Síguenos

Champions Cup

Leinster gana a los puntos

Los jugadores de Leinster celebran el triunfo, / Photoscrum (Revista 22)

Amarrateguis en Bilbao. Así podía haberse titulado la crónica de esta final de Champions Cup en San Mamés en la que Leinster y Racing terminaron jugando a no perder. Un partido en el que los resúmenes dibujarán un duelo de patadas a palos y percusiones descomunales. Ni un ensayo. Mucha emoción, mucho suspense. Y más indisciplinas de los agotados franceses en la recta final que vieron cómo sus opciones se perdían con un drop final de Remy Tales, que se marchaba a la izquierda de palos.

Parece que a Racing le persigue el infortunio en las finales. Si en el Camp Nou terminó ganando el Top 14 con Imhoff operando de medio melé tras la expulsión de Machenaud, ante Leinster los problemas madrugaron incluso al partido. El propio Machenaud se lesionaba días antes de jugar, Carter era descartado de la convocatoria en los minutos previos y Pat Lambie dejaba el campo en la primera jugada del partido tras romper la línea.

Murphy choca con la tercera de Racing 92. / Photoscrum (Revista 22)

Ante este panorama Remy Tales, que venía a Bilbao sin más aspiraciones que celebrar el título desde la grada, se convertía en el mariscal de campo de Racing. El apertura internacional francés sustituía al apertura internacional sudafricano, con el que fuera apertura internacional neozelandés en la grada. Así opera la billetera del millonario mecenas de Racing 92, Jacky Lorenzetti.

El partido, desde su inicio, fue una lucha entre la apuesta por la posesión de los irlandeses y la búsqueda de la territorialidad de los franceses. A estos últimos no les importaba no tener la bola, porque con muy poco son capaces de armar juego. Sin embargo, no querían que se jugase en su campo bajo ningún concepto. Mediada la primera parte Iribarren ganaba la partida a McGrath a la hora de marcar el ritmo de juego. Precisamente el 9 fue el encargado de colocar a los franceses arriba en el marcador con sendos golpes en la puerta de 22 irlandesa.

Leinster no se hizo con la pelota hasta la media hora. Sexton comenzó a probar con sus garryowen a Andreu, inferioridad en estatura con los chacales irlandeses, pero la tercera dublinesa no imponía aún su ley. El plan clásico de los Boys in Blue. Tampoco había noticias de Nakarawa, impreciso en las descargas en la primera parte, y Vakatawa, los dos creadores de ventaja señalados por el entrenador irlandés Leo Cullen.

El descanso sirvió a los parisinos para tomar aire y volver a discutirle la pelota a Leinster. El partido, tan físico como poco vistoso, no terminaba de tomar un rumbo. Iribarren y Sexton intercambiaban rehenes (9-9) cuando la delantera francesa comenzó a dar señales de fatiga en forma de indisciplinas. El problema es que Sexton no tenía afinado el punto de mira de su fusil y eso le impedía rentabilizar el trabajo de su delantera.

El partido estaba en los detalles. En los errores que nadie quería cometer. En los cambios que podían desestabilizar el equilibrio… A falta de un cuarto de hora, el encuentro mantenía el suspense. Una partida de ajedrez con piezas de más de 100 kilos lanzadas a toda velocidad en el tablero. A falta de diez minutos Iribarren puso por delante a los franceses.

Y esto provocó un cambio de escenario. Leinster tenía que arriesgar. Estaban obligados a mantener la posesión y jugar en campo rival para sacar puntos. Y lo lograron tres minutos después con otro golpe, pero esta vez fue Nacewa quien lo pasó por incomparecencia de Sexton, que prefirió ceder los trastos a su capitán. Esa inercia volvió a meterles en 22 de Racing, donde rascaron otro golpe, que Nacewa convirtió en el 15-12, con dos minutos por jugar.

Racing fue con todo. Con lo mucho o lo poco que le quedaba. Llegó hasta la línea de 22 y trabajó por el eje para lograr una buena posición para su apertura. Y la pelota le llegó a Remy Tales. Una pelota nacida para ser pateada por Dan Carter… Leinster es campeón.

LEINSTER: Kearney; Larmour, Ringrose, Henshaw, Nacewa; Sexton, McGrath; Healy, Cronin, Furlong, Toner, Ryan, Fardy, Leavy y Murphy. También Tracy, McGrath, Porter, Ruddock, Conan, Gibson-Park, Carbery y O’Loughlin.

RACING 92: Dupichot; Thomas, Vakatawa, Chavancy, Andreu; Lambie, Iribaren; Ben Arous, Chat, Sa, Ryan Nakarawa, Lauret, Le Roux y Nyanga. También Avei, Kakovin, Johnston, Palu, Chouzenoux, Gibert, Tales y Rokocoko.

Árbitro: Wayne Barnes.

Estadio San Mamés, 52.200 espectadores.

 

 

 

 

Fermín de la Calle, Periodista en EuroSport, El Confidencial, Revista 22
Si hablas de rugby y periodismo en España tienes que hablar de Fermín de la Calle. Desde su etapa en las páginas del diario As, este andaluz llevaba el rugby del V Naciones, con la complicidad de Relaño, a los hogares españoles.

Llegó tarde al rugby que descubrió en Irlanda donde pagó una factura muy cara en forma de fractura de fémur. Desde entonces el veneno entró en su cuerpo y hoy en día sigue jugando – como tercera reconvertido – en su querido CR. Tres Cantos.

Canal+, Eurosport, Cadena Ser, Diario AS, y un amplio abanico de medios generalistas audiovisuales han reconocido en él la voz más autorizada del rugby español. Su blog ‘Patada a Seguir’ – pionero en España – arrancó en 2007 y desde entonces siempre ha estado metiendo el hombro en iniciativas como la Superibérica, con el programa Hemisferio Rugby junto a Michael Robinson o en las páginas de Revista 22 sin fallo en los 86 números que llevamos.

De la Calle, por su manera de entender el periodismo, siempre ha contado con la información más delicada y comprometedora del oval. Querido y odiado, nunca deja a nadie indiferente. Sin embargo, todos acuden a sus informaciones para ver qué se cuece en los fogones del rugby español. Consultado en innumerables ocasiones por empresas patrocinadoras e instituciones sobre la realidad de nuestro deporte, contactos que bien le podrían haber revertido ingresos económicos notables si los hubiera facturado como consultorías. Altruista y solidario es un exponente de los valores del deporte que ama. Como muestra fue uno de los primeros en remangarse para ayudar a las víctimas del tren de Santiago de Compostela organizando un torneo benéfico.

Su influencia se ve aumentada por su posicionamiento en las RR.SS que son uno de los mejores altavoces del Rugby ya que cuenta con casi 25.000 seguidores que interactúan a propósito de sus informaciones y opiniones.

Durante los últimos años ha librado cruzadas con diferentes dirigentes y representantes, velando por sus convicciones y por lo que él entiende que es el bien común del rugby español. En muchas de ellas le acompañamos.

La estirpe De la Calle perdurará y sus hijos ya recorren los campos de Andalucía con un melón bajo el brazo. Ha sido recientemente nombrado embajador de la marca Canterbury en España y este 2017 podréis verle y escucharle en Movistar+ con el 6 Naciones y en Eurosport con la Liga de División de Honor.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Champions Cup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Anuncios