Síguenos

Highlights

Festival All Black en Sidney y victoria con récord para llevarse la Bledisloe Cup

© All Blacks. Nueva Zelanda retiene la Bledisloe Cup por 18º año consecutivo.

Los All Blacks dieron un autentico recital rugbístico en su visita al ANZ Stadium de Sidney en el tercer asalto de la Bledisloe Cup por 43-5. Los de Ian Foster – con un primer tiempo brillante – endosaron un parcial de 0-26 a los Wallabies con los ensayos de Tu’inukuafe, Dan Coles y doblete de Richie Mo’unga. Además el TMO privó de otras dos marcas neozelandesas al talonador Coles y al poderoso Caleb Clarke que podrían haber dejado un marcador histórico. Nueva Zelanda retiene la Bledisloe Cup por 18º año consecutivo.

Y es que los Wallabies incomparecieron ante unos All Blacks que en cuanto huelen sangre matan. A poco de empezar el pilier Karl Tu’inukuafe encontraba la brecha en la defensa Aussie para anotar el primer ensayo visitante. Australia no había entrado bien en el partido y en el minuto 2 se había quedado con un hombre menos por el Sin Bin de Filipo Daugunu tras una placase peligroso sobre Caleb Clarke. La inferioridad numérica le costaba puntos a Australia.

Poco después sería Jordi Barrett el que dejaba a los suyos con un menos al usar el codo ante un rival. Con 14 hombres por cada bando los All Blacks pudieron ampliar distancias gracias a las marcas de Dan Coles y Caleb Clarke que el TMO terminó por no conceder. En la primera el talador neozelandés no logra posar tras la patada de Mo’unga y Clarke es impulsado fuera del terreno de juego cuando iba a posar.

Si subirían al marcador antes del descanso 3 nuevos ensayos visitantes. Richie Mo’unga posaba junto al banderín para poner el 0-12 en el minuto 10 y poco después volvía a romper la defensa Aussie para zambullirse bajo palos y colocar el 0-19 a un cuarto de hora del descanso. El castigo de los All Blacks no paraba y el Dan Coles – ahora sí – posaba la cuarta marca All Black para el 0-26 con el que se llegaba al descanso. Justo antes los de Ian Foster pudieron volver a anotar pero una zancadilla francesa sobre Mo’unga evitaba el Hat trick del apertura neozelandés.

En la segunda mitad los Wallabies debían cambiar el guión y en apenas dos minutos el apertura debutante Noah Lolesio anotaba la primera marca Aussie tras una gran jugada personal de Jordan Petaia para poner el 5-26.

Con el partido resuelto y los wallabies apretando más para acercarse en el marcador, el encuentro se equilibró en el juego, aunque los All Blacks mantuvieron la distancia en el marcador. Australia trató de acercarse a la 22 kiwi, pero los neozelandeses se defendieron  con orden y no cometieron indisciplinas que permitiesen arañar la diferencia a los locales.

El paso de los minutos y los cambios cambiaron el escenario de partido y lo de Foster congelaron el choque para evitar que el empuje de la delantera local obtuviese frutos. Y cuando el partido entró la recta final, Nueva Zelanda desató otro tsunami. Primero a través de un nuevo golpe pasado por Mo’unga, el que volvió a mover el marcador hasta 5-29.

Luego la diferencia se disparó a favor de Nueva Zelanda tras una jugada de los kiwi en la que Sotutu cargó por el lado cerrado de la melé y el lance acabó con ensayo de Rieko Joane, para colocar el 5-34, al que se sumó posteriormente la transformación de Mo’unga colocando el 5-36. Y finalmente Jordie Barrett anotaba otro ensayo tras romper los placajes de Philip y Sio para posar entre palos y sumar la conversión de Mo’unga, dejando el resultado final en un contundente 5-43. Este 5-43 es la mayor victoria de los All Blacks sobre los Wallabies, superando el 43-6 que lograron el 6 de julio de 1996 en el Athletic Park de Wellington.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Highlights