Síguenos

Highlights

La FER maniatada por la normativa actual para finiquitar las competiciones

Imagen de un partido en el Ciencias y El Salvador. / Foto Juan Carlos Ogazón

En una carta enviada a los clubes, y firmada por Iñaki Vergara, presidente de la Comisión de Trabajo para las Competiciones y Calendarios, la FER ha dejado claras algunas de su posturas sobre la resolución de la temporada 2019-20 de División de Honor y de División de Honor B, Masculina y Femenina. Aunque mantiene el 30 de Abril como fecha tope para tomar esta decisión.

Las reuniones mantenidas entre la Asociación del Deporte Español (ADESP) y las diferentes federaciones deportivas han alineado las posturas de las federaciones, que piden unánimemente al CSD un marco legal que sustente la resolución de las competiciones que aún no han concluido. A la espera de una respuesta del CSD, la FER se regirá por la normativa vigente, por lo que no contempla otra opción, “siempre y cuando no se ponga en riesgo la salud de los jugadores”, que no sea la de la finalización de las competiciones deportivas dentro de los calendarios deportivos, que marcan el 5 de Julio como última fecha.

En el caso de no ser posible dicha conclusión, la Comisión Delegada trabaja en cuatro propuestas, pero con más del 75% de los partidos disputados, la FER no contempla dar por nula la temporada. Así como ampliar el número de equipos en las distintas categorías la próxima temporada.

Este es el escrito remitido por la FER a los Clubes:

Estimado amigo:

Desde la Comisión de Trabajo para las Competiciones y los Calendarios de la FER creada el día 14 de marzo de 2020 en el seno de la Comisión Delegada, que cuenta a su vez con la colaboración y el asesoramiento de responsables de competiciones de la FER, deseamos que todos los integrantes de los clubes y vuestros familiares os encontréis en buen estado de salud.

Como es por vosotros conocido, la Comisión Delegada de la FER acordó (entre otras medidas frente a la situación de emergencia médica y social originada por el coronavirus COVID19) suspender todas las competiciones nacionales de clubes y de selecciones autonómicas que no habían comenzado, con excepción de los 7s Femeninos GPS Copa de la Reina y Challenge.

Quedan por resolver las competiciones nacionales, con sistema de competición en formato de ligas regulares, como son la División de Honor y la División de Honor B masculinas y femeninas, que por causa de los sucesivos aplazamientos siguen sin poder finalizarse de acuerdo con lo contemplado en sus respectivos calendarios. El plazo máximo que se ha marcado la Comisión Delegada para tomar una decisión respecto a la finalización de estas competiciones es el 30 de este mes, como supongo que ya conocéis.

Debido a la excepcionalidad de la situación, nos dirigimos a todos los clubes implicados para informaros que los miembros de esta Comisión, que representan a todos los estamentos que forman parte de la Comisión Delegada, están constantemente en contacto vía telemática y os harán participes, llegado el momento, de las conclusiones de su trabajo.

Lamentablemente, en la reglamentación de la FER ni en la de ninguna otra federación deportiva española, existe un marco adecuado que prevea este excepcional escenario, ni siquiera que ampare cualquier fórmula o solución a la que podamos recurrir. Ni tampoco en la vigente Ley del Deporte.

En la reunión de la Asociación de Federaciones Españolas (ADESP), celebrada hace unos días, propusimos, a través de la FER, elevar al CSD una petición conjunta para que este organismo establezca unas directrices o dicte una resolución que permita definir una regulación general en la que nos apoyemos todas las federaciones afectadas que tienen competiciones mediante sistemas de ligas regulares que no hayan concluido, o que les sea imposible concluir, dentro del calendario de la temporada regular deportiva. Ello al ser esta una situación inusitada e imprevista para todos los deportes. En estos momentos, desconocemos si esta vía va a prosperar, y si así fuera podría demorarse.

Esta Comisión de trabajo y la propia FER somos conscientes de la premura que tenéis los clubes a la hora de poder responder a las diferentes situaciones que se os presentan a todos a causa del COVID-19 y sus efectos.

Actualmente no hay datos, ni se ha producido ninguna comunicación oficial de las autoridades competentes, que nos dé la certeza de poder terminar las competiciones en el campo de juego, como es el deseo de todo deportista, sin que se ponga en riesgo la salud de todos los integrantes y aficionados al rugby, pero tampoco tenemos la convicción de que sea necesario truncar anticipadamente el período de espera establecido. Sí que consideramos adecuado informaros que ya estamos trabajando en los escenarios posibles, en el caso de que se produzcan nuevas decisiones de los organismos deportivos y/o de salud del Gobierno de España.

El calendario aprobado por la Asamblea General marca el 5 de julio como el límite para la finalización de todas las actividades competitivas nacionales. Todo lo que no sea poder jugar antes de esa fecha, supondría recurrir a alternativas que nunca tendrán la misma justicia que el juego, o que directamente depararían perjuicios para unos u otros clubes.

La normativa federativa vigente, no contempla otra opción que no sea la de la finalización de las competiciones deportivas dentro de los calendarios deportivos, salvo disposiciones de rango superior o situaciones de imposibilidad de que así sea, como podrían producirse a causa de la continuidad de los efectos de la pandemia del COVID-19.

De producirse la situación de no poder disputarse todos los partidos programados en el calendario de las competiciones, la opción que no contempla ninguna de las federaciones deportivas españolas, más en el caso de las nuestras, con más del 75% de partidos ya disputados, es considerar como posible la “temporada en blanco”. Todas las federaciones españolas coinciden en que sería una gran injusticia no tener en cuenta todo lo que legalmente se ha disputado, dejando sin valorar lo que económica y deportivamente se ha realizado hasta el momento de la suspensión de la competición. Obviamente no encontramos un soporte legal para sostener esta opción de “temporada en blanco”.

Otra opción que tampoco contemplan las federaciones deportivas españolas es la de ampliar el número de equipos en las distintas categorías en la temporada siguiente ya que supondría un mayor número de jornadas, con el consiguiente mayor gasto para los equipos, aparte del difícil encaje en un ya por sí apretado calendario, al tener que incluir toda la competición internacional.

Esta Comisión presentará a la Comisión Delegada las cuatro propuestas sobre las que está trabajando y que podrá clarificarse si se adoptaran decisiones en una reunión que el CSD tiene prevista celebrar próximamente con las federaciones deportivas españolas.

En último extremo corresponderá a la Asamblea General decidir de forma definitiva como, y con que equipos, han de comenzar las competiciones nacionales de División de Honor y División de Honor B, tanto en categoría masculina como femenina en la temporada 2020/21.

Por este motivo, antes de tomar una decisión, y en pos de aunar el mayor número de voluntades posibles en este complicado momento, quedamos abiertos a vuestros comentarios y consideraciones, sobre cuál sería vuestra postura en los distintos escenarios posibles que puedan plantearse.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Highlights