Síguenos

Highlights

Aitor Esteban: “Siempre he sido muy galés para esto del Rugby”

Aitor Esteban portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados,

La opinión pública conoce sobre todo a Aitor Esteban (Bilbao, 1962), el actual portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, por su actividad parlamentaria. Los que acuden con asiduidad a San Mamés dan fe de que también es fiel  seguidor del Athletic y por su grupo de amigos se sabe que es un estudioso de los ritos y costumbres de las tribus indias que habitan o habitaron en Estados Unidos. Lo de su afición por el rugby ya es menos conocido. Ala izquierdo del Bilbao Rugby Club hace ya varios lustros y admirador del irlandés Jacob Stockdale tiene como favoritos de cara a la próxima Copa del Mundo de rugby a los All Blacks: 

R22,.- A lo mejor tiene que estar pendiente del teléfono, pero no se preocupe que si le llama el presidente del Gobierno para saber si van a apoyar su investidura paramos la entrevista.

A.E.: (Risas). No creo que me llame hoy. Seguro que antes tiene otras muchas cosas pendientes de arreglar para lo de su investidura.  

R22.- Eso de jugar a rugby a principio de los ochenta en una ciudad donde todos los niños sueñan con jugar en el Athletic suena más bien a que lo del fútbol no era lo suyo…

A.E.: Desde luego que no era lo mío, ni tampoco el baloncesto. La verdad es que era un desastre pero esa no es la razón de por qué decidí jugar al rugby.

R22.- Pues dígamela.

A.E.: La razón fue que a mi padre le encantaba el rugby y me llevaba desde muy pequeñito a ver partidos del Bilbao Rugby Club, el equipo donde jugué años más tarde. Era una cierta obsesión de mi padre.  Él nunca jugó pero le gustaba verlo. Aún recuerdo los partidos en la tele en blanco y negro  y cuando decían: fulanito es policía, el otro panadero y el otro bombero porque en aquella época no eran profesionales. Tengo la afición desde entonces. Que yo ya jugaba en los setenta, no sólo en los ochenta

R22.- El Bilbao Rugby Club antaño entrenaba en San Ignacio y jugaba en el seminario de Derio. ¿Cómo es que ustedes con tanta ayuda divina nunca llegaron a División de Honor? 

A.E.: ¡Qué cabrito! Lo que ocurre es que los terceros tiempos son muy duros en Euskadi. Fíjate que yo he visto jugar y no sólo entrenar al equipo en San Ignacio antes de que se trasladara a Derio. Aquel era un campo muy duro. ¿Cómo íbamos a llegar a División de Honor si se han dado casos de que se han perdido botas de los jugadores en el barro y no las hemos llegado a encontrar?.

R22.- ¿En serio?

A.E.: Eso es verdad y también lo es que jugábamos un rugby muy duro y rudimentario. Recuerdo que a la Santboiana  le ganamos en Derio en un partido de Copa por tres a cero o cuatro a cero, no recuerdo. Y, ¡j…!, cuando fuimos a Sanboi allí no había barro. Aquello era un campo con hierba como Dios manda y nos metieron un palizón.

R22.- O sea, que perdieron porque el campo era bueno.

A.E.: Exacto, y por el tercer tiempo que se tomaron algunos por adelantado la noche anterior. Nosotros estábamos acostumbrados  a un juego más lento porque el propio barro te hacía ser lento. Y de repente hierbita pura en un campo que estaba en perfectas condiciones para jugar al rugby. Parecían gacelas. 

R22.- ¿Cuántas veces ha contado la batallita de que usted fue campeón de España en juveniles? 

A.E.: Puessssss, nunca (risas).  

R22.- Ahora puede desahogarse.

A.E.: .- Tengo que matizar que nunca llegué a ser campeón. El equipo sí, pero sin mi aportación. Creo que llegamos a jugar una vez los cuatros o las semifinales. O sea, que ganarían cuando me fui yo y lograron mejorar la posición de ala izquierdo.  

R22.- ¿Tiene relación aún con aquel grupo de jugadores?

A.E.: Sí, y de hecho ahora la he retomado porque he vuelto a ir a ver al equipo que luego se fusionó con el Universitario. He estado viendo estos últimos partidos donde nos jugábamos el ascenso a División de Honor B. Con unos pocos sí mantenía un cierto contacto pero es verdad que este último año he vuelto a ver a gente de la que no sabía nada desde hace un pilón de tiempo. 

R22.- Explique a su manera el significado de los valores del rugby para alguien que piensa que todo radica en la fuerza bruta.

A.E.: Es que eso no es así. Hace falta habilidad y, sobre todo, juego de equipo. Es imposible avanzar o hacer algo positivo si no juegan todos juntos. Estamos hablando de un deporte  que si se jugara de una manera sucia podría producir bastantes lesiones. De ahí la importancia de que los estamentos deportivos sigan animando a los distintos equipos en la idea de reforzar el juego limpio y la deportividad. Que los terceros tiempos sigan existiendo es algo muy sintomático y que jugadores se encuentren al final del partido y hagan amistad entre ellos más allá de la rivalidad que puedas tener es lo que hace también al rugby diferente. Creo que la cierta peligrosidad que conlleva este deporte hace que se ponga siempre el acento en la deportividad.   

R22.- ¿A qué jugador de aquella época o de la actualidad le hubiera gustado parecerse? 

A.E.: De la actualidad te diría que el ala izquierdo irlandés que, además, es irlandés del norte Jacob Stockdale. De épocas anteriores siempre me ha gustado Pichot [Agustín] lo que pasa que lo mío no era ser medio de melé pero si tengo que destacar a alguien es a Wilkinson [Jonny] porque hacía de todo. Era un tío que distribuía el juego, dirigía el equipo, placaba de una manera fenomenal y luego era superdecisivo. Todavía me acuerdo de aquel drop en la Copa del Mundo que dio a Inglaterra su primer mundial. 

R22.- ¿Por qué dejó el rugby?

A.E.: Porque entre la universidad y, sobre todo, la política ya no llegaba a todo. Al final mi militancia política me obligaba a meter muchas horas y con la universidad, el rugby y el partido ya no me  daba la vida.  

R22.- No me diga que nunca le echaron en cara sus padres que practicara un deporte en el que no se ganaba dinero y en el que tardabas horas en quitar el barro de las botas y la camiseta.

A.E.: Lo del barro mi madre, sí. Date cuenta de que viniendo de Derio imagínate como podíamos llegar. Me acuerdo que cuando metíamos la camiseta en el balde para intentar dejarla como nueva mi madre se cabreaba bastante y me preguntaba si no podíamos ser un poco más limpios cuando jugáramos. Pero mi padre nunca me dijo nada.

R22.- Y luego estaban las duchas que eran manifiestamente mejorables… 

A.E.: Eso era lo peor, lo del agua fría. Si te tocaba jugar en Derio los últimos partidos de la mañana o de la tarde se había agotado el calentador y el momento ducha se hacía tan o más duro que el partido que acababas de jugar.  

R22.- Me han chivado que es un hincha de Gales.

A.E.: Siempre he sido muy galés para esto del rugby, pero nunca les he visto jugar en Cardiff. Sí he visto a Irlanda, Escocia o a Inglaterra, incluso a Francia contra Nueva Zelanda en París pero ir a Gales es uno de los viajes que tengo pendientes para cantar allí `Tierra de nuestros padres´. Escocia también me gusta porque ha mejorado mucho e Irlanda porque sigue siendo una máquina gracias al nuevo sistema de las cuatro provincias que han implantado y a la promoción de jugadores que tienen. 

R22.- Guipúzcoa mantiene a sus equipos en División de Honor, el Aviron Bayonnais ha subido al Top 14 y el rugby vizcaíno se ha quedado sin representación en la élite. ¿No le da un poco de pena?

A.E.: Mientras haya equipos vascos… Lo que pasa es que también tenemos que aclararnos y saber qué queremos hacer. Hay una cierta competición entre los clubes en quitarse jugadores y así no vamos a ninguna parte. Lo que me gustaría es un club vasco top que incluso pudiera jugar a nivel internacional en, por ejemplo, la liga celta, donde también hay equipos italianos y surafricanos 

R22.- ¿No tendrá algo que ver en la decadencia del rugby vizcaíno el hecho de que el presidente de la FER sea de Donosti?

A.E.: Supongo que no (risas), pero estoy seguro de que Alfonso Feijoó podría hacer algo más de lo que hace por el rugby vasco. Otros dirán que no, y eso son discrepancias de criterio, pero en mi opinión no está  ayudando mucho por los clubs vascos. 

R22.- ¿Estará atento a todo lo que ocurra dentro de tres meses en la Copa del Mundo? 

A.E.: Como creo que seguramente no podré ir a Japón, aunque me gustaría, tengo todo el calendario de los partidos metido en el teléfono.   

R22.- Deme un favorito para el Mundial.

A.E.: Bufff, los de siempre. Ahí están los All Blacks, los australianos seguro que también van a dar mucha guerra y, fíjate, yo pondría en el grupo de favoritos a galeses e irlandeses antes que a los ingleses. Pero los favoritos claros, sin duda, son los All Blacks. 

R22.- Llevamos toda la entrevista sin hablar de política. ¡Menudo esfuerzo habrá hecho!

A.E.: ¡No hombre!. ¡Qué va!, aunque ha habido una pregunta que casi me has forzado, la de la Federación Española, pero bueno…

R22.- Dígame entonces si van a apoyar o no la investidura de Pedro Sánchez. 

A.E.: Como has podido comprobar no ha llamado durante la entrevista. Cuando lo haga y hablemos ya veremos cuál será nuestra decisión.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Highlights

Anuncios