Síguenos

Highlights

La contracrónica: Primera final superada, faltan 3

España solventó con eficacia y poca brillantez la primera de las 4 finales – no tengo en cuenta el partido final ante Georgia – que nos pueden llevar de vuelta a una Copa del Mundo 24 años después. Los Leones estuvieron atascados en ataque – sobre todo en el primer tiempo – pero aún así lograron anotar 7 ensayos que nos dan un punto bonus y que nos permite recortar en uno la diferencia con Rumania – que ganó a Rusia – y a falta de lo que Os Lobos haga hoy en Georgia ante los Lelos. De momento somos terceros en plaza de repesca y damos el primero de los 4 pasos que nos llevarán a Francia. Si España gana a Rusia, Rumania y Portugal estará en la Copa del Mundo.

Y es que estamos viviendo el REC más igualado que recordamos. Hay que mirar lo que sucede en cada campo y en cada partido de nuestros rivales pero si España hace sus deberes tiene en la mano poder jugar su segundo mundial. Antes de que los nuestros superaran con autoridad a los neerlandeses Rumania asestaba un golpe casi definitivo a Rusia en la lucha por la segunda plaza y el pase directo a Francia a los Osos. Los de Dick Muir no pudieron sacar nada positivo de su visita a los Oaks y ahora Los Leones pueden dar el golpe definitivo a un equipo que no pondrá las cosas fáciles. Rumania ganó 34-25 y lo más importante – aparte de mermar las opciones rusas – no sumó el bonus ofensivo.

Pero centrémonos en lo nuestro que al fin y al cabo es lo que nos tiene que llevar a Francia. España supo digerir primero las emociones tras lo sucedido con Kawa Leauma para sumar 5 puntos vitales. Los Leones han trabajado mucho el aspecto mental para que esos sentimientos se dirijan en la dirección adecuada. El homenaje al compañero caído fue un plus para los nuestros. El partido de España no fue brillante, pero si práctico para lograr el objetivo. 7 Ensayos que pudieron ser algunos más si en la primera parte la precipitación y los errores propios en zonas calientes se hubieran evitado. Los Leones volvieron. controlar la faceta de las indisciplinas y pese a conceder 2 castigos en los primeros 3 minutos de juego luego supieron encauzar el problema. De hecho terminamos con menos de 8 golpes – 4 de ellos en melé en la segunda mitad – lo que pone de manifiesto el compromiso por ser disciplinados del equipo.

España no estuvo fluida en ataque sobre todo en el primer tiempo y hasta que logró controlar las fases estáticas – Países Bajos empezó sólido en melé – no pudo imponer ritmo. El partido se fue madurando y decantándose de nuestro lado por la palpable superioridad de Los Leones en todos los sitios. Quizás los neerlandeses nos crearon demasiados problemas en el suelo ralentizando la salida del oval de los rucks y frenando el ritmo que el equipo quiere imponer en el juego. Sin duda algo que mejorar pero también hay que tener en cuenta que el equipo suele ir funcionando mejor a partir de la segunda semana de trabajo y ésta era la primera.

Claves para nosotros fueron el trio de Bayona. Los tres: Rouet, Ordás y Usárraga hicieron un buen partido en su vuelta al equipo. De hecho los tres «mojaron». Usárraga con mucho trabajo defensivo y apareciendo en ataque para culminar el trabajo de sus compañeros. Guillaume Rouet siempre vivo y buscando cómo hacer diabluras. Ordás aseado y atrevido en momentos manejó bien al equipo pero ante equipos más exigentes creo que la Güemes parte con ventaja. El apertura de Bayona salió del campo por sobrecarga en los gemelos y España terminó jugando con 14 ya que todos los cambios estaban hechos. Nada preocupante a priori en una decisión conservadora para no arriesgar de cara al trascendental choque de la semana que viene.

Partido notable también de Jordi Jorba que va recuperando su mejor versión. Seguro, incisivo y con personalidad para el joven jugador de la Santboiana que parecía haber perdido la carrera en el XV inicial ante Losada y Minguillon que tuvo que hacer las veces de zaguero ante las ausencias en esa posición. Sin Malie y Bell es una opción clara para la posición de 15 y no desconocida para él, pero es en el ala donde de momento ha dado su mejor versión con España.

El partido tuvo poca historia y terminó cayendo por su propio peso. Pudimos disfrutar de algunos minutos de Belie y dejó muestras de su calidad. Se comió dos retardos de la defensa neerlandesa pero buscó fluidez en el ataque español. Sin duda una gran noticia de un jugador con mucha experiencia y que nos va a aportar mucho en lo que se nos viene por delante. Decía Santos tras el partido: «Tenemos 4 aperturas con los que me la jugaría ante cualquier rival». Cuando siempre hemos carecido de profundidad de jugadores en una posición clave ahora Ordás, Güemes, Vinuesa y Belie nos dan una rotación más notable.

España solventó un partido raro y ahora llegan las 3 etapas más duras. Santos reforzará el equipo para jugar con los Osos. Delante entra Thierry Feuteu para apuntalar la primera línea. Junto a él se incorporan dos terceras líneas como Guibouin y Quercy, más Lucas Guillaume que pese a no estar ante Países Bajos si estará en Sochi. Atrás también habrá novedades. Kerman Aurrekoetxea vuelve al equipo tras su buena ventana de noviembre y haber debutado con Biarritz en Top14 y se suman Iñaki Mateu y Charlie Malie, tal y como decía el seleccionador nacional ayer en rueda de prensa tras el partido. Veremos si Joan Losada puede sumarse al equipo tras haber superado el Covid.

La batalla de Sochi no será fácil pese a la derrota ante Rumania. Los Osos van a quemar todas sus bazas para alcanzar el tercer puesto. «No están descartados en la carrera para el mundial. Posiblemente la plaza directa la tengan muy complicada pero tienen opciones de repesca. Mientras estén vivos van a ir a muerte. Si nos ganan y ganan a Portugal a domicilio estarán ahí» decía Santos. Los antecedentes recientes ante Rusia son favorecen y que vengan de derrota puede que también. Si el partido se les complica desde el inicio puede que bajen definitivamente los brazos. Aunque todo eso es un espejismo porque a esta Rusia no la conocemos. La llegada del nuevo staff Boke con Dick Muir a la cabeza y la entrada de nuevos jugadores en la rotación hacen de los Osos un equipo más impredecible aunque su ADN es muy marcado donde la faceta física seguir mandando.

«Todos los partidos son cruciales pero estoy convencido que sí lo ganamos vamos al mundial» sentenciaba Santiago Santos en sala de prensa. El técnico de los Leones sabe que el partido de Rusia es el principal escollo que nos queda por delante. El jugar como visitantes y reducir las pelea por las dos plazas con 3 aspirantes es clave. Además nos encauzaría en un círculo virtuoso de confianza para afrontar los partidos de Rumania y Portugal en casa. «Si lo ganamos nos cargamos de moral. Hay momentum. Entramos en una espiral positiva que nos comemos a los rumanos. No es lo mismo recibir a Rumania y Portugal por delante en la clasificación y si logramos hacerlo tengo fe en equipo y con ese subidón de adrenalina: Nos los comemos. Ahora hay que ganar en Rusia.» concluía Santos.

España ha dado el primer paso en este REC 2022 que tiene destino Francia. Quedan 3. Los nuestros trabajarán en Guadalajara hasta el miércoles, viajarán el jueves, harán el Capitan’s run el viernes para jugar el sábado.

Director Editorial & Publicidad de La Revista 22

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más Highlights

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad