Síguenos

Clubes

La FER marca territorio y reta la unidad de la LNR

©JFS-Photography.

Casi a media noche – 23:39 horas del sábado – el Presidente Feijoo respondía a los comunicados que la LNR o Asociación Nacional de Clubes de Rugby de División de Honor (ANCRDH) a través de un correo del Secretario General a Macario Fernández-Alonso Trueba. La carta del presidente es clara y tajante en la que expresa su sorpresa a los comunicados de los clubes calificando su actuación de “calificar más que como una irregular, indebida y desafortunada intromisión en las competencias que, de manera exclusiva y excluyente, corresponden a la Federación, a través de sus diferentes órganos, en lo que afecta a la organización de las competiciones oficiales (art. 33.1.a de la Ley del Deporte).”

Además la FER va más allá y advierte señalando en negrita el párrafo del texto: “Cuestión muy distinta es que, si alguno o algunos de los clubes que participan en la División de Honor Masculina, decide, por su propia cuenta y de forma individualizada, renunciar a su participación en la competición 2019-20, por las razones que sean, son perfectamente libres de hacerlo, pero deben ponerlo en conocimiento de la Federación –siempre de forma individual-, eso sí, siendo conscientes de que deberán asumir las responsabilidades disciplinarias correspondientes, en los términos reflejados en los artículos 37 y 103 c) del Reglamento de Partidos y Competiciones de esta Federación”. 

El enfrentamiento está abierto. La FER apunta a la unidad de los Clubes a los que amanezca con sanciones reglamentarias a quien no juegue. Pero: ¿Qué pasa si los clubes se mantienen unidos y nadie juega? ¿Descenderá Feijoo a los 12?

Texto íntegro: 

Estimado Macario,

Acuso recibo a tu email del pasado día 20 como consecuencia del acuerdo de la Comisión Delegada del 20 de marzo de 2020.

Me sorprende enormemente el contenido del mismo en cuanto a la decisión unilateral que parece ser que habéis tomado desde la ANCRDH de suspender todas las actividades de la División de Honor 2019-20 hasta el comienzo ordinario de la temporada 2020/2021, que no puedo calificar más que como una irregular, indebida y desafortunada intromisión en las competencias que, de manera exclusiva y excluyente, corresponden a la Federación, a través de sus diferentes órganos, en lo que afecta a la organización de las competiciones oficiales (art. 33.1.a de la Ley del Deporte).

Como ya se puso en conocimiento de los Clubes que integran la División de Honor, la Comisión Delegada de la FER tomó ese día las decisiones pertinentes relativas a las competiciones oficiales nacionales, aplicando y asumiendo las directrices e instrucciones adoptadas por las autoridades sanitarias y por el Gobierno de España.

Esas decisiones vinculan, de forma ineludible, a todos aquellos que integran el ámbito federativo del rugby español que están inexorablemente sometidos a su cumplimiento, sin excepciones, ya que éstas son las únicas decisiones y resoluciones válidas y efectivas en relación con las competiciones oficiales nacionales.

Por tanto, y mientras que la propia Comisión Delegada de la Federación Española de Rugby no tome otra resolución (lo que se hará a la vista de la evolución de la situación sanitaria y de las decisiones que se adopten en este sentido por las autoridades competentes) pongo en conocimiento de esa Asociación que la competición correspondiente a la División de Honor de Rugby, en la actualidad, se encuentra afectada por la aplicación directa de lo dispuesto en el artículo 10.3 del RD 463/2020 de 14 de Marzo y así continuará en tanto dure la vigencia de dicha norma y, en su caso, de las prórrogas que se acuerden. Como sabes, la Comisión Delegada actuará de forma urgente, incluso, tal y como así lo incluyó en su acuerdo, suspendiendo las competiciones que en este momento están aplazadas si así lo considerara conveniente, cuando varíen las condiciones establecidas por las autoridades competentes.

Cuestión muy distinta es que, si alguno o algunos de los clubes que participan en la División de Honor Masculina, decide, por su propia cuenta y de forma individualizada, renunciar a su participación en la competición 2019-20, por las razones que sean, son perfectamente libres de hacerlo, pero deben ponerlo en conocimiento de la Federación –siempre de forma individual-, eso sí, siendo conscientes de que deberán asumir las responsabilidades disciplinarias correspondientes, en los términos reflejados en los artículos 37 y 103 c) del Reglamento de Partidos y Competiciones de esta Federación.

Por último, indicarte que, además de no ofrecer ninguna solución sobre las consecuencias de la indebida suspensión de la competición que habéis decidido, en la nota de prensa hecha pública por la ANCRDH se falta a la verdad puesto que, en vuestros escritos del 17 y 20 de marzo y en tu intervención en la reunión de la Comisión de Trabajo para el Estudio de las Competiciones y Calendario del día 19 de marzo (según consta en acta), la preocupación principal que manifestaste era de índole económica. No voy a entrar siquiera a debatir vuestra pretendida preocupación por la situación sanitaria existente, pero no puedo dejar de decirte que ni sois los únicos, ni tenéis derecho a insinuar siquiera que desde la Comisión Delegada, al igual que desde cualquier otro órgano de la Federación, no mantengamos el máximo nivel de preocupación por la pandemia y de vinculación en la lucha contra sus efectos; eso sí, no tengo más remedio que manifestarte que actuaciones unilaterales e ilícitas como la vuestra no sólo no ayudan a mantener la necesaria tranquilidad social sino que generan una frívola controversia que es enormemente contraproducente.

Recibe un cordial saludo,

Alfonso FEIJOO Presidente

 

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Clubes