Síguenos

División de Honor

“Lo de Cancho ha hecho buenos a los actuales y da barra libre”

©JCR Photography

Pablo Tomás García regresa a la División de Honor como entrenador del Fútbol Club Barcelona. El que fuera seleccionador, director técnico y jugador lidera un proyecto construido a medio plazo, algo poco habitual en el rugby español, que ha arrancado ofreciendo una gran imagen en su debut ante el vigente campeón de Liga, el VRAC Quesos Entrepinares.

R22.- ¿Cómo afronta alguien con su experiencia un proyecto como este? 

PTG: Llevo cuatro años en el club, uno con los Sub-16 y dos con los segundos equipos. Ahora me enfrento a un proyecto de tres años con el objetivo de asentar al Barça en la División de Honor y aumentar su capacidad para abastecer al equipo de jugadores. Necesitamos atraerles porque es cierto que tenemos una magnífica generación que ha ascendido al senior, pero detrás necesitamos más gente. Tenemos que atraer a chicos que se quieran tomar el rugby en serio.

R22.- El Barça tiene un palmarés y una historia que no muchos conocen. 

PTG:Yo debuté precisamente contra el Barça con 17 años. Era un equipazo, con casi toda la selección catalana más un par de extranjeros profesionales como aquel 8 al que llamábamos El Caballo. Lo montó Jordi Pujol hijo y aquello no terminó bien. Como Núñez no se llevaba bien con los Pujol, aparcó el rugby porque al ser una sección fundacional no podía cerrarla.

R22.- ¿Qué implica pertenecer a la estructura del Fútbol Club Barcelona?

PTG: Ser una sección amateur del Barça te delimita el radio de acción, pero ningún jugador amateur en España tiene lo que el Barcelona ofrece a nivel instalaciones y servicios médicos. Distamos mucho de ser una sección competitiva creada a golpe de talonario. No nos compete tomar decisiones estructurales y desde arriba cuando piensan en el paso al profesionalismo no lo hacen pensando en España, se plantean si pueden crear un equipo campeón de Europa. Benedito llevaba en su programa la profesionalización del rugby.

R22.- Hereda el equipo tras una etapa complicada…

PTG: Después de la última experiencia profesional la sección quedó como un solar. Fue la época aquella con el USAP y se produjo una burbuja que acabó estallando. La gente que cogió luego la sección ha ido recuperando a los chavales y el rugby social del Barça. Pero cuando llegaron a División de Honor llegaron desfasados, les faltaba una marcha. Cuando se marchó el Maño el equipo se quedó vacío y apostaron por Stacey, que era la crónica a una muerte anunciada. Sin embargo, el proyecto de División de Honor es muy atractivo para hacer crecer al club.

R22.- ¿Cómo define su proyecto en el Barça?

PTG: Mi proyecto se define con una fórmula matemática. Es una selección concéntrica en la que la densidad de los jugadores es inversamente proporcional al radio de la distancia. Los núcleos concéntricos son Barcelona, la provincia, la región y así hasta el hemisferio sur, que es el último círculo. No puede ser que haya 9 sudafricanos y tres catalanes. La idea de la selección concéntrica atrae talento. De la otra forma vienen, juegan y se van.

R22.- Hay muchas caras nuevas…

PTG: Tenemos 13 incorporaciones. Lo primero que tengo que decir es que yo no trabajo con representantes. Lo segundo es que mi prioridad es encontrar jugadores de alta ‘entrenabilidad’. Jóvenes con mucha hambre y veteranos asentados que vengan a ayudar. El juego que practicamos se basa en la toma de decisiones. Tú puedes jugar a lo que quieras o a lo que pase. Y nuestra idea es la primera. Por eso lo primero que buscamos fue un 2 y un 10. El 9 ya lo tenemos y creo que tengo a la mejor línea de tres cuartos que he entrenado en mi carrera de entrenador.

R22.- ¿Qué juego propone este Barça? 

PTG: Sería prepotente decir que queremos imponer nuestro juego. Ahora lo que tenemos que hacer es jugar nuestro partido. Son los jugadores los que deben aportar y encontrar esa química que aún no tenemos. Hemos tenido una buena pretemporada y estoy muy a gusto.

R22.- La plantilla mezcla juventud y veteranía de forma interesante.

PTG: Tenemos veteranos de mucha calidad que deben aportar mucho en el campo, pero más aún fuera de él. Y los jóvenes deben entender que el rugby es algo muy serio. Yo aspiro a convertirme en un entrenador útil para mis jugadores. Mi capacidad de inquietud está más volcada al entrenamiento que a la competición. A este último nivel me tengo que poner las pilas, subir un piñón. Como técnico soy muy conservador y prefiero consolidar los avances a quemar etapas rápido. pero estos chicos van muy rápido

R22.- ¿En qué se parece esta División de Honor a la que dejó Tomy hace ya tiempo?

PTG: Esto no tiene nada que ver con el rugby que yo conocía. El otro día cuando llegamos al Pepe Rojo y al VRAC tuve la sensación de entrar en otra dimensión respecto a la División de Honor que yo conocía. Los clubes han evolucionado mucho, también en División de Honor B, donde hay clubes con estructuras ambiciosas y consolidadas.

R22.- ¿Cree que ha subido el nivel? Y si es así, ¿por qué?

PTG: Creo que sí y que la clave ha sido clave el protecccionismo. Las cuotas de los sudafricanos o el modelo de grupo de élite federativo de los Pumas y los All Blacks ha hecho que quienes no estaban en esos grupos se vengan a Europa. Ante esto el rugby francés ha querido proteger a sus jugadores. Ha subido el nivel de PROD2 y Federal 1 y España ha mejorado el nivel a partir de esos jugadores. Ahora en las ligas los extranjeros son mejores y eso repercute también en los jugadores nacionales.

R22.- Tengo que preguntarle por la Federación, especialmente tras su paso por ella en el proyecto de Cancho.

PTG: Respecto a los temas federativos he tirado la toalla. Paso. Es la historia de siempre. El fracaso de la gestión de Cancho, y los que estábamos con él, solo ha servido para hacer buenos a estos. Ahora encima tienen barra libre. Siguen mandando las chaquetas a los chándals, el problema es que son las chaquetas de hace 30 años.

R22.- ¿Qué lectura ha sacado de todo esto?

PTG: Cuando miro atrás pienso lo burros que fuimos echando abajo la Superibérica y la iniciativa de Más Rugby por favor, que no era un proyecto exclusivo de Cancho. Había mucha gente involucrada de todas partes de España. Pero así somos.

Fermín de la Calle, Periodista en EuroSport, El Confidencial, Revista 22
Si hablas de rugby y periodismo en España tienes que hablar de Fermín de la Calle. Desde su etapa en las páginas del diario As, este andaluz llevaba el rugby del V Naciones, con la complicidad de Relaño, a los hogares españoles.

Llegó tarde al rugby que descubrió en Irlanda donde pagó una factura muy cara en forma de fractura de fémur. Desde entonces el veneno entró en su cuerpo y hoy en día sigue jugando – como tercera reconvertido – en su querido CR. Tres Cantos.

Canal+, Eurosport, Cadena Ser, Diario AS, y un amplio abanico de medios generalistas audiovisuales han reconocido en él la voz más autorizada del rugby español. Su blog ‘Patada a Seguir’ – pionero en España – arrancó en 2007 y desde entonces siempre ha estado metiendo el hombro en iniciativas como la Superibérica, con el programa Hemisferio Rugby junto a Michael Robinson o en las páginas de Revista 22 sin fallo en los 86 números que llevamos.

De la Calle, por su manera de entender el periodismo, siempre ha contado con la información más delicada y comprometedora del oval. Querido y odiado, nunca deja a nadie indiferente. Sin embargo, todos acuden a sus informaciones para ver qué se cuece en los fogones del rugby español. Consultado en innumerables ocasiones por empresas patrocinadoras e instituciones sobre la realidad de nuestro deporte, contactos que bien le podrían haber revertido ingresos económicos notables si los hubiera facturado como consultorías. Altruista y solidario es un exponente de los valores del deporte que ama. Como muestra fue uno de los primeros en remangarse para ayudar a las víctimas del tren de Santiago de Compostela organizando un torneo benéfico.

Su influencia se ve aumentada por su posicionamiento en las RR.SS que son uno de los mejores altavoces del Rugby ya que cuenta con casi 25.000 seguidores que interactúan a propósito de sus informaciones y opiniones.

Durante los últimos años ha librado cruzadas con diferentes dirigentes y representantes, velando por sus convicciones y por lo que él entiende que es el bien común del rugby español. En muchas de ellas le acompañamos.

La estirpe De la Calle perdurará y sus hijos ya recorren los campos de Andalucía con un melón bajo el brazo. Ha sido recientemente nombrado embajador de la marca Canterbury en España y este 2017 podréis verle y escucharle en Movistar+ con el 6 Naciones y en Eurosport con la Liga de División de Honor.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más División de Honor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies