Síguenos

Clubes

En busca de Una Segunda Oportunidad

Los valores del rugby como programa de reinserción en la sociedad

El Independiente Rugby Club, junto con Instituciones Penitenciarias y el Penal de El Dueso, ha puesto en marcha un programa de reinserción social, llevando los “Valores” del Rugby a los presos que cumplen condena en el Centro Penitenciario ubicado en Santoña.

Se trata de un programa con gran implantación en Argentina e Italia, el SENOR Independiente en colaboración con la Fundación Espartanos de Argentina, y realizado a través de la FUNDACIÓN INDEPENDIENTE RUGBY CLUB 1971, RUGBY Y VALORES, ha iniciado un programa que intenta buscar la segunda oportunidad en la población reclusa, con el objetivo de implementar este programa en más centros en España.

Siguiendo así con diferentes programas que desde hace años el Club ha puesto en marcha dentro de su programa de Responsabilidad Social Corporativa, esté ha comenzado su andadura hace más de un mes, coordinado por el Director Deportivo de los “verdes”, Tristán Moziman, junto con otros entrenadores y voluntarios del Club y voluntarios de otros Clubes y otros deportes, imparten cada jueves una sesión de entrenamiento, en la que se les inicia a los reclusos en los fundamentos del Rugby y donde se les transmiten los “valores” que hace de este deporte una Escuela de Formación para la Vida, como son la solidaridad, el compañerismo, la humildad, y la importancia de “construir un equipo”, en el que la suma de cada uno de sus integrantes está por encima del interés individual y de los resultados a corto plazo.

Con estos “valores”, los reclusos tendrán argumentos prácticos para su reinserción en la sociedad y en el mundo laboral, y podrán aplicar lo aprendido a su nueva “vida”, una vez cumplida su “deuda” con la Sociedad.

Si de algo estaban seguros los responsables de este proyecto, liderado e impulsado por el incansable Head Coach de los Bisontes, era de que la parte más difícil sería poner el proyecto en marcha desde el punto de vista administrativo, en ese aspecto destacar la intensa y eficaz colaboración de la Delegación del Gobierno en Cantabria, de Instituciones Penitenciarias, del Director de “El Dueso”, Carlos Fonfría, y desde el Independiente Rugby Club, ya que de la otra parte, de EL RUGBY, estaban convencidos que iba a calar y a cuajar dentro de los reclusos y que más allá del deporte, de la parte deportiva de este proyecto, la filosofía y los valores de nuestro deporte, en muy poco tiempo, formarían parte de la población reclusa.

Y llego el día y la hora, sí, fue ayer, sábado 21 de julio, en la Playa de Berria en Santoña, dentro del XIV Torneo Internacional de Rugby Playa Villa de Santoña, desde estas líneas agradecer a su Director, Juan Manuel Salas, las facilidades y la atención recibida para poder hacer debutar a estos muchachos, qué tras tres meses de entrenamiento, veían su sueño hecho realidad, emulando así a los “Espartanos” de Argentina, precursores de este modelo.

Los nervios propios del debut para los “jugadores”, si solo eso “jugadores”, no iban a jugar un Torneo entre Centros Penitenciarios, no, lo harían frente a equipos de todo España en un Torneo abierto, no habían tildes que marcaban el acento en su condición, no, solo eran jugadores de rugby, y como tal llegaron a la playa, con Moziman al frente, con su delegados, Javier Abascal y Antonio Ruiz, con su preparador físico, Marcos Argumosa, con su directivo, Julio Goyenechea, señores, ni más ni menos, que la misma estructura del primer equipo “verde”, la de División de Honor, por qué en el rugby eso no es importante, lo que de verdad se valora, es que este “equipo”, funcionase como tal, como un grupo con unas premisas, unos valores y una objetivo común.

Ese objetivo no era ganar, solo era competir, disfrutar, compartir una jornada con rugbiers de toda España, fueron recibiendo uno por uno su camiseta “verde” con el escudo de los “Bisontes” en el pecho, su uniformidad y con la misma puesta en escena que cualquiera del resto de los equipos, el entrenador dirigiendo en la banda, los del banquillo atentos a calentar para estar listos para jugar, llevando el agua y el botiquín de sus compañeros, escuchando los consejos de los tres jugadores “verdes” que les acompañaron en la jornada y que fueron sus compañeros de equipo, y que serán sus compañeros durante toda su vida, por qué?, muy sencillo por qué defendieron la misma camiseta el mismo escudo, y eso en el rugby más allá de rivalidades y de la condición de cada uno, es sagrado

La jornada terminó, la cara de satisfacción, el agradecimiento que flotaba en el ambiente hacía el resto de equipos, de jugadores y de la organización en el trato, y esa es una de las claves, que no fue especial, que fueron tratados como un equipo, más, que lo que habían aprendido sobre el rugby, y no hablamos de nada técnico era cierto, que en el Rugby cabe todo el mundo, que los valores del Rugby son verdad y se cumplen en cada partido y que lo más importante no es el juego, ni el resultado, es el EQUIPO.

Ya sé están haciendo las gestiones oportunas desde los responsables del proyecto, para hacer más actividades dentro y fuera del Penal, ya que esto no ha hecho más que empezar.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Clubes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Anuncios