Síguenos

Highlights

Cuando el DNI no importa

©CachaPhotography. El capitán de Los Leones: Fernando López alcanzó las 50 caps en el REC.

Como le sucede al buen vino, evoluciona y mejora con los años. Santiago Santos, seleccionador nacional, siempre ha mantenido que el DNI no es un problema para él y que los jugadores experimentados y en plena madurez rugbística aportan mucho al equipo. Varios de nuestros internacionales podrían estar jugando ya con veteranos pero siguen manteniendo un nivel competitivo muy alto y siendo piezas fundamentales del XV del León. Aprovechamos que Los Leones se juntaban para el REC2021 y pudimos hablar con varios de los “Grandes Reservas” de nuestra selección como Aníbal Bonan, Manu Mora, Kalo Kalo Gavidi, Brad Linklater o el capitán Fernando López.

©PhotoScrum. Bonán ante Georgia en el REC.

Muchos de nuestros jugadores no han pasado un año fácil. Algunos de ellos – como los que juegan en las ligas francesas – han visto incluso cómo sus competiciones se suspendías por el impacto de la pandemia. Ese es el caso por ejemplo de Aníbal Bonan (16-6-1984) o de Manu Mora. 

El segunda línea de Stade Bagnérais nos contaba sobre el confinamiento: “Estoy muy bien, gracias, pues nada fácil, como para todo el mundo.  En lo deportivo ha sido muy complicado a la hora de no poder terminar el torneo pasado, pero al menos sí que me ha servido para poder prepararme bien para esta temporada . Empezó muy bien el año, pero al mes y medio de empezar a competir, cortaron el campeonato y hasta el día de hoy… y ya se ha decidido que no va a retomar hasta septiembre 2021. En lo personal, he tenido la mayor alegría que uno puede tener, el nacimiento de mi hija Kiara Elena Bonan, que justo ha nacido el 21/4/20 (dia del cumpleaños de mi padre fallecido hace 3 años) y “gracias” al COVID la veo crecer y la disfruto cada día”.

Para el remero cántabro la vuelta de las competiciones internacionales con el XV del León coincidía con su 36º cumpleaños. No hay mejor regalo de cumpleaños que un ruck ante Georgia: “Muchas gracias, siempre da gusto cumplir años y poder jugar con los leones, la verdad que es un buen regalo” nos decía Mora. Respecto a la pandemia nos explicaba: “Pues con esto del covid mal, he pasado más tiempo en mi casa de España que en Francia. Al volver de la gira de Uruguay decidí ir a mi casa de España ya que en Francia tengo menos recursos para entrenar y el toque de queda es a las 18:00, no se puede hacer nada”.

El confinamiento no ha sido fácil para ninguno de ellos y por ejemplo el capitán del VRAC Kalo Kalo Gavidi (19-11-1981) nos contaba: “Estoy muy bien, gracias. Pasamos todo el confinamiento en Valladolid. Fue bastante difícil al principio pero logré imponerme una rutina que me permitiera mantenerme en forma y sano. Me fijé una alarma todos los días a las 9:00 de la mañana por lo que tampoco dormía demasiado. Además descubrí nuevas aficiones como cocinar y me ha dado tiempo de leer al menos 10 libros”.

 El capitán de Los Leones: Fernando López, sumaba en este REC su cap Nº50 con la camiseta de España.  Un hito a recalcar y por el que felicitarle: “Muchas gracias. 50 caps es un número muy grande. 50 batallas con la camiseta del León y estoy súper contento de poder jugar con estos compañeros y haber recorrido este camino con ellos. Espero que se estire un poco más aún y podamos conseguir el sueño de todos. Es un orgullo enorme que nunca me podía haber imaginado” nos decía. En su vida nueva etapa en Francia nos contaba: “Por suerte ahora estoy muy bien. Tuve que tomar la decisión de salir de Ordizia. No fue una salida fácil ni planificada. Surgió todo por el tema del Covid. Estábamos en un momento en el que todo eran dudas e incertidumbres si íbamos a poder empezar la liga o no. Había que tomar una decisión. Debía elegir entre empezar a trabajar y dejar el rugby o seguir con la aventura de este deporte que tanto amamos. Tomé la decisión de ir a Tarbes. Por suerte encontré un club histórico de Francia. Me sorprendió mucho el nivel de nacional. Hay equipos con mucha historia y muy potentes que te exigen el máximos. Todos los cambios – aunque no los planifiques – son buenos. Los retos te ayudan a crecer y superarte. En mi caso fue un poco eso. Surgió y tiré para adelante. La verdad que ahora estoy muy cómodo en el club. No ha sido fácil. Al principio me costó. Llegue un lunes a Tarbes, el martes firmé el contrato y el domingo jugué el partido contra precisamente mi ex club Massy. No me sabía las jugadas, la pretemporada que había hecho no había sido todo lo exigente, pero estaba muy contento de poder aportar y seguir mejorando.

©PhotoScrum. Linklater volvía con Los Leones y logró un ensayo ante Georgia.

Por último, volvía a vestirse de León en este REC el jugador de origen neozelandés Brad Linklater (16-5-1986). El ex de Alcobendas, al que muchos daban por retirado, volvía a Getxo, club en el que empezó su aventura en España:Muchos habían dado por hecho que me había retirado, pero nunca había dicho que lo haría. El año pasado después del confinamiento mandé un mensaje de despedida a todo el equipo. Tenemos un niño pequeño y estábamos esperando el segundo. Necesitábamos un poco la ayuda de la familia y tomamos la decisión de volver a vivir a Getxo para estar un poco más cerca. La vuelta con Los Leones no la esperaba. Me he mantenido en forma durante todo el confinamiento, pero es cierto que ha sido un poco más largo de lo normal porque no pude estar desde el principio con el equipo. Necesitaba un poco de tiempo para poder estar más cerca de mi familia. También descansar mentalmente. Han sido muchos años, muy duros,… y necesitaba también descansar la cabeza. Tiempo para pensar y centrarme en las cosas que son realmente importantes en la vida. Ha aparecido la oportunidad de volver a Getxo en la segunda vuelta. Estaba muy contento de poder volver donde todo ha empezado. Además volver a un club que ahora mismo tiene mucho talento y jugadores jóvenes, pero que necesita ayuda. Tener una guía que les permita competir mejor en División de Honor. Es un reto increíble y estoy tan ilusionado como cuando llegué a Alcobendas. Otros equipos han intentado hablar conmigo, pero el plan siempre ha sido volver a Getxo” nos decía.

El caso de Anibal Bonan es peculiar. Tras varias temporadas en España se ha asentado en Francia y la falta de competición era un hándicap para poder seguir manteniendo el máximo nivel. “Casi 9 temporadas en el Stade Bagnerais, la verdad que es un lugar mágico en el Pirineo francés donde me encanta vivir y donde he podido construir junto a mi mujer Marine allí mi vida. Creo y siento que hoy soy Todavía ese jugador que empezó en Getafe rugby, que pasó 3 años en el Cisneros y 5 en el VRAC.  Siento que mi evolución ha sido muy progresiva.  Cada jugador, cada entrenador y cada lugar me ha dejado algo en mi crecimiento. También el poder compartir vestuario con jugadores de diferentes países ayuda a poder tener distintas visiones de rugby y de entrenamiento diferentes.

siempre he sido muy observador, creo que es una de las claves para poder crecer como jugador, aparte de la Constancia y el sacrificio; mismo hoy a mis 36 años, sigo aprendiendo cosas” nos explicaba el segunda línea de la selección. 

Bonan ha vivido de primera mano lo complicado de no poder jugar por el Covid y eso condicinó su puesta a punto para la temporada: “En el verano nos hemos preparado normalmente para empezar la temporada, a la hora de la cancelación fue lo más complicado, sobretodo para mantener el ritmo de partido, que por mucho que entrenes por tu cuenta, hay un estado físico y mental que sólo se consigue jugando. Por esto mismo surgió también la idea de proponer a Santi y Miguelon de volver a jugar en la selección, por que me sentía muy bien física y mentalmente y sobretodo, por que sentía a nivel personal, que todavía me quedaban bastantes batallas por librar”.

©Joao Peleteiro. El cántabro Manu Mora ante Portugal.

Caso similar fue el de Manu Mora: “Pues es un año para olvidar, estas en todos los sitios y en ninguno, para estar en la mejor forma bajaba a entrenar con Independiente de Santander y con un entrenador personal”.

Lo que es un hecho esa que estos “Grandes Reservas” siguen dando mucho de qué hablar y manteniendo un nivel competitivo alto del que la selección sale beneficiada. El quesero Gavidi – novena temporada en Valladolid – con casi 40 tacos a sus espaldas nos decía sobre: “Soy un jugador totalmente distinto de cuando llegue por primera vez. Creo que he evolucionado y aprendido mucho. Me he adaptado al estilo de juego europeo pero sin perder la esencia de mi juego. Además desde el punto de vista de liderazgo creo que he evolucionado mucho también”. Y como no podía ser de otra manera bromeaba sobre el secreto de su eterna juventud: “Ja, ja ja,  no hay secreto. Lo que intento siempre es estar seguro de que mi entrenamiento es el adecuado tanto en el gimnasio como en el campo. Además me preocupo mucho de recuperar bien para prevenir lesiones. Intento – y lo hago – comer bien. Luego la genética, algo que tengo que agradecerle a mis padres y a la sangre fiyiana”.

©PhotoScrum. Gavidi ante Georgia.

El jugador de origen fiyiano lo tiene claro: “Los objetivos que tengo para este año es mantenerme en forma, sin lesiones y poder dar la mejor versión de mi juego para mi club”. Respecto a cómo se ha reencontrado la selección nos decía: “Muy bien la verdad. Si llegamos a Francia los grupos donde podemos caer van a ser realmente complicados pero poder jugar contra Sudáfrica, Australia, Irlanda o Fiji sería sin duda una experiencia inolvidable”. Añadía además: “Cada vez hay más jóvenes jugadores que están despuntando en la Liga de División de Honor y verlos aquí con el equipo nacional debe mostrar a todos esos jóvenes que con trabajo duro y dedicación se puede llegar hasta la selección”.

Fernando López regresaba a Francia de la mano de Tarbes-Pyrénées Rugby y nos contaba: “Tuvimos suerte. Hubo un parón en noviembre – diciembre y no sabíamos si íbamos a volver. Me vino muy bien para reforzarme en cuanto a gimnasio y demás. No había podido hacer una buena preparación física y pude aprovechar para ponerme al máximo. Con Jon Zabala nos encerramos en el gimnasio, lo que nos dejaban en el club, y le dimos muy fuerte. La vida en Tarbes es bastante acogedora. Es un club muy acogedor. Tiene todavía – aunque sea un club profesional – su esencia de club que te ayuda a sentirlo aún más. Tengo la suerte de estar con Jon. Me facilitó mucho la entrada al grupo y la convivencia. Estoy muy contento. Tenemos que aprovechar que seguimos jugando y podemos terminar el campeonato. Un año en blanco hubiera sido difícil. El campeonato es muy duro, similar a ProD2 y es muy exigente”. Y es que con 35 años lidera a la selección en el camino a la Copa del Mundo. “35 años. Es un número importante eh,… No hay secretos. Es hacer las cosas medianamente bien. Cuidarse con las comidas, descansos, entrenarse,…, todo va de la mano. Es importante estar bien de la cabeza. Siempre positivo. Confiar que a veces no importa la edad sino cómo te sientes. Si te sientes bien y le pones ganas todo da sus frutos con el tiempo” afirmaba el capitán de España.

El zaguero Linklater llevaba un año exacto sin vestir la camiseta de Los Leones desde que jugáramos con Georgia el año pasado. “Este año hemos vuelto algunos de la vieja guardia. Siempre es bueno. Hemos compartido campo durante muchos años y es muy bueno poder volver a estar juntos. Cada año hay cambios. Está llegando gente muy buena. Jugadores que llegan tras cumplir 3 años aquí, de Francia,…, pero veo al grupo bastante completo. Hay mucha competencia en todos los puestos. Hay hasta 3 ó 4 jugadores en cada puesto y cualquiera está preparado para dar el mejor rendimiento. Veo al grupo muy bien pero nos falta tiempo juntos para encajar las piezas”. Continuaba hablando de cómo está el equipo: “Santi siempre ha dicho que ve muy bien el grupo por la mezcla de jugadores experimentados con jugadores jóvenes que dan energía e ilusión. Los que han pasado por este camino del mundial tenemos más experiencia de cómo son los partidos, cómo son de duros,…Esa experiencia nos permite saber qué hacer cuando las cosas no van bien, como nos ha pasado últimamente, y poder ayudar a resolverlo”.

El jugador cántabro Manu Mora ha sido un habitual para Santos. “El grupo está bien vamos madurando y aprendiendo de los fallos que puede haber, sabemos que llegar a Francia pasa por pequeños detalles. Pero al igual que sus compañeros coincide en algo: “No hay secretos. Nos entrenamos como todos y mientras haya ilusión y ganas de seguir placando estaremos dando guerra”.

Para Aníbal Bonan su ausencia de Los Leones ha sido más prolongada. “Casi 3 años sin venir, mucho tiempo…  En el grupo se ve un aire renovado, de bastante juventud y muchísimo talento.

También se ve muchísima competencia en cada puesto, y que en cada convocatoria de partido, por 2 detalles que no trabajes bien en la semana te puedes quedar fuera. Por suerte la competencia es muy sana, nos ayudamos entre todos, y eso es positivo y ayuda a hacer crecer el equipo. Lo mejor que puede pasarle a los entrenadores, es que puedan dudar en cada convocatoria para elegir los 23. Eso demuestra el compromiso de cada uno de nosotros” nos explicaba.  “Creo que en la delantera es muy importante esa mezcla de juventud y veteranía. Sabemos que el 6 naciones B es muy duro a nivel físico y hay jugadores enfrente muy experimentados. También creo que los 35 años de ahora, ya no son los de hace 10 o 15 años.  Los jugadores hemos evolucionado mucho en entrenamiento, alimentación e higiene de vida, mientras más te cuides, y si las lesiones te lo permiten, puedes jugar tranquilamente hasta los 38 o 39 años” añadía el internacional español.

Sobre el grupo de Leones añadía además el capitán Fernando López: “El rugby en España creció mucho en los últimos años. Se nota mucho la calidad de los jóvenes que suben. Están a un nivel altísimo. Los veteranos que estamos en la selección tenemos el rol de mostrarles el camino. En unos años, o en pocos – nunca se sabe cuando se termina – intentamos marcarles el camino porque son ellos los que van a tomar las riendas de la selección. Tratamos de volcarles nuestra experiencia y que puedan disfrutar. Si algo no viene bien dado, ya nos hacemos cargo los veteranos”.

©PhotoScrum. Fernando López ante Georgia.

Los resultados son todo en el deporte y no nos están acompañando en este inicio del REC y de la fase de clasificación para la Copa del Mundo. A este respecto nos decía Fernando López: “El inicio del REC ha sido bastante complicado. Estamos bastante decepcionados con nosotros mismos. Con Georgia hicimos muy buen partido. Fue muy duro. Nos quedó un sabor amargo. Pudimos ganar. A este nivel fallas en un detalle y te hace perder el partido. Creo que lo pudimos ganar. En cuanto a Rumania y Portugal pagamos carísimo nuestras indisciplinas. Pudimos ganar en Bucarest, pero hubiera sido un milagro porque llegamos a estar con 12 sobre el campo. Nos olvidamos de la tarjetas y nos pusimos a jugar. Tenemos equipo para llegar. El problema son las indisciplinas. Es imposible ganar un partido con tantas tarjetas. Los jugadores estamos desilusionados con lo que ha pasado y estamos trabajando muy duro para salir de esta situación. Quiero agradecer todo el apoyo recibido. Sabemos que ha sido un disgusto para todos pero pueden confiar en que vamos a dar todo para salir de esto”.

Linklater también nos hablaba de cómo quedan nuestras opciones: “Con las dos plazas de Europa, es una ilusión enorme. La repesca también puede ser el camino. Debemos luchar por uno de los puestos directos. Se nos ha complicado un poco con las derrotas de este año pero hay 10 partidos en total. Quedan muchos partidos aún. Casi todos los partidos van a estar muy peleados. Mira Portugal. Han demostrado ser un equipo muy peligroso. Pueden ganar a cualquiera. Nosotros tendremos que hacer muy bien las cosas para poder ganar partidos. Pero estoy convencido que si hacemos las cosas muy bien podemos sacar muchas victorias sobre todo el año que viene que tenemos muchos partidos en casa con rivales directos. Tenemos buenas oportunidades” concluía el jugador de Getxo.

Bonan decía también al respecto: “El objetivo está ahí, todos sabemos que podemos lograrlo.También sabemos que son 10 partidos y que por 2 o 3 detalles puedes ganar o perder contra cualquiera. El torneo está muy pero muy cerrado. Creo que contra Georgia en el central, se vio que ya podemos competir con los mejores de “tu a tu”. terminar el partido con esas sensaciones es lo mejor que nos puede pasar a nivel moral para poder aspirar a estar arriba y luchar por Europe 1 y Europe 2. El resto es cuestión de tiempo…”

Pero el tiempo pasa para todos y es lógico que nuestros internacionales piensen en el futuro después del rugby. Aníbal Bonan nos contaba: “Se me pasa por la cabeza poder seguir jugando hasta donde el cuerpo me lo permita. La verdad que me siento muy bien física y mentalmente en este momento, y quiero retirarme sin que me quede ningún remordimiento, porque creo que eso es lo peor que le puede pasar a un jugador. Aunque si mañana se acabara, tampoco me sentiría en deuda conmigo mismo. Me considero un afortunado. Por eso ahora solo Quiero disfrutar de cada entrenamiento, partido y/o convocatoria como si fuera la última…” 

Es el momento de plantearse nuevos retos y objetivos, aunque el segunda cántabro Manu Mora nos apuntaba: “A corto plazo mi objetivo es ganar los partido que nos quedan en este REC2021 y a medio la clasificación para Francia. Sabemos que es complicado pero lo vamos a lograr. Pues depende del día se pasan unas cosas o otras, hay momentos que pienso en volver, que pienso en que ya es hora de asentarme en mi ciudad y ir dejando de golpearme, pero cuando llevo unas semanas sin jugar al  rugby me pega el mono y ahí veo que todavía no es la hora que me queda mecha para quemar. Siempre pienso en volver a jugar  España, quien sabe igual para el próximo año estoy por la División de Honor”.

En la misma línea Fernando López afirmaba: “A corto plazo el objetivo es hacer un buen campeonato con Tarbes y en el REC con la selección. Tenemos mucho en juego aún. Estos partidos son muy importantes. Este primer año es vital. Aún nos quedan 2 partidos por jugar en julio y necesitamos cerrar una buena primera vuelta de cara a la clasificación. Intento disfrutar del rugby al máximo hasta donde me sienta que puedo aportar algo. Cuando vea que ya no puedo sumar daré un paso al costado. Ahora mismo me siento bien. Físicamente me siento fuerte. Creo que aún tengo para tirar un tiempo más. En mi cabeza siempre está volver a jugar en España. He pasado unos años increíbles aquí y me encantaría volver”.

“Solo tengo planes a corto plazo. No miro más allá. Quiero terminar el año con Getxo, mantener la categoría y seguir teniendo esta ilusión por jugar. Siempre he dicho que cuando vea esto más como un trabajo que como una ilusión, habrá llegado el momento de dejar el rugby. Ahora mismo tengo mucha ilusión y seguiré luchando hasta que la pierda” decía contundente Linklater.

©Joao Peleteiro. Gavidi ante Portugal.

Y es que la vida sigue después del rugby. Sobre nuestros internacionales siempre sobrevuela el rumor de la retirada. Bromeaba Kalo Kalo Gavidi: “¿En serio? ¿Se especula? Ja, ja, ja,… No sé realmente cuántos años me quedan, ahora mismo lo único que me importa es que sigo disfrutando del juego y de competir”. Pese a ello asegura: “Lo que tengo claro es que quiero seguir ligado al rugby. Me gustaría hacerlo como entrenador. No me imagino mi vida en el futuro sin el rugby en ella  de alguna manera”.

Otro que se lo tomaba en broma era Manu Mora: “¿Hay un después del rugby? Jajaja,… Pues comenzaré a currar. Hay un par de proyectos que tengo y espero poder llevarlos a cabo”. 

Para Aníbal Bonan su futuro también pasa por seguir ligado al rugby y al deporte: “Tengo un gimnasio en Bagneres desde hace ya 5 años, donde hago “personal training” y también esta abierto al público. Amo mi trabajo y la vida en la montaña. También tengo ya el diploma para entrenar hasta la Federal 2 y me encantaría comenzar mi carrera de entrenador cuando acabe como jugador.  En Francia hay muchas opciones . Nunca se sabe, pero lo que sí es seguro, es que seguiré ligado al deporte y sobre todo al rugby, es donde más  cómodo me siento, es mi lugar en el mundo”.

Linklater ve una vida más contemplativa y familiar sin embargo: “Puede que sea el momento de empujar la empresa familiar. Ayudar a mi mujer con su empresa. Tengo mucha suerte de tener una familia que me ha apoyado en todo momento, los buenos y los malos. 6 años que llevo con España y más con Getxo y Alcobendas. Ahora me toca apoyar sus planes y sus decisiones. La idea es estar una temporada fuera por un proyecto internacional que tenemos y ayudar a la familia. Tengo en mente aprender a hacer surf y a hacer cocktails con un coco”.

Por último el capitán de Los Leones nos decía: “¿Después del rugby? Creo que nunca va a haber un después. Siempre voy a estar ligado aunque deje de jugar. Entrenaré a los juveniles o dando una mano. Plantearme ser entrenador. El rugby es una pasión. Es algo que no se deja. Es muy difícil. Estudiar, trabajar,,…, una vida más tranquila con la familia. Disfrutar más de ellos que el rugby que nos quita a veces mucho tiempo y podré devolverlo algo de él”.

Director Editorial & Publicidad de La Revista 22

1 comentario

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Highlights