Síguenos

Highlights

World Rugby advierte de una expulsión y apunta: “La FER es autora de su desgracia”

World Rugby hacía pública hoy la resolución sobre la elegibilidad de Gavin Van den Berg que terminaba con la pérdida de puntos y, por lo tanto, la descalificación de España de la próxima Copa del Mundo de Francia 2023 en señala de forma directa la gestión de la FER como máxima responsable. La institución internacional considera “irrelevante” la documentación alterada y ante la recurrente falta de rigor en la gestión de las elegibilidades de los jugadores de Los Leones llega incluso a advertir de una posible expulsión de World Rugby a la FER si se produjese un nuevo episodio. Es la tercera ocasión en la España se salta la normativa sobre elegibilidad y World Rugby no ha dejado la ocasión para sancionarnos haciendo alusión en reiteradas ocasiones al expediente Bell. La resolución completa publicada por World Rugby choca frontalmente con la versión victimista que la FER ha mantenido desde el pasado jueves que se conoció la sanción en la que incluso llegaron a afirmar que habían sido felicitados por la gestión del Comité de Elegibilidad. 

Como ya os contamos en Veintidós el Comité Judicial de World Rugby estuvo formado por Nigel Hampton – como presidente – Pamela Woodman y Frank Hadden. La representación española en el “hearing” telemático estuvo formada por: Juan De Dios Crespo Pérez como responsable legal asistido por Paolo Torchetti, junto al vicepresidente de la FER y presidente del Comité de Elegibilidad: José María Epalza más el Secretario General Eliseo Patrón-Costas y su adjunto Eric Jara que también es miembro del Comité de Elegibilidad de la FER, además del jugador y su asistente jurídico. 

Los hechos son conocidos por todos: El jugador Gavin Van den Berg fue alineado de manera irregular por parte de España en los partidos de clasificación para la Copa del Mundo de Francia 2023 que jugamos contra Países Bajos en diciembre de 2021 y en febrero de 2022 con el desenlace que conocimos el pasado jueves tras el “hearing” que nos dejaba otra vez fuera de la Copa del Mundo. 

Es precisamente ese: la reincidencia, el motivo principal por el que World Rugby sanciona a España. De hecho repiten en varias ocasiones cómo se obró en el año 2020 por parte de la FER en el proceso de asimilación de John Wessell-Bell y que conllevó una serie advertencia que ahora se ha convertido en sanción de 50.000 libras extra al volver a incurrir en irregularidades de elegibilidad. Aquel caso se saldó de forma favorable a la FER otorgando el “Rulling” al jugador, pero sentó un serio precedente que no iba a volver a permitirse. 

De hecho en aquel momento se mostraron seriamente preocupados – como se recoge en la resolución – por la falta de rigor a la hora del proceso de asimilación y ordenó de forma rotunda a la FER implementar protocolos rigurosos al respecto entre los que incluía por ejemplo monitorizar los periodos de interrupciones en la residencia de cualquier jugador que se base en la Regulación 8.1(c), o educar e informar a los jugadores sobre los requisitos de la Regulación 8 antes de ser seleccionados. 

Está claro que nada de esto se ha llevado a cabo y que para el Comité Judicial de WR era prioritario tal y como recoge la resolución, así como asegurar el pleno conocimiento de los jugadores de la normativa sobre y solicitar “circunstancias excepcionales” por adelantado y no a hechos consumados como sucedió con Bell y ahora con Van den Berg. La resolución lo deja claro: “El estricto cumplimiento por parte de la FER era un imperativo”.

El texto de World Rugby deja claro también de forma literal: “de haberse realizado una entrevista con el Jugador por parte de la FER es casi seguro, dada la memoria y la honestidad del Jugador al declarar, que esta situación, y las consecuencias derivadas se habrían evitado”. Es por tanto que concluye la resolución que: “la FER es autora de su propia desgracia”.

Desde que salió la resolución la FER ha jugado un papel de víctima señalando la alteración de una fotocopia como la causa de las sanciones económicas y de pérdidas de puntos que nos han privado de estar el año que viene en el Mundial. La federación internacional deja de manifiesto que este hecho es “irrelevante”, y que lo único que prueba es la falta de rigor y de investigación por parte de la FER de la situación del jugador. 

Los interrogatorios dejaron además claro que – a ojos británicos – el arraigo no está demostrado y que las declaraciones del propio jugador sobre si consideraba España su hogar dejaron claras las cosas del Comité Judicial, y ponían de manifiesto que habíamos vuelto a incurrir en los errores cometidos con Bell 18 meses antes. 

Otro dato importante y de contradicción para el Comité Judicial es que recibieran el día 17 de diciembre de 2021 – día previo al debut de Van den Berg con España ante Países Bajos – una “Declaration of Union” en la que el Secretario General Eliseo Patrón-Costas aseguraba que la FER realizó todas las consultas necesarias en relación con la elegibilidad del Jugador, que la FER estaba convencida de que la información en la declaración del Jugador era correcta y que el Jugador era elegible. Asumiendo a su vez que si la documentación e información proporcionada ooo era correcta sería la FER la responsable ante la sanciones, tal y como recoge el punto 33 de la resolución. 

La documentación no se comprobó y además se vulneró totalmente la Directriz 21 – como recoge la resolución – en la que se recoge que: “antes de seleccionar a un Jugador, las Federaciones deben asegurarse de obtener documentación válida/auténtica y cualquier otra evidencia que pueda ser necesaria para probar, definitivamente, la elegibilidad de un Jugador para jugar para esa Federación”.

La resolución hace un recorrido sobre las fechas y otros aspectos del caso y de las reclamaciones de Rumania, pero siempre regresa a lo mismo: “La FER debería haber recopilado la información completa de todas las fuentes, incluido el Jugador. Eso no se hizo, lamentablemente. De ahí que el problema al que ahora se enfrenta la FER sea de creación propia”. De hecho el propio jugador sale sin sanción de todo este entuerto. 

Las consecuencias las conocemos: multas, pérdida de puntos y fuera del mundial. Pero aparte de todo la reiteración en el modus operandi conlleva una nueva advertencia ante un posible nuevo episodio de elegibilidad por parte de la FER que podría conllevar incluso la expulsión de facto como miembro de World Rugby de nuestra Federación. 

 

Resolución completa WR

3 Comentarios

3 Comments

  1. Javier martin

    5 mayo, 2022 en 11:44 pm

    No comentas nada de esta parte del comunicado

    “ Aparentemente, representantes del club del jugador, sin el conocimiento de España ni del jugador, alteraron los sellos de viaje en el pasaporte del jugador para que pareciera que el jugador no había estado fuera de España durante más de dos meses ”

  2. Mario Martín

    6 mayo, 2022 en 10:48 am

    Es que decir que Alcobendas es culpable de algo (como de hecho así ha sido) parece que es tabú dentro del rugby en España. Al final la cosa no afectará a Alcobendas en modo alguno como club y la Federación Española de Rugby aplicará la norma de dejar que pase el tiempo, que las aguas se calmen y a ver si se acaba olvidando el tema. La mejor generación del rugby español echada a perder por una Federación Nacional totalmente amateur y un club como Alcobendas que ha ensuciado este deporte hasta extremos intolerables. No ha sido un error por parte de Alcobendas, ha sido premeditado y orquestado con impunidad dado los inexistentes procedimientos federativos a la hora de comprobar y exigir documentación. Ya estamos más que advertidos. De producirse otra situación similar en el futuro, nos expulsarán de WorldRugby.

  3. Jorge Berrueco Morales

    7 mayo, 2022 en 10:41 am

    …Yo es que no entiendo cuál es la dificultad de comprensión de la alineación indebida. Se da, pues partido perdido como en cualquier deporte y como quedas cuarto pues no vas al mundial ..Que WR no entra en nada más, y especifica por qué es responsabilidad de la FER. Alcobendas? Esa es una cuestión de la competición interna. La falsificación? Cuestión interna, posiblemente judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más Highlights

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad