Síguenos

Copa del Mundo

El TAS no es competente y a España solo le quedaría acudir a la justicia ordinaria

Iordachescu y Gibouin, durante el partido en Bruselas. / CachaPhotography (Revista 22)

La Federación Española no podría recurrir al Tribunal de Arbitraje Superior (TAS) porque la internacional no contempla en su normativa la opción de acudir al tribunal en el contencioso que ocupa a España sobre la descalificación en el camino hacia el Mundial debido a la alienación indebida de Belie y Fuster. Así lo desvela El Confidencial en una información que firma el periodista Gonzalo Cabeza.

Según informa el medio, “World Rugby, federación internacional de este deporte, no está sometida al Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS). Solo reconocen esa instancia en casos de dopaje y en los que tienen que ver con el programa olímpico, algo a lo que están obligados por la Agencia Mundial Antidopaje y por el Comité Olímpico Internacional respectivamente. Nada más que eso, todo lo demás, que es mucho, se tiene que resolver dentro de los cauces de la propia federación. Fuentes de World Rugby señalan que en sus normativas no se contempla la opción del TAS más allá de los puntos en los que están forzados a ellos. Y eso incide, lógicamente, en la justicia de todo el deporte”.

La Federación Española ha recurrido la sentencia del Comité Independiente designado por World Rugby que le deja fuera del Mundial. No hay en World Rugby una estructura necesaria para llevar a cabo un proceso sancionador válido y de la creación del Comité Independiente, en primer lugar, y del Comité de Apelación, en segundo término, para resolver un problema que no tiene un protocolo pautado dentro de la organización. Si Rugby Europe ha brillado por su desastrosa gestión con la designación a dedo de los arbitrajes World Rugby también ha quedado en mal lugar evidenciando no estar preparada para resolver este tipo de conflictos.

La única alternativa sería acudir a los tribunales ordinarios. En este caso, y como la World Rugby tiene su sede en Dublín, a los tribunales irlandeses. Y en ese caso hay un precedente que sentó jurisprudencia, el caso Bosman, a partir del cual se cambió la estructura y la normativa del fútbol. En estos caso FIFA y UEFA amenazaban abiertamente a quienes osaran a ir a tribunales independientes. Pero Bosman desoyó esas amenazas y terminó recibiendo la razón.

Así que a España le queda una última opción, una vez conozca la resolución del comité e Apelación de World Rugby, que debe ser contraria a sus intereses. Al no poder acudir al TAS, solo le resta ir a la justicia ordinaria.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Copa del Mundo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Anuncios