Síguenos

Highlights

El bulevar de los sueños rotos

©Neil Cheek. Los Leones en la pasada ventana de noviembre.

Por Enrique Moscat – @enriquemoscat

El inicio del camino del XV del León en el Rugby Europe Championship ya está marcado en rojo en el calendario y los primeros rivales son dos mundialistas europeos: debutamos el día 10 de febrero ante Rusia en Madrid y seis días después visitamos a la archicampeona Georgia, que ha ganado nueve de las últimas once ediciones disputadas. Casi nada.

Eso sí, tras los test matches de la ventana de noviembre -ante Namibia y Samoa- todo se ve con algo más de optimismo de lo que se veía tras habérsenos roto los sueños de Mundial hace menos de un año en Little Heysel. No en vano, la selección española, pese a que contaba con numerosas bajas, dio buena cuenta del sempiterno campeón africano (34-13) y plantó cara a los samoanos en un partido marcado por las lesiones y por la extrema dureza de los polinesios.

RUSIA Y GEORGIA

Habida cuenta de que hay jornada de Pro D2 y de que la intención del binomio Santos-Aguirre es no forzar con los clubes franceses, de cara al partido ante Rusia se espera un equipo bastante similar al que se midió a Namibia: los TOP 14 que estén disponibles (con el posible debut de David Mélé, del que hablaremos más adelante), algunos Pro D2 que no sean titulares habituales en sus clubs (como Custoja o Tomás Munilla), bastantes jugadores de Fédérale 1 y lo más granado de la Liga Heineken.

Para el choque del día 16 de febrero en Georgia es de suponer que a Santiago Santos se le caiga algún jugador TOP 14 (recordamos que, además de la de Pro D2, también hay jornada en la primera competición francesa) y, seguramente, el equipo nacional que se enfrente a los temibles Lelos será más nacional si cabe. Por tanto, como casi siempre: misión (casi) imposible en Tiflis para los de Santos.

RUMANÍA, BÉLGICA Y ALEMANIA

Cantaba Sabina aquello de “por cada duda, un tequila” en su magnífica Por el Bulevar de los Sueños Rotos y, ateniéndonos a las incógnitas sobre qué jugadores estarán en los siguientes encuentros, tenemos para una buena borrachera. Sin embargo, sí podemos hacer varias consideraciones:

España-Rumanía (3 de marzo): Si bien hay TOP 14 y Pro D2, con lo que la disponibilidad estará supeditada a las “concesiones” que hagan los clubes franceses, la inmensa mayoría de los jugadores querrán medirse a los Oaks en el partido del morbo. Por tanto, salvo sorpresa, habrá muy buen equipo en un duelo que, tras lo sucedido en 2018, será mas a cara de perro que nunca.

España-Bélgica (10 de marzo): Al no haber jornada en las ligas profesionales francesas y teniendo en cuenta las connotaciones que tiene este enfrentamiento, se espera que el XV del León presente lo más parecido a su 23 de gala. Hay sed de venganza entre los nuestros y, si vienen todos los que tienen que venir, la paliza a los Diables Noirs puede ser de órdago.

Alemania-España (17 de marzo): En ese mismo fin de semana se disputan las jornadas 19 y 24 de TOP 14 y Pro D2 respectivamente, por lo que podemos esperar un 23 muy del estilo del partido ante Georgia, con la única salvedad de que haya algo importante en juego y, en ese caso, probablemente se intentaría de nuevo mover ficha en Francia.

MUCHO EN EL AIRE

Como se puede ver, a apenas un mes vista del pistoletazo de salida del Rugby Europe Championship 2019, todavía hay demasiadas incertidumbres en este año I del XV del León D.B. (después de lo de Bruselas). Entre los principales interrogantes tenemos las posibles retiradas de varios pesos pesados (Auzqui, Pinto, Moreno o incluso Ascarat), la disponibilidad de cracks como Malié o Rouet (este parece ser que vendrá a dos partidos) o las deseadas primeras caps de Derrieux o Mélé (este último, en caso de que finalmente acabe siendo seleccionable, algo todavía por confirmar). Salvo en el caso de estos últimos y de algún espoir destacado (Prieto, Álex Gimeno o Martín Alonso) no habrá ningún debutante “francés”. No esperen a Farré, Charles Giménez ni (de momento) a Samu Ezeala.

Dicen que el deporte siempre te da una revancha y, tras el infame Iordachescu y el sonrojante affair de los despachos, el rugby español ya la tiene. Su travesía por el Bulevar de los Sueños Rotos, que se inicia en Madrid ante Rusia, solo debe tener un destino final: Francia 2023.

Ojalá.

Dejar un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Highlights

Anuncios