sant Cugat del Vallés, Barcelona, 14/8/00)

No jugó.

Nota: Sin calificar

Baltazar TAIBO – VRAC (Salta, Argentina, 30/1/97)

No dispuso de mucho tiempo y, en el que tuvo, apenas dio muestras de lo que le ha llevado al XV del Léon. Taibo aportó en los dos ratos que jugó algo de desborde, una pizca de velocidad y solo unas gotitas ínfimas del ala incisivo que se le presupone. Tan minúsculas que casi ni se le vio.

Nota: Insuficiente

Julen GOIA – AMPO Ordizia (Idiazábal, Gipuzkoa, 12/12/91)

Poco queda ya de aquel ala imberbe, descarado y de insultante frescura que, con solo 21 años, jugaba en Top 14 con el histórico Biarritz Olympique. Hoy, Julen ha perdido la punta de velocidad -casi supersónica- que le hizo debutar en la mejor liga del mundo pero ha ganado en experiencia, madurez, equilibrio y sentido táctico, lo que le convierte en un jugador muy aprovechable para Santos. En Uruguay anotó el único ensayo de la derrota por 19 a 10.

Nota: Notable

Richard Stewart – Alcobendas Rugby (Sudáfrica, 4/11/90)

A pesar de que el sudafricano rayó por encima de la media, no estuvo al nivel al que últimamente nos tenía acostumbrados. Simplificando muy mucho, se podría decir que en Uruguay, Richard fue mucho más Stewart que “Don Ricardo”. Veremos si sigue manteniendo su sitio en las convocatorias cuando regresen Malié y Bell (este último si finalmente lo hace).

Nota: Bien

Ignacio Contardi – U.E. Santboiana (Mar del Plata, Argentina, 8/3/91)

Contardi no se salió ni un renglón de lo que ha sido esta especie de “España B” a orillas del río Uruguay. Sin chispa ni desborde, Nacho pasó sin pena ni gloria por el Charrúa y confirmó esa tendencia a la baja que lleva experimentando en sus últimas convocatorias con el XV del León.

Nota: Insuficiente

1 comentario

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Highlights