Síguenos

Champions Cup

Leinster-Scarlets y Racing 92-Munster en el camino a la gran final de Bilbao

©INPHO/para EPCR.

Después de la disputa de los cuartos de final ya están conformadas las semifinales de la Champions que medirán a Leinster y Scarlets en Dublín y a Racing 92 frente a Munster en el Stade Chaban-Delmas de Burdeos. Los partidos se jugarán el fin de semana del 21 y 22 de abril, siendo la gran final en Bilbao el próximo 12 de mayo.

El pasado viernes Scarlets rentabilizó su buena defensa ante La Rochelle, a la que le pesaron las numerosas bajas. Ayer sábado Munster fue capaz de aprovechar los errores de Toulon para dar la vuelta al marcador y agrandar la leyenda de Thomond Park, un escenario mítico en la máxima competición continental. Hoy se celebraba el duelo francés entre un Clermont venido a menos y Racing 92, y el duelo entre el mejor equipo de la fase de grupos, Leinster, y el vigente campeón, Saracens, que se metió a última hora entre los ocho mejores.

©INPHO/para EPCR.

El duelo entre los dos clubes franceses refrendó lo que se sospechaba: Clermont ha terminado un ciclo que coronará este verano cuando alguno de los jugadores más destacado del equipo abandonen su disciplina. El partido fue muy igualado y los ensayos de Nakarawa y Peter Betham mantenían la igualdad. Pero Clermont se vino abajo cuando los parisinos encadenaron un par  de buenas jugadas que terminaron con dos ensayos muy seguidos de Andreu y Palu. El triunfo final de Racing 92 (17-28) le permite ahora buscar un sitio en la final de Bilbao actuando como locales en la semifinal ante Munster. Dos estilos de juego muy diferente y un desenlace incierto que se dirimirá en el Stade Chaban-Delmas de Burdeos.

El otro partido de la jornada, el que ponía fin a los cuartos, dejaba la incógnita de ver si Saracens era capaz de recuperar su mejor versión para defender la corona continental o si Leinster pasaría el rodillo a unos sarries muy irregulares a lo largo de toda la temporada. Y ocurrió lo lógico, lo que dictaba la estadística en un enfrentamiento entre el primer cabeza de serie y el octavo. Los irlandeses sometieron a los ingleses con su rugby incontestable en los puntos de encuentro. Una superioridad que se concretó con los ensayos de Garry Ringrose, Dan Leavy y James Lowe, frente al try de Blair Cowan en los Saracens. El 30-19 final supone una triste despedida a la temporada en Europa de los bicampeones y actuales defensores de la corona.

Podría darse, por tanto, una final irlandesa si Leinster y Munster logran ganar su semifinal, lo que supondría un colofón para el rugby irlandés después de la conquista del Grand Slam en el VI Naciones de esta temporada.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Champions Cup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Anuncios