Síguenos

División de Honor

Cronología de una guerra inoportuna

Ilustración: CachaPhotography

En estos días de confinamiento estamos asistiendo a un duro enfrentamiento entre la Federación Española de Rugby y la Asociación de Clubes de División de Honor (ANCRDH) debido a las decisiones provocadas por el aplazamiento o la suspensión de las competiciones nacionales de rugby tras la irrupción del coronavirus. Un conflicto que ha vivido diferentes capítulos que pasamos a detallar para delimitar el escenario y las posturas de ambas partes. Todo arranca el pasado 12 de marzo, cuando el Consejo Superior de Deportes acuerda la suspensión de todas las actividades deportivas en España como medio de prevención en la lucha contra la pandemia. A partir de ahí arranca la siguiente secuencia de hechos:

1º- REUNIÓN DE LA COMISIÓN DELEGADA PARA ESTUDIAR LAS MEDIDAS A TOMAR: El pasado jueves 19 de marzo Revista 22 desvela los planes de la Comisión Delegada de la Federación Española de Rugby, reunida ese mismo día en Comisión de Trabajo, para resolver el problema de calendarios con las diferentes competiciones programadas. En un primer punto se propone que el tiempo mínimo para poder volver a competir tras la reanudación de la actividad deportiva sea de dos semanas. En segunda instancia se habla de las categorías inferiores de clubes, donde se propone suspender las cinco competiciones (S-18, S-16 S-14, S-12 y S-10, S-8 y S-6) que debían celebrarse en mayo. También se propone suspender las competiciones de federaciones autonómicas y las Series Nacionales de 7. Sobre la División de Honor Femenina y DHB y Fase de Ascenso a DHBF, proponen esperar al 30/04 para evaluar, pero advierten que son necesarias tres fechas. Respecto a la Copa de la Reina se propone esperar al 30/04 para revalorar y/o decidir con las siguientes alternativas: Jugarlas tal cual (3 sedes y mismas fechas) o reducir a una sede en Madrid en la que se jugaría también el Challenge. En el punto 7 se propone suspender la competición Sub-23.

Y en los puntos 8,9 y 10 aparece el tema de conflicto, División de Honor, División de Honor B y los ascensos de las territoriales a Nacional. La Comisión de la FER propone que se jueguen las 5 jornadas pendientes la liga regular y que no se disputen los Play-Offs para decidir las diferentes posiciones en la clasificación final (campeón, descendido y 11º). Los escenarios que contemplan son finalizar la temporada a mediados de junio o en un caso más extremo jugar en agosto, una situación irreal para la estructura del semiprofesional rugby español y para muchos clubes que juegan en instalaciones municipales que están cerradas en esas fechas. Esto permitiría que se concluyesen las eliminatorias de ascensos y descensos, el gran dolor de cabeza para la Federación, por el deber contraído con los clubes que la disputan, alguno de ellos como Les Abelles o Industriales, con peso en la Comisión Delegada.

2º- CARTA DE LOS CLUBES DE DIVISIÓN DE HONOR A FEIJOO POSICIONÁNDOSE: Los clubes de la ANCRDH se reúnen y trasladan una posición única que propone suspender la temporada ante la imposibilidad de disputar el calendario establecido y con una situación extrema para jugadores y patrocinadores que aún se desconoce cómo acabará. Proponen que la temporada quede desierta y no haya campeones ni ascensos y descensos, algo que choca frontalmente con la intención de la Federación, que asegura a los clubes implicados en las fases de ascensos y descensos que se disputarán dichas eliminatorias.

3º-RESOLUCIÓN DE LA COMISIÓN: El día 20 de marzo se confirma lo adelantado por Revista 22: la Comisión Delegada desoye a los clubes de División de Honor y sigue adelante con su intención de congelar todo hasta el 30 de abril, tratando así de salvar las fases de ascenso y descenso de las diferentes categorías del rugby nacional. El resto de decisiones son las previstas en el documento y se asumen con naturalidad. Pero los puntos 8, 9 y 10 abren una guerra de comunicados que va escalando en tensión.

4º COMUNICADO DE LOS CLUBES DANDO POR ACABADA LA TEMPORADA: Pese a la decisión de la Comisión Delegada, los clubes de la ANCRDH emiten el 21 de marzo un comunicado en el que dejan clara su postura unánime de dar por finalizada la temporada. En el mismo informan que “tras conocer la propuesta de la Federación Española de Rugby de esperar hasta el 30 de abril para la decisión de suspensión o continuación de la competición, los clubes de la División de Honor de Rugby han decidido por unanimidad suspender todas sus actividades hasta el comienzo ordinario de la temporada 2020‐2021. Esta decisión viene motivada para que se puedan utilizar los recursos humanos de os que los clubes disponen en la ayuda de la emergencia nacional, ayudando a nuestra sociedad, así como por respeto a todas las familias que están sufriendo las consecuencias derivadas de la pandemia de coronavirus COVID-19″.

5º CARTA DEL CANDIDATO JUAN CARLO MARTÍN ‘HANSEN’: En medio de la guerra que ha estallado entre Federación y Clubes surge la figura de Juan Carlos Martín, Hansen. El candidato a la presidencia de la Federación Española de Rugby, que ya sabe que no habrá elecciones hasta 2021 debido a un Decreto Ley del Gobierno que pospone los procesos electorales por la pandemia, hace público el mismo día 21 de marzo un comunicado en el que aboga por mirar al futuro, trabajar juntos y cancelar todas las competiciones del rugby nacional: “Por desgracia el problema sanitario generado por el COVID-19 es de una transcendencia y dimensión mundial muy superior a lo que supone una competición deportiva de cualquier índole. Ahora, el foco y el músculo del mundo del rugby español debe estar unido, sin fisuras, en ayudar en la medida de lo posible a paliar la situación actual de crisis por la que atraviesa nuestra sociedad”.

6º RESPUESTA DE ALFONSO AL PRESIDENTE DE LA ANCRDH: Esa misma noche, la del sábado 21 de marzo, con nocturnidad (a las 23:39 de la noche) la FER respondía al comunicado de la LNR sobre su posición de fuerza advirtiendo que daban la temporada por finalizada. Feijoo, en una carta enviada por el secretario de la Federación a Macario Fernández Alonso Trueba, presidente de la ANCRDH, eleva el tono y tensa la cuerda: “calificar más que como una irregular, indebida y desafortunada intromisión en las competencias que, de manera exclusiva y excluyente, corresponden a la Federación, a través de sus diferentes órganos, en lo que afecta a la organización de las competiciones oficiales (art. 33.1.a de la Ley del Deporte)”.

Además la FER va más allá y advierte señalando en negrita el párrafo del texto: “Cuestión muy distinta es que, si alguno o algunos de los clubes que participan en la División de Honor Masculina, decide, por su propia cuenta y de forma individualizada, renunciar a su participación en la competición 2019-20, por las razones que sean, son perfectamente libres de hacerlo, pero deben ponerlo en conocimiento de la Federación –siempre de forma individual-, eso sí, siendo conscientes de que deberán asumir las responsabilidades disciplinarias correspondientes, en los términos reflejados en los artículos 37 y 103 c) del Reglamento de Partidos y Competiciones de esta Federación”.

7º COMUNICADO DE LA FER TACHANDO DE MENTIROSO AL PRESIDENTE DE LA ANCRDH: El domingo 22 de marzo la Federación emite un comunicado que recrudece definitivamente la guerra que mantiene con los clubes con el siguiente título: “Basta ya de mentiras que dañan la imagen del rugby español”. Desde Ferraz se cuenta le versión federativa desacreditando al presidente de la Asociación de Clubes de División de Honor, del que afirman “participó en la reunión de la comisión de trabajo celebrada el jueves 19 de marzo en la que expuso el punto de vista de la ANCRDH, unánime, según indicó. A pregunta de los miembros de la citada comisión, transmitió que los clubes se quedarían mucho más tranquilos si se suspendiera la Liga Sub 23 —una petición que la Comisión Delegada aprobó un día después— y admitió que se podía aplazar toda la competición al primer fin de semana de septiembre, para retomarla como la FER decidiera. Además, a la pregunta de la posibilidad de jugar en junio, algo que ya quedo claro que desgraciadamente iba a resultar complicado, el presidente de la ANCRDH dijo que los clubes sí lo harían, pero completando sus plantillas con Sub 23, si bien recalcó que quería que la Liga DH acabara como está en estos momentos”.

La versión federativa desvela más detalles de la participación de Macario en la comisión: “Es más, Macario Fernández dijo que encontraba «razonable» esperar y tomar la decisión el 30 de abril, precisamente lo que decidió la Comisión Delegada, aunque aseguró que lo mejor sería trasladar la competición a septiembre porque el 31 de mayo se acaban los contratos de los jugadores, los alquileres de pisos, etc… y que no sabía muy bien si también las licencias y los seguros, a lo que la comisión de trabajo le tranquilizó al confirmarle que los seguros duran hasta el 31 de julio y, en algunas territoriales, hasta el 31 de agosto”. Esta inoportuna guerra servida y ya se están escribiendo más episodios.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más División de Honor