Síguenos

Highlights

La resaca del derby

Por Miguel Ángel Torres – Cope Valladolid

Citar la palabra “derby” en ambientes rugbísticos vallisoletanos es hablar de pasión, sentimientos, esperanzas y deseos. Tras el partido todo son certezas y un nutrido grupo de aficionados de todas las edades, sexos y procedencias celebra en Pepe Rojo el rito sagrado del tercer tiempo. Se forman corrillos más o menos numerosos en los que se desmenuza pormenorizadamente todos y cada uno de los capítulos destacados del partido. Únicamente los aspectos más sobresalientes del mismo quedarán en el subconsciente de los aficionados durante días, contribuyendo a formar una especie de poso, de sustrato, que podremos definir como “la resaca del derby”.

PARTIDO HISTÓRICO

El encuentro del domingo no acabó siendo un “derby” más. El resultado final (20-0) suponía romper con varios “récords” históricos del rugby español tal y como me desvelaba privadamente el aficionado y twitero @JuanCouselo , auténtico sabueso de los datos y estadísticas del rugby español:

  • Nunca en la historia de la competición liguera el VRAC había conseguido dejar “a cero” a su eterno rival. La única vez que lo había conseguido fue en Copa del Rey (año 2015) cuando venció 9-0 en las semifinales
  • Ningún equipo dejaba sin anotar puntos a El Salvador desde noviembre de 2004. Aquel día el rival fue la U.E. Santboiana que derrotó 35-0 a los blanquinegros.
  • Hasta el pasado domingo, El Salvador acumulaba una racha de 293 partidos seguidos en liga sin dejar de anotar algún punto a sus rivales. Es el “récord” absoluto de la División de Honor de rugby. Ahora el contador se ha vuelto a poner a cero.

Lo que más duele en el entorno blanquinegro es ver ese “cero” reflejado en el marcador. Si el clásico hubiera finalizado con un resultado de 40-20 o 30-10, la diferencia de tantos sería idéntica, pero es evidente que no conseguir siquiera tres puntos ha dolido mucho entre la afición colegial. Aún más si el partido era frente al vecino de la otra orilla del Pisuerga.

DECISIONES INCORRECTAS

Si se analiza fríamente el partido, el “Quesos” jugó un excelente partido defensivo y además supo rentabilizar en puntos las oportunidades que tuvo cuando pisó el terreno contrario. La destacada actuación de hombres como Paila, Sthör y Gimeno hizo que la línea defensiva de El Salvador se filtrase con mucha más facilidad de lo que habrían deseado los jugadores de Juan Carlos Pérez. El VRAC ha mejorado mucho la circulación ofensiva de su línea de tres cuartos y la especial conexión entre Eaton, Dyer y Gass facilita una salida muy rápida del balón y una alta capacidad de colarse por el intervalo.

No se puede afirmar que El Salvador lo hiciese todo mal. Bien al contrario, la melé cerrada de los “chamizos” fue muy superior a la de sus rivales en la primera parte y se equilibró algo más en la segunda mitad. Llegó muchas más veces y durante más tiempo a la zona de 22 rival, incluso cometió menos golpes de castigo. Entonces, ¿por qué no ganaron al partido? No hay una sola causa definitiva, más bien un cúmulo de pequeñas circunstancias, pero lo que está claro es que en los momentos claves no se tomaron las decisiones correctas.

Hubo jugadas que pudieron haber finalizado con un puntapié a palos en zonas francas para los pateadores; en otras ocasiones se enfrascaron en una lucha estéril durante minutos cerca de la línea de marca y cuando se abría el balón a los tres cuartos llegaron los fallos de manos o las iniciativas erróneas. Quizá no utilizaron el gran arma ofensiva de sus delanteros (la touche-maul) en tantas ocasiones como hubiera deseado su entrenador. Lo cierto es que por deméritos propios o por aciertos del rival, el partido se fue complicando para El Salvador y tras la llegada del segundo ensayo quesero… ¡se murió el partido!

ENSAYO ANULADO A EL SALVADOR

Sin lugar a dudas ha sido el comentario más jugoso del post-partido y el que han discutido con más vehemencia “queseros” y “chamizos”: patada defensiva del zaguero John Wessel-Bell que es bloqueada por Víctor Sánchez,  y tras botar en el suelo, recoge el balón Matt Smith y lo posa en zona de marca. Cuando lo ví en directo en el campo pensé: ensayo válido.Sin embargo, no se lo pensó ni una décima de segundo el árbitro Jorge Molpeceres y señaló con decisión una melé favorable al VRAC.

¿Qué ocurrió realmente?

El árbitro hizo el gesto de balón adelantado pero a continuación se le oye por el micrófono de televisión “la coge por delante” mientras señala al talonador de El Salvador. Curioso, porque tras una pantalla no hay situación de fuera de juego. Además, el juego arranca de nuevo con una melé favorable al VRAC de lo que se deduce que pitó un “avant”.

Sea como fuere, el ensayo no subió al marcador y dado el particular momento en el que se produjo la jugada (último minuto de la primer parte), las dos aficiones han coincidido que fue una jugada decisiva que podría haber alterado significativamente el posterior transcurso del partido.  O no. ¿Quién lo sabrá?

ESTADO ANÍMICO

Parece lógico pensar que el VRAC sale muy reforzado del partido. Ganaron el partido con cierta solvencia a pesar de no poder contar con Alberto Blanco (Tuco), Federico Casteglioni (Feta), Brendan Asomua-Goodman y Anthony Matoto, convocado, pero que no llegó a jugar un solo minuto.

El equipo quesero ha evolucionado mucho respecto de lo que se pudo contemplar en el primer partido de liga, incluso de lo visto en la final de la Supercopa. Los nuevos fichajes (el apertura Dyer y el pilier Genco) han aportado estabilidad en el juego y minutos de descanso muy valiosos para otros compañeros.

Habrá que ver como afrontan los queseros los dos últimos partidos del año frente al Barça en Barcelona y frente a Os Belenenses en Pepe Rojo con la Copa Ibérica en juego. Lo que está claro es que el VRAC ha llegado a lo más alto de la clasificación con vocación de permanencia. Diego Merino tiene un plan establecido de antemano y con la excepción del traspiés de la Copa del Rey, todo apunta a que tiene firme intención de cumplirlo.

El Salvador tiene una plantilla excelente, con una delantera potentísima y un “fondo de armario” del que no ha disfrutado las últimas temporadas. Arrolla a muchos de sus rivales en las fases de conquista y trata de conseguir ensayos con su línea de tres cuartos trufada de hombres potentes y de calidad. Las incorporaciones de James Faiva y Walter Tatafi deben asentarse en el esquema de Pérez durante los próximos partidos. A buen seguro que no van a bajar en ningún momento los brazos y el objetivo seguirá siendo la consecución de títulos.

Analizado el vídeo del clásico, serán capaces de corregir los detalles que llevaron a la derrota. El único gran inconveniente de este equipo ha sido la pérdida de Rust, su mejor hombre de la tres cuartos. No vale lamentarse, para eso han llegado dos nuevos refuerzos. Esos fichajes junto a los jóvenes Juan Martínez y Kerman Aurrekoetxea (excelente rendimiento de ambos a pesar de su juventud) deben asegurar buen juego para llegar al objetivo fijado a principios de la temporada. De momento la Supercopa de España ya está en sus vitrinas.

1 comentario

1 comentario

  1. Santi

    21 diciembre, 2018 en 8:44 pm

    Matoto sí jugo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Highlights

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies