Síguenos

Internacional

Cómo superar el “burnout” de la temporada

©World Rugby

Un nuevo estudio afirma que los jugadores de rugby no deberían jugar más de 30 partidos por temporada

Durante los últimos años el rugby se ha convertido en uno de los deportes de equipo con mayor crecimiento en todas partes del mundo. La Major League Rugby en Estados Unidos, y su popularización en otros países ha provocado que este deporte de contacto se convierta en una realidad presente en el imaginario deportivo de un gran número de sociedades. 

Su intensidad física, sumada a su naturaleza de contacto junto con su gran número de participantes ha propiciado que las lesiones y el agotamiento físico al final de la temporada o incluso a mitad de esta, se establezcan como un problema para muchos deportistas. Así, la última investigación llevada a cabo por la Universidad de Bath ha concluido que la temporada de los jugadores debería limitarse a 30 participaciones en encuentros, con el fin de evitar una alta carga de lesiones, no solo en la temporada presente, sino también en la siguiente. 

El estudio, que ha sido financiado por la Asociación de Jugadores de Rugby (RPA), ha determinado “una participación” en el juego, como cualquier tiempo que se pase sobre el campo, es decir, este tipo de patrón no indica necesariamente el juego de un gran número de minutos en cada partido, sino simplemente la entrada en el encuentro. 

La investigación, publicada el pasado miércoles, evidencia que el 20% de los jugadores profesionales de élite disputan hasta un número de 25 partidos por temporada o incluso más. Mientras, el 5% de los jugadores llega a 30 partidos cada temporada. 

Según los datos recogidos, el juego de 31 o más participaciones en encuentros implica una carga de lesiones considerablemente mayor en el transcurso de la temporada siguiente debido al escaso margen de recuperación. Además, hay que recordar que en este deporte la mayoría de las dolencias tienen que ver con problemas en los tejidos blandos a nivel muscular. 

Conrad Smith, máximo encargado del bienestar y alto rendimiento de los jugadores de Rugby Internacional, ha declarado que la clave consiste en garantizar que todos los jugadores profesionales, tanto élite como otras divisiones, reciban una gestión cuidadosa de su carga física y mental, con el fin de obtener las mejores condiciones para la competición y los participantes. Este tipo de iniciativas no solo favorecen a equipos y jugadores, sino también a aficionados del deporte que pueden disfrutar del máximo rendimiento de sus clubes y la más alta calidad de juego gracias a la gestión de partidos. 

De este modo, desde la temporada 2020 el número total de participaciones por jugador se ha limitado a 35 encuentros, una decisión que ha contribuido a aumentar la calidad e intensidad del campeonato como se pudo comprobar en las mejores apuestas deportivas, que mantuvieron altos niveles de cuotas y participación durante el transcurso de toda la temporada independientemente del tramo de la misma. 

Esta se trata de una medida con la que se pretende desarrollar y actualizar los términos de investigaciones relativos al conocido deporte de contacto. El director de bienestar de la RPA, Richard Bryan, ha confirmado que desarrollar y actualizar las líneas de investigación es absolutamente clave para la gestión de los jugadores. Por lo que, en consecuencia, la posición de la RPA es apoyar este tipo de iniciativas y aplicarlas en la medida de los posible en los campeonatos. 

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × tres =

Más Internacional

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad