Síguenos

Highlights

Pacote Blanco: “Lo que se pretende creando APOME es mejorar”

©JCR Photo. El quesero Francisco Blanco.

Os dejamos la entrevista que José Manuel Ibáñez le hizo a Francisco Blanco con motivo de la creación de APOME, nuevo sindicato de jugadores en el rugby español, en el Nº120 de la edición impresa de Veintidós.  

Francisco Blanco: Pacote para el aficionado de rugby, es uno de los iconos recientes del rugby español. Todo campeón con el VRAC- en diferentes etapas porque paso por Cisneros –  internacional español en todas las categorías, se le recuerda siempre junto a su hermano Alberto ya sea vestido de azul quesero o de rojo de los Leones.  Ahora, el bravo pilier vallisoletano ha cambiado las melés por el despacho. Una realidad a la que muchos jugadores tienen que enfrentarse para dar paso a su vida laboral. Pero Pacote es un tipo singular que tenía que seguir ligado al rugby de alguna manera. En 2016 asumió la responsabilidad de formar parte de la Comisión Delegada de la FER y ahora será la cabeza visible de APOME la nueva asociación de jugadores de rugby que toma forma para promover y desarrollar los derechos de los jugadores y jugadoras de rugby, el estudio de sus necesidades y  para poder dar soluciones a los problemas de sus asociados. Quisimos conocer más del proyecto de la mano de Francisco Blanco. 

R22.- Antes de nada, ¿Cómo estás? ¿Cómo has vivido todo este jaleo de la cuarentena, el coronavirus,…?

F.B.: Hola Revista 22. 

Pues al principio un poco asustado, todo parecía muy surrealista, nunca habíamos vivido una situación similar y las noticias que llegaban en cuanto a infectados, fallecidos y paralización de las actividades eran muy preocupantes.   

Con el paso de los días ya algo mejor, pero bueno no hay que perder el respeto al virus. Ahora parece que se empieza a ver un poco de luz verde, espero que no haya recaídas y tengamos que volver al confinamiento estricto de los primeros días. 

R22.- ¿Cómo es la vida de Pacote Blanco alejado del rugby de primer nivel? ¿Cómo te quitas el gusanillo?

F.B.: Dejé el rugby de primer nivel porque cada día me resultaba más difícil compaginarlo con la vida laboral. Lo hice pensando que tendría más tiempo para mí, pero lo que he hecho ha sido traspasar las horas que dedicaba al rugby al trabajo que tampoco es bueno.  Lo mejor de esta decisión es que los lunes me despierto sin dolores… 

El mono de rugby este año me lo he quitado entrenando los viernes a los Sub-10 del VRAC y jugando algún partido con los veteranos que me lo he pasado fenomenal, he pasado a un rugby más social. 

R22.- Pese a haber dado un paso al lado en el rugby, imagino que por la imperiosa realidad del mundo laboral, has querido seguir asumiendo la responsabilidad de formar parte de la comisión delegada como representante de los jugadores… ¿Habrán sido días duros y de mucha reflexión?

F.B.: Si, así ha sido. 

Me presenté para formar parte de la CD como representante de jugadores, en el año 2016, cuando se constituyó la actual Asamblea, este órgano también requiere de bastante dedicación, pues todo lo que afecta a reglamentos, como a partidos y competiciones, aprobación de calendarios, presupuestos… pasa por la CD. 

En estos pasados días, con el tema del COVID y la imposibilidad de jugar en un futuro próximo, el CSD ha descargado en las CD de cada federación española funciones que superan ampliamente sus competencias, para resolver las competiciones de la temporada 2019/2020, con la única premisa que desaconsejan escoger la opción de “año en blanco”, y en el rugby esta reflexión es complicada, puesto que el formato de competición que tenemos las ligas regulares solo sirven para darte plaza para la disputa del campeonato, el ascenso o el descenso. Y más, cuando en deporte todo lo que no sea resolver los resultados en el campo, no es del todo justo.

En fin, decidimos por opciones diferentes para el masculino y femenino, en el caso del femenino nos equivocamos puesto que con la decisión que adoptamos se podría alterar la temporada 2020/2021, aunque después rectificamos. De todas las formas, han sido días muy difíciles, con toma de decesiones con mucha responsabilidad, ya que todas las decisiones posibles tenían alguna consecuencia negativa para algún club. 

En definitiva, sabíamos que cualquier decisión que no fuera resolver las competiciones en el campo con resultados reales no iba a ser justa. Igualmente, tampoco entiendo porque el CSD no ha dado unos criterios homogéneos para todas las federaciones con ligas regulares para resolver sus competiciones, pues la mayoría de las CD de las federaciones españolas están teniendo problemas similares o mayores a los que hemos tenido en el rugby.  

R22.- ¿Cómo surge la idea de crear una nueva Asociación de Jugadores?

F.B.: Esta idea, que no es nueva, lleva mucho tiempo sobrevolando el panorama del rugby español. Ya hubo un proyecto que lideró Leandro Fernández-Aramburu, que puso los primeros cimientos, y ahora no suena tan revolucionaria como parece que sonó al principio. 

El rugby ha crecido, tiene más importancia en sociedad como demuestra el aumento de las fichas. Vivimos en una sociedad y hay sinergias entre los distintos deportes, no somos futbol ni baloncesto, pero de observar y escuchar la realidad de otros deportes en España con cierto volumen de federados, vemos que la mayoría de deportes tienen su asociación de jugadores y jugadoras. Hablando con deportistas de baloncesto, de balonmano… te indican que para ellos como deportistas les resultado de gran utilidad estar asociados.

En todos los colectivos existen reivindicaciones, hitos a conseguir, cosas que corregir. El rugby no es un colectivo diferente, aunque presumimos que nuestros valores son los mejores. De la unión nace la fuerza.  Hay necesidades, problemas, individuales y colectivos. La mejor forma de buscar soluciones y canalizarlas, es que los jugadores, como elementos fundamentales del rugby, se unan. Es un elemento más de crecimiento del rugby.

La creación de una asociación no es más que representar y atender las necesidades de los deportistas en su vida deportiva, que los jugadores tengan una herramienta que les represente y ayude tanto en las reivindicaciones, como en la búsqueda de soluciones. 

Si quieres descender al plano practico y como el elemento más importante es velar por la seguridad de los jugadores, y por su salud y cobertura de lesiones. Estado de campos de juego, consulta en la confección de calendarios…Y ya si la Asociación ayuda a que se negocien los derechos y deberes laborales de los jugadores y jugadoras seria fabuloso.  

Por todo lo anterior se decidió que la esta asociación tuviera un carácter sindical, puesto que ayudaría a la consecución de los objetivos expuestos. 

La formación de esta Asociación ha sido bastante abierta, hemos pedido opiniones, información, ayuda a otros expertos en este tema. Como digo, los promotores hemos obtenido muchas ayudas desinteresadas, tanto es así, que, con el tema de la denominación, la diseñadora gráfica de Hernani Olaia Toral Simón nos ayudó bastante. Decidimos que el nombre de la Asociación de Jugadoras y Jugadores de Rugby, debía tener un nombre que sus siglas se pudiesen leer y AJJR resulta ilegible, y nos sugirió que la llamaros APOME de “APOyo a la MEle” nos gustó y así acordamos.  

R22.- ¿Cuáles van a ser los principales objetivos de la Asociación y quién la compone?

F.B.: En los Estatutos de APOME que hemos desarrollado, los objetivos son bastante amplios, pero si me dices los principales, serian promover y desarrollar los derechos de los jugadores y jugadoras de rugby, y el estudio de sus necesidades, para poder dar soluciones a los problemas de sus asociados. 

Y sobre quien la componen, la Ley de asociaciones sindicales te dice que debes definir el ámbito territorial de la asociación, y si queremos que esta Asociación abarque a todo el rugby nacional debemos tener ámbito nacional, esto es, que la puedan componer todos los jugadores y jugadoras que jueguen o hayan jugado en ligas naciones que ahora son DH y DHB, no obstante, por estatutos hemos acordado que se pueden asociar jugadores/as que jueguen en el extranjero, jugadoras/es que jueguen en otras ligas y quieran asociarse, igualmente los jugadores/as que estén retirados, buscamos que sea una Asociación amplia, que quien quiera asociarse lo pueda hacer, esto es algo totalmente voluntario.  

R22.- ¿Es posible un nuevo marco jurídico para el jugador español en una competición que no se quiere que abandone el amateurismo?

F.B.: Dentro de la asociación que promovemos, se pueden encontrar distintos grados de compromiso de la práctica deportiva. Igual que es bueno que los vecinos de un barrio se asocien en una asociación, también cabe que los comerciantes de ese barrio se asocien y traten de resolver sus problemas específicos. Hay muchas reivindicaciones y problemas comunes. Otros son específicos de un profesional o de un amateur. 

En cuanto a lo que preguntáis sobre un posible marco jurídico que abandone el amateurismo, todo tiene que ir paso a paso.

Yo creo que el paso al profesionalismo en el rugby va unido a la negociación de un convenio colectivo que regule como categoría profesional al jugador y jugadora de rugby, así como también se podría regular la categoría profesional de entrenador. Este convenio colectivo se debe negociar conociendo y atendiendo a la realidad del rugby español, personalmente entiendo que después de la situación provocada en España por el COVID habría que revaluar el estado de los operadores del rugby, hasta el fututo próximo de las competiciones es incierto. El panorama está complicado, pero si con la creación de APOME empezamos el camino, en un futuro podremos estar orgullos de haber puesto un granito de arena.  

Por otro lado, en una de las primeras reuniones que tuvimos los promotores y promotoras de esta Asociación, vía zoom con más de 40 personas presentes, uno de los temas que se planteó es que en España no hay más del 20% de los jugadores que juegan en ligas nacionales DH F-M y DHB F-M que tengan cierto grado de profesionalismo, entendiendo esto en términos de recibir remuneración salarial, no en términos de dedicación de horas a la práctica deportiva.

La idea es que esta Asociación atienda a todas las necesidades de sus asociados independientemente de la liga en la que estén. Por tanto, hay realidades diferentes y consecuentemente, necesidades diferentes.  Y por ahora, la realidad es que para la mayoría de jugadores de rugby lo que nos interesa es jugar al rugby en el mejor campo posible, con las mejores medidas de seguridad, que en caso de lesión las prestaciones mejoren y las empresas para las que trabajamos nos pongan las menos trabas posibles. Así como promover una mayor formación en el sentido más amplio del término.

R22.- El jugador es parte fundamental del juego. El protagonista principal. ¿Sentís ese reconocimiento por parte de las instituciones a la hora de tomar decisiones que van a tener impacto en vosotros?

F.B.: Es cierto que el reconocimiento hacia los jugadores y jugadoras cada vez es mayor, pero todavía no es del todo suficiente. Puede que en muchas ocasiones este escaso reconocimiento venga porque el jugador no haya tenido una plataforma que le representase y no haya podido expresarse.  

R22.- En qué sentido. ¿Qué podemos cambiar?

F.B.: Durante este tiempo de confinamiento desde este proyecto de Asociación, hemos contactado con diferentes sindicatos de rugby como PROVAL que es el francés y con IRPA que es el sindicato internacional de jugadores de rugby. Nos comentaron como es su funcionamiento y como trabajan en dos vías, la primera formando parte de los grupos de trabajo de las propias federaciones y las ligas; y la segunda vía es asesorar y mediar en los problemas que surgen a los jugadores.  

También, hemos contactado con la Asociación de Jugadores de Balonmano y su gerente nos informó sobre el desarrollo de su trabajo y funcionamiento, 

Lo que se pretende creando APOME, no es cambiar nada, es mejorar. Es crear una herramienta por y para las jugadoras y jugadores que les pueda representar y ayudar a mejorar su vida deportiva que influye tanto en du vida personal. 

R22.- Durante años – con Leandro Fernández-Aramburu al frente – hubo una asociación de jugadores que al final terminó muriendo. Llámalo falta de unión, de momento inadecuado,… ¿Por qué es necesario ahora de nuevo?

F.B.: Si, con Leandro he intercambiado muchas horas telefónicas. Me contó un poco su experiencia, así como los aspectos en los que se debería de incidir. El también fue representante de jugadores en la CD y conoce perfectamente el rugby nacional. El trabajo de Leandro fue muy importante pues fue el primero que puso esta idea de Asociación encima de la mesa. 

En este caso, la necesitad no es un término absoluto.  Sí que es cierto que los tiempos han cambiado pero los elementos han siendo siempre los mismos, sin embargo, hay que buscar mejorar y el mundo del rugby ha crecido. Los jugadores deben de poner su grano de arena, una asociación siempre aporta, no resta.

R22.- ¿Dará cobertura al rugby masculino y femenino?

F.B.: Por supuesto, si queremos crear una asociación fuerte y con legitimación debe representar a todo el rugby que está formada por jugadores y jugadoras de rugby. Se buscar la mayor representatividad, por ello tanto chicas como chicos debemos ir de la mano.

La mayoría de los problemas, de los retos son comunes. Somos veinte los promotores de esta Asociación, 10 chicas y 10 chicos. Queremos que sea una asociación paritaria. 

R22.- ¿Estará la asociación abierta a los extranjeros que juegan en España?

F.B.: Si, si pretendemos que APOME tenga una gran representación de jugadoras y jugadores de rugby, debemos de contar con todos los deportistas que jueguen en ligas nacionales, independientemente de donde vengan y así lo recogemos en los estatutos. Cuantos más asociados seamos más legitimación podremos tener a la hora de ser tenidos en cuenta.  

R22.- ¿Cuáles son las principales inquietudes de los jugadores o qué feedback os están dando sobre qué temas son los que más les preocupan?

F.B.: La realidad del rugby español es muy amplia y variada. Hay dos realidades, los que son amateurs y los que son profesionales. 

En el rugby amateur los principales problemas son el estado de campos, y problemas que tengan que ver con la salud, las lesiones que les puedan acarrear problemas en sus trabajos, compaginar con estudios.

Y en los jugadores profesionales, la principal inquietud son las condiciones laborales.  

R22.- Entiendo que la asociación no sólo velará por el jugador en un plano laboral – jurídico, sino que estará pendiente también desde un plano sanitario, de salud, y para evitar las secuelas de las conmociones por ejemplo…

F.B.: Si, así es, se están creando diferentes grupos de trabajo entre los que, por supuesto está el grupo salud. Este es el tema más importante en el que como te he indicado coinciden todos los actores.

Pero también queremos que haya otro de formación que intente buscar promociones en cursos y centros de formación, o planes de empleo para los asociados, así lo hacen en PROVAL y en las asociaciones de deportistas españolas. 

R22.- ¿Cómo van los plazos de constitución y cuándo estará plenamente operativa para velar por los derechos del jugador?

F.B.: Hemos presentado los Estatutos de APOME, tras la firma del acta fundacional, en el Depósito de estatutos de las organizaciones sindicales. Por las especiales circunstancias que estamos viviendo, los plazos administrativos están paralizados, y entiendo que tardaran en darnos una respuesta. 

En este sentido queremos hacer las cosas de forma prudente y ordenada, cuando obtengamos la personalidad jurídica y plena capacidad de obrar empezaremos nuestra andadura, todavía no la tenemos y parece que tardará. 

Tampoco queremos ir por partes, cuando tengamos todos los aspectos estudiados y definidos lo lanzaremos, ahora todavía estamos en proyecto, avanzado, pero proyecto. 

R22.- Os deseamos suerte en el proyecto que sin duda ayudará a salvaguardar los intereses de los jugadores, velar por su seguridad,… Gracias por este ratito de charla.

F.B.: Muchas gracias a vosotros por interesaros por el proyecto, y esperemos que APOME pueda solucionar problemas de todos los jugadores y jugadoras y en definitiva les sea útil para su vida deportiva. Y aunque los resultados no los veamos de forma inmediata, esperemos que los que vengan detrás se puedan beneficiar del trabajo de esta Asociación. 

Un abrazo fuerte, espero que toda esta situación pase pronto y volvamos con mucho rugby. 

Director Editorial & Publicidad de La Revista 22

1 comentario

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Highlights