Síguenos

Internacional

Sudáfrica baja del pedestal a Nueva Zelanda

Imagen del partido entre Nueva Zelanda y Sudáfrica. / Photo SARU

Se daba por amortizado al seleccionador sudafricano, Rassie Erasmus, solo después de seis partidos dirigiendo a los springboks. Un síntoma más de la dinámica histérica en la que anda metido el rugby en estos meses. Los All Blacks caminaban con paso firme por el Rugby Championship y no se daba mucho margen a la sorpresa en las casas de apuestas. Ganar a Nueva Zelanda en Nueva Zelanda parece una quimera y más para estos caóticos springboks.

Pero ocurrió. Un saque rápido de Jordie Barrett hizo saltar los plomos a los neozelandeses, que habían comenzado anotando un ensayo a los cinco minutos, y todo lo que vino después de ese borrón del larguirucho zaguero kiwi fue digno de guardarlo en la retina. Especialmente el magnífico partido de los gordos sudafricanos, imponiendo su ley en las fases cerradas y demostrando cierta armonía en el despliegue dotando al juego de una continuidad pocas veces vistas en el pack bokke.

El encuentro comenzó con dos ensayos madrugadores de los kiwis que vaticinaban otra derrota abultada para unos sudafricanos tan blandos en el placaje como necesitados tras caer ante Argentina y Australia. Jordi Barrett y Aaron Smith rompían la cortina defensiva visitante colocando el 12-0 en el tanteador después de que Beauden, muy errático en su pateo durante todo el partido, pasase solo la segunda conversión.

Los sudafricanos se fueron arriba, obligados por el resultado y por el contexto en el que viven, y respondieron con un ensayo de Aphiwe Dyantyi, el ala de los Lions, que completó el partido de su vida. Y entonces ocurrió. Corría el minuto 24 cuando Jordie Barrett quiso poner rápido en juego una pelota que terminó en manos de Willie Le Roux, quien aprovechó el regalo para posar un ensayo. El grosero error del pequeño de la saga Barrett pareció tener efectos secundarios, tanto en unos como en otros. Los neozelandeses comenzaron a desplegar un juego impropio de su excelencia. Malas lecturas en ataque,  mucho desorden en el mediocampo, sufriendo mucho en las fases cerradas…

Los sudafricanos, por su parte, experimentaron el efecto contrario al colocarse arriba en el marcador. Tanto que en el minuto 31 el titánico Malcolm Marx coronó una exhibición de fuerza de su delantera posando el tercer ensayo visitante. Los 34.000 espectadores que presenciaban el choque en el Westpac de Wellington se frotaban los ojos. Sudáfrica había rentabilizado sus oportunidades y ahora mandaba en el juego y en el marcador. Un ensayo postrero de Rieko Ioane dejó el tanteador en un ajustado 17-21 al descanso. Nueva Zelanda respiraba.

Todos esperaban unos All Blacks resucitados para recobrar el mando en el encuentro tras la reanudación, pero nada más lejos de la realidad. Un nuevo error kiwi y una intercepción del recién entrado Cheslin Kobe abrían brecha (14-31) al minuto de juego. Ante la aciaga noche de los Barrett acudió al rescate de nuevo Ioane, que posó su segundo ensayo, dejando a Nueva Zelanda a un ensayo de distancia (24-31) con media hora por jugarse.

Pero se palpaba en el ambiente que era un partido diferente. Los indómitos sudafricanos volvieron a tomar distancia tras un ensayo de Dyantyi en el que fue capital el sentido de la continuidad de sus delanteros, que lograron generar la ventaja con su velocidad en la descarga. 24-36 y veinticinco minutos por delante. La lesión de Damian de Allende obligó a su seleccionador a reorganizar su mediocampo, dando entrada a Jantjies y empujando a su espalda a Pollard.

Sudáfrica mostraba su mejor cara, agresiva en defensa y más aún en ataque. Por fin Erasmus parecía haber encontrado la mezcla entre el rugby físico clásico de la Sudáfrica de Craven y el sentido evasivo que han implementado en los últimos años en esta selección las estampidas de los Lions. Personalizando en este partido el primer ingrediente en Marx y el segundo Dyantyi.

El asunto es que Nueva Zelanda empujaba y empujaba y los visitantes aguantaban como podían. Coddie Taylor coronó un maul de los locales volviendo a meterles en el partido (29-36). Aún restaban 20 minutos, una eternidad. Más aún cuando los sudafricanos se quedaron con un jugador menos en el minuto 67 al ser enviado al sin bin Le Roux. Algo que rentabilizó Ardie Savea, quien acercó más a los kiwis tras posar otro ensayo en una jugada tumultuosa sin el premio de la conversión (34-36). Para completar el descomunal partido, alguna controvertida decisión de Nigel Owens ponía más picante al choque.

El final del partido estuvo cargado de suspense. Los All Blacks atacaron con más corazón que cabeza y los sudafricanos defendieron con tanta cabeza como corazón. Eso les permitió aguantar estoicamente y conseguir la victoria con más puntos en suelo neozelandés que han logrado nunca. Cinco ensayos, 36 puntos. Erasmus salva su cabeza y el Mundial rescata a Sudáfrica a meses de su arranque. Hansen tendrá que revisar la pizarra porque los All Blacks colapsaron contra una Sudáfrica que en el pasado Mundial ya estuvo a punto de darles un susto en la semifinal (18-20) con un rugby mucho más cartesiano y físico. Esta vez les ha ganado echando un órdago a los imbatibles kiwis. Venció Sudáfrica, perdió Nueva Zelanda y probablemente ganó el rugby. Los All Blacks son humanos. Magníficas noticias a meses de la disputa del Mundial. Sudáfrica bajó a Nueva Zelanda del pedestal.

Fermín de la Calle, Periodista en EuroSport, El Confidencial, Revista 22
Si hablas de rugby y periodismo en España tienes que hablar de Fermín de la Calle. Desde su etapa en las páginas del diario As, este andaluz llevaba el rugby del V Naciones, con la complicidad de Relaño, a los hogares españoles.

Llegó tarde al rugby que descubrió en Irlanda donde pagó una factura muy cara en forma de fractura de fémur. Desde entonces el veneno entró en su cuerpo y hoy en día sigue jugando – como tercera reconvertido – en su querido CR. Tres Cantos.

Canal+, Eurosport, Cadena Ser, Diario AS, y un amplio abanico de medios generalistas audiovisuales han reconocido en él la voz más autorizada del rugby español. Su blog ‘Patada a Seguir’ – pionero en España – arrancó en 2007 y desde entonces siempre ha estado metiendo el hombro en iniciativas como la Superibérica, con el programa Hemisferio Rugby junto a Michael Robinson o en las páginas de Revista 22 sin fallo en los 86 números que llevamos.

De la Calle, por su manera de entender el periodismo, siempre ha contado con la información más delicada y comprometedora del oval. Querido y odiado, nunca deja a nadie indiferente. Sin embargo, todos acuden a sus informaciones para ver qué se cuece en los fogones del rugby español. Consultado en innumerables ocasiones por empresas patrocinadoras e instituciones sobre la realidad de nuestro deporte, contactos que bien le podrían haber revertido ingresos económicos notables si los hubiera facturado como consultorías. Altruista y solidario es un exponente de los valores del deporte que ama. Como muestra fue uno de los primeros en remangarse para ayudar a las víctimas del tren de Santiago de Compostela organizando un torneo benéfico.

Su influencia se ve aumentada por su posicionamiento en las RR.SS que son uno de los mejores altavoces del Rugby ya que cuenta con casi 25.000 seguidores que interactúan a propósito de sus informaciones y opiniones.

Durante los últimos años ha librado cruzadas con diferentes dirigentes y representantes, velando por sus convicciones y por lo que él entiende que es el bien común del rugby español. En muchas de ellas le acompañamos.

La estirpe De la Calle perdurará y sus hijos ya recorren los campos de Andalucía con un melón bajo el brazo. Ha sido recientemente nombrado embajador de la marca Canterbury en España y este 2017 podréis verle y escucharle en Movistar+ con el 6 Naciones y en Eurosport con la Liga de División de Honor.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Internacional

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Anuncios