Síguenos

Clubes

Supercopa: El VRAC arrolla a la Santboiana y retrata la realidad del rugby español

El supercampeón VRAC Quesos Entrepinares celebra su título. / Foto Luz Fierro

VRAC  y Santboaina ponían en juego la Supercopa en un partido muy desigual. Los queseros con la plantilla más completa del rugby español en los últimos tiempos.  Enfrente una Santboiana con muchas dudas en su inicio liguero tras perder poderío económico y potencial deportivo con la marcha de jugadores claves la pasada temporada como Liam Mitchell, Matenga Baker o Moreschi.

El partido arrancó marcado por la rotación en el XV quesero  de Diego Merino, que lució profundidad de banquillo tirando de jugadores menos habituales. Destacaba la presencia de los hermanos Blanco en la primera línea y la de Fleki en la posición de apertura, con Griffiths de 12, como en la final de la pasada Liga.

La primera parte fue embarullada en las zonas de conquista y la Santboiana aprovechó ese desorden para adelantarse con dos golpes transformados por Albert Millán. El tractor del VRAC no tenía fluidez y los catalanes apostaban por la posesión, arriesgando a la mano incluso en su 22.  Pasaban los minutos y los locales no acababan de afianzar su juego de delantera, aunque en una acometida lograron reunir a la defensa en el eje y abrieron rápido para que Guille Mateu posase el primer ensayo. La mala noticia es que la conversión le costó a Gas una lesión muscular.

Segundos después un maul catalán terminaba en ensayo de Ragazzi. El VRAC estaba dormido y la agresividad de los de Williams sacaba rendimiento. Se llegaba rápido a la 22 rival gracias a las apariciones del sudafricano Bell en los locales y al despliegue de la tres cuartos en los visitantes. El 13-13 a la media hora de partido se antojaba poco premio para una Santboiana valiente. Una igualdad que duró poco, ya que a los 34 minutos el zaguero local posaba el segundo ensayo quesero y Fleki pasaba la conversión (20-13). Pese a la irregularidad, el poderío de los vallisoletanos se imponía a las ganas de los del Baldiri Aleu, que en la primera parte forzaron numerosos errores locales, entre ellos tres retenidos. Pese a ello, el VRAC era demasiado toro para esta Santboiana sensiblemente disminuida.

La segunda parte comenzaba igual. El VRAC tenía la pelota, pero no tenía ritmo en los medios, con Morchón y Fleki desconectados. En los puntos de encuentro los visitantes llegaban antes al apoyo en el ruck y la defensa heroica de los catalanes salvaba las llegadas a 22 de los queseros. El partido dependía de la capacidad de sufrimiento de los de Williams y de la paciencia de un Quesos muy errático en la 22 contraria. Paila coronó una melé con un ensayo cuando los catalanes ya perdían fuelle. Además, sin posesión en ataque se les hacía muy complicado seguir vivos en el partido.

Una patada de Millán acercó a los visitantes (27-16), pero el paso de los minutos y el fondo de armario del Quesos iba apuntalando el partido del lado local. El final del encuentro vino a constatar que en el rugby español hay dos velocidades, la de los equipos profesionalizados como VRAC, El Salvador y Alcobendas y la del resto de clubes ya sean pseudoprofesionales como Santbiana, Ordizia, Gernika, Independiente, Cisneros  o FC Barcelona, o más amateurs como Getxo, Hernani o Ciencias.

Los ensayos de De la Lastra, Gavidi y Sanz cerraron el marcado final (46-23), confirmando el favoritismo de un VRAC que a medio gas suma su séptima Supercopa. Un resultado que no debe esconder la irregularidad local y la buena primera hora de los catalanes, a los que se les agotó la gasolina, además de echar en falta a jugadores de mayor rango en delantera y en los centros. El VRAC conquista el primero de los tres títulos que debería sumar al final de temporada, junto a Liga y Copa, dada la profundidad y calidad de su plantilla. Cualquier otra cosa sería una sorpresa.

VRAC: Pacote, Castellote, Tuco; Storm, Horn, Basso, Gavidi, Paila; Morchón, Fleki; De la Lastra, Griffiths, Alvar, Guille Mateu; Bell.

Suplentes: Allen, Gutiérrez, Thompson, Mejimolle, Vélez, Carrió, Alonso y Castiglioni.

SANTBOIANA: Petit, Buira, Chichua, Puigbert, Fitzsimons, López, Sanz, Afa Tauli; Millán, Woodmass, Llevot, Martí Vicente, González, Torres, Baró.

Suplentes: Balsalobre, Ragazzi, Delgá, Pujol, Barbero, Jordi Vicente, Berguer y Francisquelo.

MARCADOR: 0-3 Golpe de Millán. 0-6 Golpe de Millán. 3-6 Golpe de Griffiths. 10-6 Ensayo de Mateu y conversión de Griffths. 10-13 Ensayo de Ragazzi y conversion de Millán. 13-13 Golpe de Fleki. 20-13 Ensayo de Bell y conversión de Fleki. 27-13 Ensayo de Paila y conversión de Carrió. 27-16 Golpe de Millán.  34-16 De la Lastra y conversión de Carrió. 41-16 Ensayo de Gavidi y conversión de Carrió. 46-16 Ensayo de De la Lastra. 46-23 Ensayo de Rubén Sanz y conversión de Woodmass.

ÁRBITRO: Iñaki Muñoz.

ESTADIO: Campos del Pepe Rojo, Valladolid.

 

Fermín de la Calle, Periodista en EuroSport, El Confidencial, Revista 22
Si hablas de rugby y periodismo en España tienes que hablar de Fermín de la Calle. Desde su etapa en las páginas del diario As, este andaluz llevaba el rugby del V Naciones, con la complicidad de Relaño, a los hogares españoles.

Llegó tarde al rugby que descubrió en Irlanda donde pagó una factura muy cara en forma de fractura de fémur. Desde entonces el veneno entró en su cuerpo y hoy en día sigue jugando – como tercera reconvertido – en su querido CR. Tres Cantos.

Canal+, Eurosport, Cadena Ser, Diario AS, y un amplio abanico de medios generalistas audiovisuales han reconocido en él la voz más autorizada del rugby español. Su blog ‘Patada a Seguir’ – pionero en España – arrancó en 2007 y desde entonces siempre ha estado metiendo el hombro en iniciativas como la Superibérica, con el programa Hemisferio Rugby junto a Michael Robinson o en las páginas de Revista 22 sin fallo en los 86 números que llevamos.

De la Calle, por su manera de entender el periodismo, siempre ha contado con la información más delicada y comprometedora del oval. Querido y odiado, nunca deja a nadie indiferente. Sin embargo, todos acuden a sus informaciones para ver qué se cuece en los fogones del rugby español. Consultado en innumerables ocasiones por empresas patrocinadoras e instituciones sobre la realidad de nuestro deporte, contactos que bien le podrían haber revertido ingresos económicos notables si los hubiera facturado como consultorías. Altruista y solidario es un exponente de los valores del deporte que ama. Como muestra fue uno de los primeros en remangarse para ayudar a las víctimas del tren de Santiago de Compostela organizando un torneo benéfico.

Su influencia se ve aumentada por su posicionamiento en las RR.SS que son uno de los mejores altavoces del Rugby ya que cuenta con casi 25.000 seguidores que interactúan a propósito de sus informaciones y opiniones.

Durante los últimos años ha librado cruzadas con diferentes dirigentes y representantes, velando por sus convicciones y por lo que él entiende que es el bien común del rugby español. En muchas de ellas le acompañamos.

La estirpe De la Calle perdurará y sus hijos ya recorren los campos de Andalucía con un melón bajo el brazo. Ha sido recientemente nombrado embajador de la marca Canterbury en España y este 2017 podréis verle y escucharle en Movistar+ con el 6 Naciones y en Eurosport con la Liga de División de Honor.

1 comentario

1 comentario

  1. simon

    16 octubre, 2017 en 6:59 pm

    je je je

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Clubes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies